Mentes Brillantes 2019

Home / Energía-Mer / Ayming augura las tendencias del mercado del gas y la electricidad para 2019

Ayming augura las tendencias del mercado del gas y la electricidad para 2019


Ayming, el grupo internacional de consultoría de business performance, organizó el pasado 22 de enero—junto con la Cámara de Comercio Hispano-Sueca y Madrid Network—  una jornada que tuvo como objetivo identificar y exponer los últimos datos y las nuevas tendencias del sector de la energía.

Gema Sanz, responsable de Desarrollo de Negocio de Madrid Network, fue la responsable de dar la bienvenida a Javier Diaz y David Puentes, los dos ponentes encargados de ponerle voz a la exposición. De este modo, Díaz, Manager Operations Performance de Ayming, abría la jornada con un análisis sobre la situación actual del mercado de la electricidad. “2018 ha sido un año nefasto para el mercado, resultando el más caro desde 2008 y suponiendo un encarecimiento de un 10% respecto a 2017”, aseguró Diaz. De acuerdo con su exposición, alguna de las razones que justifican esta situación son el encarecimiento de un 400 % del precio de los derechos de emisiones de CO2, el encarecimiento de las materias primas vinculadas a la producción de electricidad y el papel que ha jugado la gran hidráulica.

Javier Diaz

Durante su intervención, Javier Diaz destacó que las previsiones para 2019 no son favorables, dada la previsión de un aumento o mantenimiento del precio de los derechos de CO2 —principal referente del mercado actualmente— debido a la entrada en funcionamiento de la MSR (Reserva de Estabilidad del Mercado).

 A pesar de la posible corrección de los fundamentales, la cual podría agravarse de materializarse los miedos de una posible desaceleración económica a nivel mundial, las previsiones para el mercado diario de electricidad no son muy favorables si el mercado sigue manteniéndose inmune a las correcciones de los mismos. Ante este escenario, “una primavera climatológicamente activa o un cambio normativo que actualice los mecanismos de fijación de precio del mercado o en su defecto legislación que contribuya a la contención de precios, pueden hacer que la situación cambie”, reconoció Díaz.

Una vez expuesta la situación del mercado eléctrico, Diaz procedió a razonar la volatilidad que definió al sector gasista el año pasado. “2018 ha resultado ser un año muy volátil con una tendencia alcista generalizada, en la que se ha detectado ciertas correcciones puntuales hasta el último trimestre en el que el mercado cayó un 40 %. El año comenzó en los 66 dólares por barril, y aunque llegó a encarecerse un 30% en el mes de octubre, 2018 se cerró en los 56 dólares por barril, lo que representa una corrección del 16 %”, afirmó Díaz. Indicó también que el continuo pulso entre la OPEP y EE.UU. por mantener el equilibrio en la oferta ha marcado 2018 hasta el último trimestre, en el que crecieron las dudas sobre una posible erosión de la demanda.

Sobre el posible futuro del sector, Diaz reconoció que “el escenario más probable es que se sitúe en 65 dólares por barril con cierta tendencia ligeramente alcista a lo largo del año, cuya evolución dependerá de factores como la desaceleración económica, la producción de EE.UU. y la consiguiente respuesta de la OPEP”.

Tres preguntas clave

David Puentes, Director de Ayming, aprovechó su turno para exponer las que denominó como “tres claves en la compra de energía”. Así, explicó en detalle cuáles son las preguntas clave que deben hacerse y contestarse antes de realizar la compra: cuándo comprar, qué producto adquirir y con qué duración.

David Puentes

En lo referente a cuándo comprar, el director de Ayming reconoció que “para una gestión activa y eficiente es necesario definir una estrategia que se oriente a cumplir el objetivo marcado con el cliente, gestionar el riesgo de compra y monitorizar el mercado”. 

Para responder la segunda pregunta —sobre el tipo de producto que conviene adquirir—, Puentes aseguró que ante cualquier decisión de compra es necesario conocer previamente las opciones que está ofertando el mercado, pero también las ventajas y desventajas que pueden ofrecen en un determinado momento. 

Por último, en cuando a la duración, Puentes asesoró a los asistentes sobre dos aspectos críticos que deben tenerse en cuenta a la hora de la compra de energía: el momento de la compra y la duración del contrato. “Para determinar ambos factores es necesario disponer de la información de mercado de forma actualizada, es decir, saber qué justifica los comportamientos que se están registrando en el mercado y disponer de la información conveniente durante el proceso de licitación para valorar posibles duraciones del contrato” razonó Puentes a modo de conclusión.

La jornada concluía con dos ejemplos de casos reales que, tras haber pasado por la mano de la propia Ayming durante el pasado 2018, demostraban y daban mayor credibilidad a las teorías y razonamientos expuestos durante la jornada.

Sobre Jon Caballero

Te puede interesar

Los ingresos del sector de mantenimiento técnico se elevan por encima de 8.400 millones en 2018

Según el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA, el mercado de mantenimiento técnico de edificios e …

Publicidad

Iguazuri
Northgate
La-Parrilla

Actualidad de la eficiencia energética en la construcción

Actualidad de la minería energética

Actualidad de la construcción naval