¿Cómo impacta el confinamiento por Covid-19 en la factura de la luz?

Debido al estado de alarma, sancionado el pasado 14 de marzo en España, la población debe estar en confinamiento y con restricción de movimientos en las ciudades con el objetivo de disminuir el contagio por Covid-19. De esta manera, la mayoría de consumidores han tenido que trasladar consumos que hacíamos fuera de casa a nuestro hogar, trabajo, estudios, cocina o entretenimiento. Debido al aumento de la presencia en las viviendas, el consumo energético se ha incrementado en las últimas semanas. De hecho, según los datos de Lucera el estado de alarma incrementa un 20,3% el consumo entre semana y un 13,1% el fin de semana (18,2% de media en total). Además, el 50% del consumo se realiza en horas valle por lo que contratar discriminación horaria supone un ahorro medio de 8-10€ al mes para más del 90% de los hogares españoles.
Para el estudio, se han analizado millones de datos como los consumos horarios de los últimos 12 meses y datos específicos de los hogares (tipo de vivienda, personas en el hogar, sistemas de climatización, electrodomésticos…) de los 35.000 clientes de Lucera. Sus expertos han procesado este enorme volumen de datos mediante tecnologías como Big Data, Cloud Computing (incluso la ciencia del comportamiento)… que llevan varios años utilizando para mejorar la experiencia de sus clientes y ayudarles reducir su factura de la luz.

Cambio de hábitos debido al confinamiento
Al permanecer más tiempo y realizar todas las actividades en el hogar nuestros hábitos y rutinas se han modificado. Por ejemplo, nos levantamos 1 hora más tarde ya que no hay que trasladarse hacia el trabajo, ahora cocinamos y comemos en casa, lo que refleja un pico de consumo al mediodía y en la cena. Además, al llevar a cabo la jornada laboral (además de los estudiantes y el entretenimiento de los más pequeños) en casa el gasto energético se traduce en el uso intensivo de portátiles, móviles, iluminación, etc.) alargando ligeramente el día.

Durante el fin de semana también se han modificado los horarios de consumo ya que es cuando mucha gente aprovechaba para salir a comer y cenar fuera y ahora tienen que hacerlo en casa. Además de otras actividades de ocio como ir al cine, espectáculos, compras, eventos deportivos.

Ante este panorama y para aprovechar que ahora que tenemos más tiempo, la compañía señala las 3 mejores recomendaciones para ajustar para siempre la factura de la luz y las 3 mejores para ser más eficientes mientras dure el estado de alarma hasta retomar la rutina habitual:

  1. Aprovecha la discriminación horaria (DH): Lo primero que debemos comprobar es si tenemos contratada la DH, revisando si en las condiciones de nuestra factura dice algo como “contrato ATR o contrato de acceso a la red” 2.0DHA o 2.1DHA. También debemos revisar si nos están facturando la energía consumida con uno o dos precios diferentes.
    Si tenemos DH, consumimos más de un 30% en horas valle y nos están facturando la energía con dos precios diferentes, genial, estamos ahorrando. Si se cumple lo primero pero nos están facturando un sólo precio, resulta que la que está ahorrando es tu compañía, gracias a ti.
    Lo bueno de la DH es que el 90% ahorramos entre 5-8€ al mes (60-100€/año) sin hacer nada. Si, además, ahora que estamos en casa, nos preocupamos de poner o programar la lavadora o el lavavajillas antes de las 13h o después de las 23h, todavía ahorraremos más.
  2. Revisa los precios de compañía: Es todo un reto pero ahora que tenemos más tiempo no tenemos excusa para descubrir de una vez por todas si nuestra compañía se está portando bien con nosotros, o no. Para esto debemos fijarnos siempre en el precio de la potencia y de la energía.
    Lo primero es revisar a qué precio nos están cobrando la potencia contratada que se mide en €/kW. Debemos tener cuidado con cualquier precio que esté por encima del coste regulado (0,104229 €/kW·día, 3,170298 €/kW·mes o 38,043585 €/kW·año).
    Antes de revisar los precios de la energía consumida debemos entender que pueden ser fijos, normalmente durante un año, interesantes para quien le resulte importante hacer una mejor previsión de los costes de sus facturas futuras a cambio de pagar un sobrecoste por asegurar ese precio. También están los precios variables (o indexados) que varían según los precios del mercado mayorista y hacen que ahorremos a costa de una mayor variabilidad en el importe de cada factura. Un detalle: los precios del mercado actuales son los más baratos de los últimos años.
    Ahora ya podemos comparar los precios de nuestra compañía con un comparador online como el de la CNMC (poco práctico porque sólo compara tarifas con precios fijos) o, mucho mejor, con el comparador de la OCU que compara todo tipo de precios y, además, nos avisa de algunas tarifas ‘cuestionables’ de algunas compañías. Nuestra recomendación después de analizar más de 200.000 facturas de todas las compañías: huye (rápido) de las ofertas super-fantásticas con nombres molones y descuentos que te obligan a contratar servicios complementarios que seguramente no necesitas o de aquellas de “falso altruismo” que están proliferando con la crisis.
  3. Revisa la potencia pero ten cuidado: Durante el periodo de alarma los autónomos y empresas que hayan reducido su actividad pueden reducir la potencia contratada mientras dure el confinamiento. Sin embargo, para los hogares no es el mejor momento para reducir la potencia porque el incremento del consumo en casa puede hacer que salten las protecciones más a menudo por utilizar demasiados equipos al mismo tiempo.
Suscrbete

Sobre ProfesionalesHoy

Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Te puede interesar

La directora general de Industria de la Generalitat señala que el sector energético será de los primeros en recuperarse

Matilde Villarroya, directora general de Industria de la Generalitat de Cataluña, ha calificado la innovación …

Publicidad

Iguazuri
La-Parrilla

Actualidad de la eficiencia energética en la construcción

Actualidad de la minería energética

Actualidad de la construcción naval