Producción TPI

Sarens apuesta por la eólica marina flotante

Sarens ha anunciado su apuesta por el mercado español, con el foco puesto en la industria eólica marina flotante. Para este 2021 cuenta con numerosos proyectos repartidos por toda la geografía española, que van desde las Islas Canarias, costa peninsular y ciudades del interior de España. También focalizará sus esfuerzos de expansión en otras áreas como la de construcción, nuclear o transporte de carga pesada.
Según estimaciones de Sarens, solo el 11% de los proyectos previstos para 2020 fueron retrasados a causa de la pandemia, y solo el 6% fueron reconsiderados, aunque no cancelados. Esto afectó a 439 proyectos valorados en 552.000 millones de euros planificados para 2020 solo en el sector de la elevación y transporte pesados en todo el mundo, siendo la industria de la construcción la más afectada
“Estos números demuestran el gran potencial del mercado internacional, a pesar del Covid19, y España no es una excepción, lo que representa una gran oportunidad para seguir creciendo nuestro negocio en diferentes industrias estratégicas donde Sarens ha demostrado verdaderamente, no solo sus capacidades técnicas, sino su acreditada solvencia liderando proyectos importantes y claves para la sociedad en su conjunto, así como el desarrollo económico y nacional”, ha comentado Dimitri Laurent, sales manager South Europe & Africa.
Tras varios años operando en el país, Sarens ha participado en diversos proyectos de importante calado en España, uno de los más recientes es el llevado a cabo en Cádiz, precisamente para la industria eólica marina flotante, en donde Sarens realizó el transporte y la descarga de dos ‘jackets’: el TEG de 7.513 toneladas y el TEH de 5.081 para el proyecto Tyra East Future. Ambos jackets fueron transportados al muelle desde el astillero del cliente y cargados en la barcaza de alta mar.

La importancia del offshore
Según el último informe de WindEurope, la patronal del sector eólico europeo, actualmente existen 25 GW de eólica marina ya instalada en 12 países, de los 230-450 GW previstos necesarios en 2050 para la descarbonización del sistema energético. Lo cual significa que aún se avanza a un paso muy lento. “Esto requeriría construir 7GW por año hasta 2030 y 18 GW anuales hasta 2050, por lo que España tiene una gran oportunidad de aprovechar la profundidad de sus aguas, desatando todo el potencial energético marino”, agrega Laurent.
Asimismo, el sector eólico marino flotante requiere de menos material para su construcción, un ciclo de instalación y desmantelamiento más corto, y es capaz de generar energía adicional a profundidades superiores a 50-60 metros. Además, la puesta en marcha de estos proyectos beneficiaría la creación de empleo en nuestro país y la consecución de los objetivos para combatir el cambio climático y de transición energética. Por esta razón, el desarrollo de la energía eólica flotante, donde Sarens posee una amplia experiencia, representa una oportunidad estratégica de crecimiento en España. De hecho, el primer parque eólico del mundo con turbinas desarrolladas especialmente para offshore, el Thornton Bank fase I en Bélgica fue instalado por Sarens.
No cabe duda de que España cuenta con un fuerte tejido empresarial, industrial y de innovación muy focalizado en la eólica marina flotante. Para Sarens, la previsión para este año es desarrollar un papel de liderazgo en esta industria “creando sinergias con otros sectores como la ingeniería civil y de construcción, que también se espera que tengan un gran crecimiento este año.” Concluye Dimitri.

Suscrbete

Sobre ProfesionalesHoy

Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Te puede interesar

Genera confirma su celebración en noviembre

El organizador ferial, Ifema, junto con el comité organizador de la feria, presidido por el …

Publicidad

Iguazuri
La-Parrilla

Dominio de Tares

Actualidad de la eficiencia energética en la construcción

Actualidad de la minería energética

Actualidad de la construcción naval