Producción TPI

La eólica marina, clave en la consecución de los objetivos energéticos y climáticos de 2030

El mar es, sin duda, una fuente muy poderosa de generación de energía. La cada vez mayor preocupación e importancia por el consumo de energía verde, ha propiciado que la energía eólica marina y la energía oceánica, así como la energía solar fotovoltaica flotante, adquiera una notoriedad que le permita perfilarse como un sector de gran prosperidad económica y competitividad, a través de la innovación tecnológica.

Según el último informe sobre Economía Azul presentado por la Comisión Europea, la energía eólica marina es actualmente la única con explotación comercial a gran escala, aunque se están desarrollando y probando otras tecnologías que permitan explotar la mar como fuente de energía limpia y renovable.

En este sentido, Europa se encuentra a la cabeza mundial en este tipo de energía, concentrando más del 90 % de la capacidad instalada total del mundo. Así, en la actualidad, la UE tiene una capacidad eólica marina instalada total de 22,1 GW de 5 047 aerogeneradores conectados a la red en 12 países.
En 2019 se pusieron en marcha nuevos aerogeneradores marinos, que se conectaron a la red a través de 10 proyectos. Esto trajo consigo 3,6 GW de capacidad adicional, situando a Reino Unido, Alemania, Dinamarca, los Países Bajos y Bélgica como los principales productores de energía eólica offshore de la UE.

Peso de la energía eólica marina de la UE

Analizando los últimos datos disponibles, de 2018, el Valor Bruto Añadido generado por la producción y transmisión de energía eólica marina fue de casi 1.100 millones de euros, un 1.276 % más que en 2009 (79 millones de euros). Los beneficios brutos, de 850 millones de euros, aumentaron un 1460 % respecto a 2009 (55 millones de euros). La facturación notificada fue de algo menos de 4 000 millones de euros, un 1.185 % superior a los 310 millones de euros contabilizados en 2009.

Por su parte, las inversiones netas en bienes tangibles alcanzaron los 884 millones de euros en 2018, aproximadamente un 1.268 % más que en 2009. La relación entre las inversiones netas y el Valor Bruto Añadido se estimó en el 81 %, similar al 82 % de 2009. Estas inversiones se están canalizando a través de unidades de innovación, desarrollo, exploración y producción en alta mar y aguas más profundas.

En lo que a empleo se refiere, el sector empleó directamente a 4.624 personas, frente a las 582 de 2009.

Creación de sinergias

Perteneciendo a una industria en la que la transversalidad es un aspecto inevitable, el crecimiento de la energía marina, en particular la eólica marina, ha posibilitado la creación de sinergias potenciales con el sector del petróleo y el gas en alta mar, con competencias necesarias para construir y mantener proyectos offshore y operar en entornos marinos hostiles. Pero, estas sinergias se extienden más allá del sector energético, abarcando el transporte marítimo, la infraestructura portuaria o la construcción y reparación naval.

Teniendo esto en cuenta, la expansión de la energía eólica marina a otros segmentos de actividad genera crecimiento económico y laboral para esos otros sectores, así como para la Economía Azul en general.

Las energías marinas en España

En el ámbito nacional, el sector de las energías del mar ha logrado nuevos hitos tecnológicos en la consecución de su objetivo final: la generación de energía de origen oceánico, la creación de un tejido industrial nacional y la contribución a los objetivos ambientales y energéticos europeos (y nacionales), tanto en el horizonte 2030 como 2050.

Así, tal y como indica la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA), son diversos los proyectos que se han puesto en marcha, logrando importantes avances tecnológicos, logísticos y administrativos.

En este sentido, la patronal afirma que la excelente red de centros de ensayo desplegada en España está siendo fundamental, pero no suficiente, para permitir el testeo de diversos dispositivos de energías oceánicas, monitorizar y conocer su comportamiento e implementar mejoras en los distintos ámbitos y subsistemas.

Basándonos en los datos presentados por APPA, el sector de las energías oceánicas aumentó su aportación al PIB nacional en 2019 hasta los 14,5 millones de euros. 11,2 millones correspondieron a la contribución directa y 3,3 millones fueron por la contribución inducida en otros sectores de actividad. En términos reales, esto supuso un crecimiento del 5 % duplicando la cifra del 2018 y superando en más de un punto la tendencia de crecimiento de los últimos años.

Estas cifras muestran una discreta continuidad, que supone un ligero crecimiento del sector y una positiva esperanza de futuro. Esperanza que está basada en factores como la mayor atención que empieza a adquirir por parte de la Administración Española y de organismos internacionales, la progresiva reducción de costes de las tecnologías renovables en pro de las inversiones financieras por parte de sector privado y el desarrollo de avances tecnológicos que se van implementando gracias a los diversos proyectos de demostración y optimización tecnológica.

De la misma forma, y coincidiendo con la Comisión Europea, APPA augura que el sector de las energías renovables del mar crecerá considerablemente a medio y largo plazo, produciéndose un aumento en su aportación al PIB, así como un refuerzo del tejido industrial y un repunte en la creación de empleo.

Por el momento, el sector de las energías provenientes del mar en España se encuentra trabajando activamente para lograr mejoras tecnológicas, financieras y de apoyo político e institucional. Este esfuerzo se traduce en el protagonismo que algunas de nuestras empresas tienen ya en proyectos de gran calado internacional.

Continuando en esta senda, la patronal hace hincapié en la necesidad de aprovechar la capacidad de trabajo de las compañías españolas, no solo a nivel nacional, sino internacional, a través de la eólica marina de cimentación fija y estructuras flotantes para la eólica marina de grandes profundidades.

Empleo

Dado su marcado carácter tecnológico e innovador, la mayoría del empleo generado por este segmento se sitúa en perfiles científico-tecnológicos, desarrollando sus actividades, principalmente, en el área de I+D+i.

En cifras, tal como indica el último informe publicado por APPA, en 2019 el sector de las energías del mar empleó a un total de 352 trabajadores. De esta cifra, 234 empleos fueron directos y 118 inducidos, lo que supone un aumento de 2,91 % respecto a 2018.
Si se tiene en cuenta la gráfica que se viene generando desde 2010, puede apreciarse que el sector se ha estabilizado por encima de los 300 empleos, creciendo año tras año y volviendo a marcar su máximo.

Presencia internacional

Como parte de la apuesta de España por la puesta en marcha de tecnologías y proyectos relacionados con las energías oceánicas, la nueva Junta Directiva de Ocean Energy Europe – OEE contará con dos representantes españoles durante los próximos tres años. Así, a la presencia de Francisco García Lorenzo, presidente de APPA Marina y CEO de Wedge Global, se sumará, hasta 2024, la de Pablo Ruiz Minguela, responsable de Energía de las Olas de Tecnalia. De esta forma, España refuerza su posición europea en el desarrollo de las renovables oceánicas.

“La innovación es crucial para conseguir tecnologías marinas fiables y competitivas. La Agenda Estratégica publicada en 2020 por la plataforma europea ETIP Ocean presenta acciones concretas a 2025 para superar los retos tecnológicos más acuciantes. Como miembro reelegido de la junta directiva continuaré con mi labor a fin de que el potencial tecnológico e industrial nacional esté debidamente representado en Europa”, ha declarado Ruiz Minguela.

Por su parte, el presidente de APPA Marina y CEO de Wedge Global, Francisco García Lorenzo, ha reconocido la diversidad de entidades como una muestra de la fortaleza del sector: “agradezco el interés y esfuerzo de todos los candidatos y traslado mis felicitaciones a los que han sido elegidos. La diversidad de representantes en cuanto a entidades, tecnologías y especialmente geografías dentro de la Unión es uno de los retos principales que la OEE debe alcanzar en los próximos años. Desde APPA Marina seguiremos trabajando para que la complementariedad entre los diferentes agentes y la convergencia industrial entre las diferentes tecnologías ayuden a crear una cadena de valor distribuida, sólida y competitiva para el despegue del sector”.

España cuenta con una importante representación en la OEE, dado que, además de los dos miembros en la Junta Directiva, distintas compañías nacionales son miembros activos de la asociación europea. Tecnalia, Plocan, EVE y Magallanes Renovables son algunas de las compañías que forman parte de esta entidad.

A estas entradas, se suma el nombramiento de dos nuevos miembros copresidentes para afrontar un periodo crucial en el devenir de las energías oceánicas. Simon De Pietro (DP Energy, Irlanda) y Patrik Möller (Corpower Ocean, Suecia).

Según indica APPA, los nombramientos llegan en un momento clave para el sector de las energías oceánicas, a medida que se intensifica el impulso hacia el aumento de escalas y la industrialización, y se acelera el cambio hacia fuentes de energía 100 % renovables.

Así, esta renovación en la Junta Directiva y en la copresidencia, conseguirá, según la patronal, que las energías oceánicas se posicionen como una parte clave de la descarbonización del suministro energético mundial.

Visión a largo plazo

Según la Visión Estratégica a Largo Plazo de la Comisión Europea, la capacidad eólica marina aumentará a 240-440 GW de capacidad para 2050, estimulando el crecimiento económico en las zonas costeras y en toda Europa. Se espera que la energía eólica marina desempeñe un papel clave en el camino hacia el cumplimiento de los objetivos energéticos y climáticos de 2030 y en el apoyo a la transición a una Europa neutral en el clima en el contexto del Acuerdo Verde Europeo.

Siendo Reino Unido el país con mayor capacidad instalada de energía eólica offshore (45 %) seguido de Alemania (34 %), Dinamarca (8 %), Bélgica (7 %) y los Países Bajos (5,5 %); hay una serie de países que se posicionan como futuros desarrolladores y competidores. Entre ellos, se encuentran Finlandia, Suecia, Francia, España, Irlanda y Portugal.

Sobre ProfesionalesHoy

Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Te puede interesar

Consejos para ahorrar luz si trabajas desde casa

El mar es, sin duda, una fuente muy poderosa de generación de energía. La cada …

Publicidad

Iguazuri
La-Parrilla

Dominio de Tares

Actualidad de la eficiencia energética en la construcción

Actualidad de la minería energética

Actualidad de la construcción naval