Bosch alcanza un crecimiento del 7,5 por ciento en España en 2016

 

Bosch cerró el ejercicio fiscal de 2016 en España con unas ventas de 2.300 millones de euros, alcanzando un crecimiento del 7,5 por ciento en relación con el año precedente, por lo que superó el crecimiento económico del país. Las ventas netas totales en España, incluyendo la facturación de las empresas no consolidadas y los suministros internos a las sociedades filiales, también registraron un desarrollo positivo, llegando hasta los 2.800 millones de euros. «España es uno de los mercados más importantes de Bosch en Europa. Para 2017, a juzgar por los buenos resultados obtenidos durante el primer trimestre, esperamos alcanzar de nuevo un desarrollo positivo de nuestras ventas”, aseguró Javier González Pareja, presidente del Grupo Bosch para España y Portugal. En 2016, Bosch aumentó su plantilla en España en 150 personas, hasta alcanzar unos 8.900 empleados.

 

Continuas inversiones en España

Bosch invirtió en España 102 millones de euros en 2016, lo que supone un aumento de más del 20 por ciento en comparación con el ejercicio 2015. «Estas inversiones, orientadas al futuro y al aumento de la competitividad de los diferentes emplazamientos, reflejan el compromiso de Bosch con nuestro país», afirmó Javier González Pareja.


Agricultura inteligente

En 2013, se creó la sociedad Bosch Startup GmbH con la intención de desarrollar nuevos negocios. La startup Deepfield Robotics está utilizando la experiencia de la compañía en tecnología de sensores para desarrollar soluciones, en estrecha colaboración con agricultores, consultores técnicos y asociaciones, que hagan frente a los desafíos crecientes en la agricultura.

Tras el éxito de «Deepfield Connect – Asparagus Monitoring», un innovador sensor que mide la temperatura del cultivo de los espárragos blancos, Bosch está lanzando otro sensor aplicado al cultivo de las fresas, que permite optimizar el sistema de riego y controlar los riesgos de sobrecalentamiento y heladas de los cultivos. El sistema es muy fácil de instalar y administrar, ya que está acompañado por una App (disponible para Android e iOS), que permite guardar los datos obtenidos del campo y enviarlos directamente al smartphone del agricultor, así como compartir esta información con el resto del personal que trabaja en el campo. Esto acelera la puesta en marcha de las medidas preventivas, por ejemplo, si el cultivo sufre un excesivo calentamiento. Bosch España acaba de firmar un convenio de colaboración con Freshuelva, asociación de productores y exportadores de fresas de la provincia de Huelva, con el objetivo de mejorar las tecnologías aplicadas para el control de la producción de fresas.

En relación con «Deepfield Connect® – Asparagus Monitoring», Bosch también ha firmado un acuerdo de colaboración con Consebro, una asociación de 119 empresas del sector agroalimentario del Valle del Ebro, para analizar cómo esta innovadora tecnología puede mejorar la productividad y el control de la producción de espárragos blancos.
Formación para luchar contra el desempleo juvenil

Bosch España promueve activamente la formación profesional dual de los jóvenes para ayudar a combatir el alto nivel de desempleo juvenil existente en España. Después de la primera exitosa implementación de un programa específico en 2014, Bosch ha vuelto a crear 50 nuevos puestos de aprendices en Alemania para jóvenes de España. Los aprendices comenzarán su formación en otoño de 2017.

 

Estrategia y perspectivas de negocio

Para el año 2017, ante las previsiones de un panorama económico moderado y de la incertidumbre geopolítica, Bosch pretende lograr un crecimiento de sus ventas a nivel mundial de entre un tres y un cinco por ciento. A pesar de las fuertes inversiones iniciales para salvaguardar el futuro de la compañía, el resultado está previsto que aumente. «El éxito empresarial de hoy nos da el margen de maniobra suficiente para dar forma al mundo de mañana», dijo Volkmar Denner, presidente del Consejo de Administración de Bosch. «Como líderes en innovación, estamos dando forma y llevando adelante la transformación», agregó Denner. Los puntos fuertes de esta transformación son los cambios en la esfera de la movilidad y la conectividad IoT. Para 2020, todos los nuevos productos electrónicos de Bosch contarán con conectividad. La clave está en la inteligencia artificial (AI). Durante los próximos cinco años, Bosch invertirá 300 millones de euros en su propio centro de inteligencia artificial.

 

Suscrbete