Alternativas sostenibles al césped en viviendas privadas

Las praderas de césped siempre han sido una buena opción para decorar nuestros jardines. Refrescan el ambiente en los calurosos días de verano y proporcionan una superficie perfecta para que los niños jueguen y corran con una erosión mínima. Sin embargo, las condiciones necesarias para que una buena pradera de césped prospere son en ocasiones poco sostenibles. Los altos niveles de riego que requieren unido a drenajes poco eficientes, hacen que las praderas tenga siempre un grado de humedad que las hace poco funcionales. El alto consumo de agua y los costes en mano de obra suponen un factor que…

Contenido exclusivo para suscriptores

Regístrese gratis y disfrute de todo nuestro contenido o inicie sesión si ya tiene una cuenta de usuario.