Xerojardinería: cómo tener un jardín bonito sin derrochar agua

El calentamiento global es una de las realidades más preocupantes de nuestro planeta. El clima es cada vez más extremo, lo que provoca periodos de sequía y episodios de lluvias torrenciales, como ocurre cada vez más a menudo en nuestras latitudes. El verano de 2107 ha registrado una temperatura un 1,6ºC por encima de la media y se ha convertido en el segundo verano más cálido desde 1965, por detrás tan solo del verano de 2003, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Desde Fernando Pozuelo Landscaping Collection se entiende que el paisajismo tiene la necesidad de adaptarse a esta nueva realidad, y una forma útil y ambientalmente sostenible es la xerojardinería.

Se trata de un estilo de jardinería centrado en reducir el consumo de agua empleando plantas resistentes y planteando diseños de jardines más funcionales en estas circunstancias. Su principal característica es el empleo de especies vegetales que exigen pocos recursos hídricos y adaptadas al clima de la península.

Otra de sus particularidades de este tipo de jardinería es «el empleo del riego automático y el de goteo, el cual es capaz no solo de reducir el consumo de agua hasta en un 90%, sino que reduce también la evapotranspiración de las plantas”, explica Fernando Pozuelo.

En este tipo de jardinería también se pueden plantear todo tipo de diseños, desde los más clásicos hasta los más modernos, empleando para ello distintas clases de plantas. En este sentido, es importante tener presente el contexto y las condiciones climatológicas, ya que existen muchas soluciones funcionales y estéticas para cubrir las zonas estanciales del jardín. “No es lo mismo estar en una zona lluviosa que en un terreno árido y de gran exposición solar. En estos casos, y más actualmente, es de vital importancia gestionar el agua de la forma más eficiente posible”, apunta el paisajista.

Aunque este tipo de jardinería es muy útil en el sur de España, y en áreas del Mediterráneo y en zonas insulares, cada vez se extiende a zonas del norte de la península donde va a ser cada más necesario teniendo en cuenta la escasez de lluvias.

Suscrbete