Jardines verticales para sanear el tráfico

La jardinería ha evolucionado para ser parte de un cambio necesario en nuestro planeta, uno de ellos, la necesidad de reducir la contaminación urbana. Mostramos tres ejemplos que ilustran la utilidad de los jardines verticales para sanear a grandes urbes.

 

Corredor verde en Sao Paulo

Con más de 6 km de muro, el corredor verde de la avenida 23 de mayo se ha convertido en el más grande jardín vertical de Sao Paulo y entra en los más grandes del mundo. Este muro, cubierto por grafitis de los artistas urbanos de la ciudad, fue bañado en ceniza debido a la gran contaminación provocada por el tráfico automotor.

La solución verde llegó mediante 10950 km cuadrados de jardín, 250 mudas y más de 30 especies plantadas. Fue necesaria la intervención de más de 150 personas, incluyendo arquitectos, ingenieros agrónomos y paisajistas para dar inicio a un proyecto para mejorar la calidad del tráfico, ya que los niveles de contaminación en la avenida eran alarmantes.

Basura reciclada para crear las mudas y un sistema de goteo para el regado de las plantas fue clave en la obra, así como su sistema de re-abastecimiento mediante agua de lluvia. Asimismo, fueron utilizadas más de 30 especies de plantas, las cuales se caracterizaban por su auto suficiencia y tolerancia a cambios climáticos.

Especies de gran tamaño, fáciles de plantar y trasplantar, y con la capacidad de oxigenar el deteriorado oxígeno del corredor fueron cuidadosamente seleccionadas. Por ejemplo, el Romero, planta aromática con la capacidad sanear el aire contaminado, además de helechos, ideales para absorber los gases producidos por la combustión CO2.

 

Puente Max Juvenal, en Aix-en-provence, Francia

Obra del renombrado botánico y paisajista Patrick Blanc, experto en el desarrollo de jardines verticales. Blanc usó como lienzo los 600 metros cuadrados de concreto vertical del puente Max Juvenal para para crear un hermoso jardín, el cual no solo contrasta con el paisaje urbano, sino que sirve para sanear el ambiente de esta ajetreada zona.

Este muro de 15 metros de altura fue cubierto por una cobija ecológica, la cual contiene unas 20000 platas de 200 especies diferentes, que adornan el paisaje urbano y absorben gran parte del CO2 y los gases contaminantes que genera, diariamente, el tráfico automotor. El jardín vertical del Puente Max Juvenal contiene, mayormente, musgo, pequeños helechos y arbustos enanos en su composición.

Un dato curioso de este particular jardín vertical es que las plantas no están adheridas al concreto o, mejor dicho, no son plantadas directamente en él, sino en pequeñas macetas hechas de lona o materiales reciclables. Esto facilita la conservación del jardín, evitando el deterioro de la estructura por la humedad generada por las plantas.

 

Proyecto Vía verde del Distrito Federal de México

Este proyecto fue planteado por la compañía Verde Vertical, empresa encargada de la creación y mantenimiento de jardines verticales, que busca de una forma natural contribuir con el cambio ambiental en la Ciudad de México.

La idea principal de este proyecto es implementar jardines verticales en las más de 700 columnas que sostienen el segundo piso del Periférico, unos 40.000 metros de jardines verticales, los cuales ayudarían a generar oxígeno en una de las principales vías de la CDMX, generando un nuevo un nuevo atractivo visual, apegado al slogan de la empresa: “más verde, menos gris”.

Los jardines tendrán un sistema de mantenimiento integral con sistemas de riego continuos, control de vía remota y re-abastecimiento por medio de la recolección de agua de lluvia. Por otra parte, el mantenimiento y desarrollo del proyecto puede auto-financiarse mediante la venta de espacios publicitarios en el 10% de las columnas de esta vía. En este momento, se lleva a cabo la prueba piloto de este proyecto, en 19 columnas del Periférico.

Los jardines verticales buscan ser parte del cambio que necesita nuestro planeta para sanear el medio ambiente. Estos proyectos tienen una premisa en común: generar aire puro en grandes urbes. La contaminación como consecuencia del desarrollo urbano es implacable. Por ello, los jardines verticales surgen como una alternativa al deterioro ambiental en las principales vías de comunicación urbana.

Fusión entre lo natural y lo urbano. Avenidas y puentes más ecológicos y atractivos al olfato y la vista. Los tres proyectos anteriores alzan la mano como referentes a una estrategia que requiere, ciertamente, una ambiciosa inversión, pero cuyos resultados a mediano y largo plazo están garantizados. Nuestros pulmones serán los principales beneficiados.

Fuente: Paisajismo Digital

 

 

Si quieres leer más noticias como esta suscríbete a nuestro boletín.