Entrevista con Paula Orozco, presidenta de la AECJ

El porcentaje de mujeres que ocupan un cargo directivo no es sólo un indicador del progreso de una sociedad, sino que se está convirtiendo también en un termómetro de la salud de su economía. Paula Orozco, presidenta de la Asociación Española de Centros de Jardinería, AECJ, es una de esas mujeres de una generación con ganas de afrontar nuevos retos. Ganadora de la octava edición de los Premios Joven Empresario AJE Cuenca, organizados por la Asociación de Jóvenes Empresarios, AJE, y CEOE CEPYME de Cuenca.

Desde su incorporación al negocio familiar, Viveros La Mezquita, en 2002, la empresa ha sufrido una miríada de cambios significativos que han hecho del negocio de su padre y abuelo, de marcada tendencia rural y agrícola, una entidad cosmopolita y ampliamente reconocida en la provincia de Cuenca.

Las sinergias con otras empresas de la provincia, trabajando de la mano en eventos y proyectos, colaboraciones con grados formativos, así como su ayuda al impulso de otros sectores, colocan a Viveros La Mezquita en una de las empresas más visibles de la región.

Exitosa empresaria, emprendedora, constante, perseverante y entusiasta, esta joven ingeniera técnica agrícola posee un espíritu innovador que de seguro la convertirá en una reserva moral y profesional de apoyo para futuras generaciones.

Ingeniera técnica agrícola, especializada en Hortofruticultura y Jardinería, máster en Prevención de Riesgos Laborales, formación como Auxiliar de Floristería, miembro del negocio familiar Viveros La Mezquita, desde hace casi dos décadas, así como de la Junta Directiva de la AECJ desde 2012, ¿en qué medida esta versatilidad le ayudará a desarrollar su nueva faceta profesional?

Como bien dices, mi perfil es muy polivalente. Lo que hace que pueda trabajar en varias áreas de un centro de jardinería, y con la experiencia de haber desarrollado el crecimiento de nuestro centro con mis padres y mis hermanos, y siempre con la ayuda de la AECJ, tengo una visión muy amplia de lo que es, lo que necesita, y cómo puede ayudar la Asociación a un CJ que esté empezando, o que lleve años en el sector.

Hoy en día manejar el timón de una asociación como la AECJ, con un reconocido background a sus espaldas, requiere grandes dosis de valentía, ¿qué le impulsó a tomar la decisión de asumir su nuevo mandato como presidenta?

La confianza de mis compañeros en la Junta Directiva, también la de muchos otros compañeros de Centros de Jardinería y proveedores. Desde luego su apoyo es la mayor dosis de confianza.

 ¿Cómo valoraría la gestión que ha llevado a cabo su anterior presidente, Oriol Batlle en el marco de Iberflora? 

Oriol ha sido un gran presidente, recordemos que durante su presidencia hemos sufrido la mayor crisis vivida en nuestro sector, ha estado presente en las negociaciones para la bajada del IVA, duras negociaciones de nuestro convenio colectivo. No ha sido fácil capear con todo esto, y ha conseguido sacar muy buenos datos. Por lo que Oriol seguirá vinculado a la JD por su experiencia y aportación.

¿Qué objetivos se ha marcado en su mandato como presidenta y en qué medida su trabajo va a sumar?

Reforzar todos aquellos servicios que son muy válidos y operativos para los socios, potenciar el incremento de número de CJ asociados para ser más importantes cara a la administración, y poder promocionar más el sector del garden como especialista del mundo del jardín. Que seamos un sector fuerte y reconocido.

Expogarden, congreso anual entre el colectivo de gardens y proveedores promovido por la AECJ, se celebrará este año del 31 al 1 de febrero en Córdoba. ¿Cuál será el slogan de este año?

Paula Orozco con Manuel Muñoz Vázquez, gerente de la empresa MMV.

El futuro del garden a medio plazo… nadie es capaz de vislumbrar qué puede suceder en el comercio a 5 años vista, y nuestros esfuerzos van a ir dirigidos a formar a los responsables y equipos de los gardens para que se afiancen como espacios de ocio donde experimentar, aprender, disfrutar y relajarse.

¿Qué medidas ad hoc se vienen adoptando desde la Asociación para promover la incorporación de nuevos socios?

Potenciamos la incorporación de gardens adheridos a las cinco centrales de compra existentes en España (Aliatgrup, Fronda, Jardiland, Jardinarium y Verdecora), ya que el objetivo de la AECJ es defender a los empresarios/as asociados. Cada año se incorporan una media de seis centros, pero nuestro nuevo reto es crecer a partir de ahora para ser un sector más potente.

“Nuestros esfuerzos van a ir dirigidos a formar a los responsables y equipos de los gardens para que se afiancen como espacios de ocio donde experimentar, aprender, disfrutar y relajarse”

La innovación es clave del desarrollo económico. ¿Qué nota le daría a los garden center en la asignatura de Innovación?

Todavía no es una nota alta porque hay mucho recorrido por hacer en nuestros establecimientos comerciales para que sean más completos y atractivos como la media europea. Es decir, incorporar más talleres, cursos, secciones de alimentación bio-eco, cafetería/bar, maquinaria doméstica, mucha más decoración, incrementar la sección de floristería y departamento de eventos. Visitando ferias y gardens de otros países te das cuenta de todo lo que se puede incorporar al negocio para ser más atractivo y rentable.

¿Qué cree que es lo que más caracteriza al colectivo de centros de jardinería en España?

El ser un sector con potencial y, como somos de carácter muy familiar, debemos ser una Gran Familia Unida. Hay muy “buen rollo” entre nuestros socios/as y eso favorece las relaciones comerciales e intercambio de información.

¿Cuáles son las mayores dificultades a las que se enfrenta hoy en día?

Envejecimiento de la clientela, desconocimiento del público del tipo de establecimiento, promoción del consumo de plantas de calidad… pero entre todos, tenemos opciones. Estamos muy activos con las redes sociales para contactar con el público más joven, realizamos campañas de promoción del tipo de negocio y editamos varias campañas de promoción para el incremento del consumo en nuestros centros y fomentar el ocio verde.

¿Qué tienen que aprender de los países europeos los garden center de España?

Lo que vemos en ellos cuando hacemos alguna visita profesional, es que en cualquier momento del año sus centros tienen una importante afluencia de público. Sus tiendas tienen una presentación espectacular, están vivas, producto estacional con buena respuesta por parte de sus clientes, y eso es lo que más “envidia” nos da, y lo que queremos conseguir, que nuestras temporadas “bajas” sean menos bajas.