Compost en agricultura. Confort y suelos saludables. Por Carlos Baixauli Soria


El compostaje es considerado como una técnica que permite aprovechar los residuos orgánicos que produce la sociedad y que pueden ser utilizados para mejorar los contenidos en materia orgánica de los suelos agrícolas. De esta forma, se puede hacer una gestión de cantidades de material que resulta muy problemática debido a cuestiones sanitarias y medioambientales. El compostaje es un proceso que permite la estabilización e higienización de los residuos orgánicos en condiciones controladas, al tiempo que se puede utilizar para mejorar los suelos agrícolas, evitando la destrucción, incineración o acumulación en vertederos.

Cuando el compost se obtiene con una adecuada combinación de residuos, puede dar lugar a un producto orgánico de excelentes propiedades para su uso agrícola. Podemos enumerar algunos de los efectos de un buen compost:

  • Mejora la estructura de un suelo.
  • Incrementa la disponibilidad de nutrientes.
  • El nitrógeno se encuentra en forma orgánica, que posteriormente se va mineralizando, pudiendo adaptar las necesidades del cultivo con un ajuste de la fertilización.
  • Ejerce un efecto positivo sobre la población microbiana autóctona de un suelo, y por esa razón puede reducir la incidencia de enfermedades de los cultivos.
  • Produce efectos beneficiosos similares a los bioestimulantes, y por lo tanto redunda en un mejor desarrollo de las plantas.

Recientemente, la Consellería de Agricultura de la Generalitat Valenciana ha aprobado un proyecto bajo el título: “Confort, compost para suelos saludables”. Este proyecto está liderado por la Universidad Miguel Hernández de Elche, y en él participa la empresa de zumos Agriconsa y el Centro de Experiencias de Cajamar. El objetivo del mismo es el desarrollo y validación de compost funcionales dotados de propiedades de alto valor agronómico. Todo ello en base al uso de flujos residuales agrícolas procedentes de la poda de los principales cultivos (cítricos, caqui, granado y paja de arroz), mezclados con lodos procedentes de la industria del zumo de naranja y caqui.

Aunque el agricultor cada vez aprovecha más los restos de poda de los cultivos mediante el triturado de los mismos en el propio campo, todavía se realizan quemas de estos con el consiguiente problema medioambiental y el riesgo de incendios.

Carlos Baixauli Soria

Es conocida la funcionalidad de la poda de naranjo, caqui o granado para mejorar el contenido en carbono y favorecer la aireación durante el proceso de compostaje. O el papel que juega la paja de arroz como estructurante durante este proceso. No obstante, el análisis y validación de distintas mezclas, junto con el lodo de la fábrica de zumos, permitirá obtener un compost con el suficiente grado de estabilidad que adicionalmente presente propiedades biofertilizantes y supresoras de fitopatógenos.

Si quieres leer más noticias como esta suscríbete a nuestro boletín.

Acerca de ProfesionalesHoy 4893 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy