Las nuevas variedades de olivo europeas se examinan en Córdoba

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de España reafirma a la Universidad de Córdoba como la institución encargada de realizar los exámenes técnicos de identificación varietal de olivo para el Registro de Variedades Comerciales y el Registro de Variedades Protegidas para toda la Unión Europea.

La renovación de este convenio de encomienda de gestión entre ambas instituciones se sostiene en la experiencia como referente en el estudio del olivar que posee la UCO y su Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y Montes (ETSIAM). Con este acuerdo, el trabajo que se venía desarrollando desde principios de la década de los 2000 se seguirá manteniendo durante cuatro años más.

Para el desarrollo y realización de los exámenes técnicos de identificación varietal de olivo se creó el Centro de Examen de Variedades de Olivo (CEVO), donde el personal implicado desarrolla los exámenes establecidos de acuerdo con los protocolos aprobados por la Oficina Comunitaria de Variedades Vegetales (OCVV) y en su defecto por las recomendaciones de la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV).

Este centro ha sido homologado por la OCVV como Centro de Ensayos para la citada especie.

Mª Ángeles Ojeda y Pablo Morello son los investigadores encargados de estos exámenes técnicos que comprenden trabajos de campo y laboratorio y que tienen por objeto comprobar que la variedad a registrar es distinta, homogénea y estable (DHE), en comparación con el resto de las variedades de una Colección de Referencia. Para poder llevar a cabo estos trabajos el CEVO cuenta con más de seiscientas variedades de olivo pertenecientes a la Colección de Referencia del Banco Mundial de Germoplasma de Olivo ubicada en el Campus de Rabanales, instalaciones de laboratorio, invernadero y campo de ensayos.

La duración mínima de los exámenes técnicos para las variedades candidatas es de cuatro años, ya que se necesitan dos periodos de fructificación de toma de datos.

Si tras el examen DHE se determina que una variedad que se presenta al registro de variedades protegidas es una variedad nueva, la OCVV concede el `derecho de obtentor´ que es una forma de derecho de propiedad intelectual donde la explotación de esa variedad requiere la autorización previa del obtentor.

El CEVO actualmente cuenta con nuevas solicitudes para registro que se someterán a examen en los próximos meses.

El futuro del sector del olivar pasa por la obtención y registro de nuevas variedades que posean caracteres de resistencia a enfermedades, adaptación a nuevos sistemas de recolección y al cambio climático, de ahí la importancia de esta encomienda.

Suscrbete
Acerca de ProfesionalesHoy 5118 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy