Los jardines verticales como asignatura en las universidades

El arquitecto Jordi Serramia asegura que, a pesar del incremento que se ha producido en los últimos años en el número de jardines verticales y cubiertas vegetales que ocupan nuestras ciudades, aún queda un importante camino por recorrer y, para acortarlo, apuesta por hacerlo desde las aulas proponiendo su estudio oficial. “El diseño y creación de jardines verticales y cubiertas vegetales debería impartirse en las universidades”, afirma el también cofundador de SingularGreen, una empresa especializada en la integración de la naturaleza en la arquitectura.

Jordi Serramia precisa que el estudio de jardines verticales y cubiertas vegetales puede resultar interesante, e incluso importante, para arquitectos, paisajistas, jardineros, ingenieros agrícolas y agrónomos o constructores, entre otros, y aboga por incluir una asignatura con esta temática en las carreras universitarias que forman a estos profesionales o por crear un Máster específico sobre la materia que puedan realizar estos y otros técnicos.

Serramia, que acaba de impartir en el Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) de Madrid el curso “Jardines verticales y cubiertas vegetales” ofertado por el proyecto LIFE-myBUILDINGisGREEN, opina que, aunque en España se ha avanzado mucho en esta materia y hay una concienciación general sobre la importancia de los jardines verticales y las cubiertas vegetales, aún faltan políticas activas que faciliten su diseño y creación en edificios públicos y privados. “Demasiadas cortapisas económicas e inacción de las administraciones públicas”, afirma el arquitecto que cita al Ayuntamiento de Vitoria, como un ejemplo aislado de una buena política medioambiental municipal por su gestión y continuidad en el tiempo.

Ventajas medioambientales

Más allá de la pura estética, la envolvente vegetal, formada por sistemas constructivos que permiten a la arquitectura la utilización de plantas como piel del edificio, tiene muchas ventajas como la eficiencia energética en las dos estaciones más duras, verano e invierno; la protección frente al ruido o al fuego; la mejora de la calidad atmosférica o el impulso de la biodiversidad. En definitiva, soluciones dan respuesta tanto a las exigencias de mejora de las condiciones interiores de las edificaciones como a muchas de las problemáticas que se presentan hoy en día en nuestras ciudades.

El curso realizado en el Jardín Botánico ha ofrecido a los asistentes —arquitectos, paisajistas o jardineros, principalmente—, los conceptos básicos y generales de los distintos sistemas que existen para crear jardines verticales y cubiertas vegetales y clases prácticas para aprender a construir estas estructuras.

Junto a Jordi Serramia, arquitecto por la Universidad de Alicante, en el curso también ha participado como docente Patricia Briega (Arquitecta por la Universidad de Alicante. Responsable del Departamento de Arquitectura y Formación en SingularGreen).

En España, las primeras empresas especializadas en la creación de jardines verticales y cubiertas vegetales se crearon en 2008, un total de tres. En la actualidad suman más de una decena y el volumen de trabajo ha crecido en esta década.

Suscrbete