Entrevista con Francisco Doña, jefe de Producto Mobiliario de Jardín en Leroy Merlin

Sostenibles, funcionales, versátiles, resistentes, modernos, minimalistas, nostálgicos… La amplia oferta del mueble outdoor busca adaptarse a cada usuario, estableciendo diálogos coherentes con el entorno con ambientes continuos. Entrar en la sección de muebles de Leroy Merlin es confirmar esta idea basada en la búsqueda de continuidad en el discurso decorativo y la adaptación al gusto del cliente. En esta idea coincide Francisco Doña, jefe de Producto Mobiliario de Jardín en Leroy Merlin, quien asegura que “el consumidor percibe cada vez más el exterior de la vivienda como una habitación más de la casa”.

¿Cuáles son las tendencias más destacadas que marcan el diseño del mueble de jardín en cuanto a las formas, colores y textiles?

El diseño contemporáneo es el más buscado por los clientes, con colores neutros, claros o antracita, líneas rectas, entre otros aspectos. La madera mezclada con otros materiales también está teniendo mucho éxito. El estilo tradicional con ratán sintético sigue siendo un valor seguro.

El área de I+D+i parece caminar impenitentemente hacia la búsqueda de nuevos materiales resistentes a las inclemencias del tiempo. ¿cuáles son las últimas tendencias en materiales?

El aluminio por sus características físicas sigue siendo el material más adaptado al exterior. Por otra parte, el ratán sintético cada vez está más conseguido y mejorado en sus prestaciones, como la resistencia rayos UVA, resistencia a la descoloración, forma redonda. Los tejidos acrílicos con tactos naturales contribuyen también a la mejora de la calidad en los muebles de exterior.

¿Cuál viene siendo la evolución del mercado del mueble de jardín en España y el comportamiento del consumidor?

El consumidor percibe cada vez más el exterior de la vivienda como una habitación más de la casa. Por ello, el mueble se va adaptando a los usos: cada vez más el cliente se orienta hacía el descanso en un sofá en la terraza o el jardín, buscando soluciones prácticas y cómodas. Sin embargo, los conjuntos de comedor siguen siendo los protagonistas en el exterior.

¿Cuál es la apuesta de Leroy Merlin por la sostenibilidad?

Nuestras maderas están todas certificadas FSC o PEFC garantizando un uso sostenible de los recursos naturales. En los últimos años, proponemos muebles con teca reciclada procedente de vigas de viejas casas. Este material lleva con sí la historia de la madera con sus grietas, pequeños agujeros que forman parte del carácter de la vivienda de donde provienen.

¿La conciencia del cliente de hoy en día por el respeto al medio ambiente y a la búsqueda de productos biodegradables y reciclables en qué medida se ve frenada por el menor precio de los modelos competidores no ecológicos? ¿Cómo valora el consumidor el plus de que el producto tenga certificación FSC si ello supone mayor precio?

Leroy Merlin no se cuestiona si el precio es mayor por respetar el medio ambiente, es nuestro objetivo.  Siempre garantizar que los productos procedan de fábricas fiables, respetuosas a su vez del medio ambiente y con materiales certificados. Los clientes confían en que una empresa responsable siempre va a proponer un producto con procedencia controlada.

¿Qué peso tiene la marca Made in Spain y cuál es la evolución?

El Made in Spain en muebles de exterior está muy centrado en los muebles de resina, muebles de playa y tejidos. Desgraciadamente, no hay tejido industrial relevante en España en cuanto a muebles de exterior de aluminio o de metal.
Para los muebles de madera, la producción se ubica en el mismo lugar de procedencia de la madera tropical, es decir, Asia.

Lo complicado es tener suficiente stock para una primavera soleada y no tener demasiado si esta es lluviosa

¿Hasta qué punto los productos procedentes del este asiático hacen posible competir en precio? ¿Siguen siendo precios imbatibles?

La mayoría de estos productos tienen un coste en mano de obra muy importante. Por ejemplo, los muebles de ratán sintético, están todos trenzados a mano, siendo complicado su realización en España.

El mueble de exterior ha ido desapareciendo de las tiendas a medida que recala en las grandes superficies y centros de bricolaje, ¿qué ventajas e inconvenientes se plantean con esto al consumidor?

La ventaja que tiene el consumidor es la disponibilidad del producto. El producto o está en la tienda para llevárselo en el momento o está en nuestro almacén para ser entregado en 48 horas. En invierno, seguimos manteniendo unidades en stock en nuestros almacenes, lo que supone una ventaja para el cliente, que tiene la posibilidad de comprar cualquier día del año.

¿La dependencia del tiempo en la venta de muebles de jardín cómo afecta hoy en día y cómo se sortean las dificultades?

El mueble de jardín está claramente e indudablemente vinculado al tiempo. Las variaciones de las ventas dependen directamente de si hace sol o no, si hace calor o no. Lo complicado es tener suficiente stock para una primavera soleada y no tener demasiado si esta es lluviosa. lluviosa.

¿Qué protagonismo tiene hoy en día la venta online de muebles de jardín en la facturación en Leroy Merlin si la comparamos con la tradicional in situ?

El desarrollo de la facturación es exponencial comparado con la facturación en tienda física. La exposición es infinita en nuestra web, mientras que tiene su limitación física en las tiendas. La calidad y cantidad de la información de producto online son claves para su éxito.

Suscrbete