La colección de bonsáis del Real Jardín Botánico crece con un ejemplar de ‘Ficus retusa’

La colección de bonsáis del Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) incrementa desde hoy su número de ejemplares, superando ya el centenar, con un ejemplar de Ficus retusa que ha sido donado por el ciudadano Javier Díaz Peinado, coleccionista de bonsáis y aficionado a su cultivo.

En el acto de donación, que se ha llevado a cabo en el propio Jardín Botánico, su director Esteban Manrique ha agradecido este gesto altruista de Javier Díaz Peinado que, a su juicio, pone en valor el hecho de que “con donaciones como ésta que hoy se lleva a cabo, los ciudadanos reconocen la labor de conservación de nuestro medio natural que realiza el RJB, en este caso con nuestra colección de bonsáis”.

Asimismo, ha añadido la importancia de que se trate de un ejemplar, un Ficus retusa, que enriquece la colección por tratarse de una especie que no estaba representada en la colección con una antigüedad aproximada de unos 60 años. Su estilo es vertical informal y tiene una altura de 92 centímetros.

Precisamente, Javier Díaz Peinado ha destacado que “no me duele desprenderme de este ejemplar porque sé que se queda en buenas manos. La colección de bonsáis del Real Jardín Botánico creo que es la más importante a nivel institucional de toda España y en este espacio podrá ser disfrutado ahora por todos sus visitantes”. Además, ha valorado positivamente el trabajo de cuidado y mantenimiento que efectúa con la colección su conservador Alejandro Gómez López.

En agradecimiento a esta donación, en el ejemplar que se exhibirá en la Terraza de los Bonsáis en época estival, al tratarse de una variedad tropical, figurará una placa haciendo constar la cesión, y Javier Díaz Peinado será nombrado socio de honor de la Sociedad de Amigos del Real Jardín Botánico.

La colección de bonsáis del Real Jardín Botánico arranca, curiosamente, gracias a otra donación, la que realizó al CSIC en 1996 el ex presidente del Gobierno Felipe González Márquez que comenzó a realizarla en el Palacio de la Moncloa en 1987 con la participación activa del maestro Luis Vallejo. En 2005, y tras una remodelación paisajística de la terraza superior del Jardín llevada a cabo por el paisajista Fernando Carucho, comenzaron a mostrarse al público. En 2010 gracias a otra donación de la entonces Obra Social de Caja Madrid la colección se incrementó con 17 ejemplares más de origen asiático.

En la actualidad, la colección supera el centenar de ejemplares y está formada por especies asiáticas, europeas y, principalmente, de la flora española. Precisamente, uno de sus valores reside en esta integración de especies como acebuche, arces, arrayán, encina, haya, madroño tejo o tilos. Es una de las colecciones públicas más famosas y conocidas de España y una de las primeras a nivel mundial debido a la diversidad y calidad de sus ejemplares.

Suscrbete