Semillas Batlle amplía su producción de sustratos

Servir a toda la península con agilidad y reducir el impacto medioambiental son los objetivos que se ha marcado Semillas Batlle con la apertura de su segunda planta productiva de sustratos, inaugurada en la localidad toledana de Talavera La Nueva, unas instalaciones de 20.000 metros cuadrados en la que prevén una capacidad de hasta 162 millones de litros anuales, más de 20.000 sacos diarios por turno gracias a la implementación de los últimos avances tecnológicos en la cadena de trabajo, con una inversión de 1,4 millones de euros.

La elección del enclave por parte de Semillas Batlle responde a su estratégica localización, a menos de 200 kilómetros de los grandes mercados de consumo en los que está distribuyendo actualmente y a un máximo de 400 kilómetros de cualquier punto de España. Esta nueva fábrica permite realizar todo el proceso productivo en interior, ofreciendo así un control máximo de todos los factores ambientales y climáticos, también un perfecto almacenaje del producto final, alejado de la humedad, del polvo, del agua y del desgaste producido por los rayos ultravioleta. La planta garantiza un absoluto control de los parámetros básicos como la aireación, porosidad, retención de agua, materia orgánica, retención de nutrientes, PH, salinidad y efecto nutritivo.

Semillas Batlle pasa a tener ahora dos plantas productivas, una en Lleida y esta recién inaugurada en Talavera La Nueva, cuyo alcalde, Jesús Mencía, presidió el acto oficial. David Giné, director general de la compañía catalana, se encargó de mostrarle paso a paso todo el proceso de producción del sustrato, desde la mezcla inicial de los distintos componentes, las diferentes fórmulas mecanizadas que utilizan en función del producto, el proceso automático de ensacado y la paletización final para su posterior carga en camión.

La firma inaugura esta nueva fábrica en la localidad toledana de Talavera La Nueva que puede alcanzar los 162 millones de litros anuales

Distintos tipos de turba, junto a material vegetal compostado de origen local, con un compostaje de más de doce meses de residuos vegetales y animales, son la base del sustrato Batlle, al que se le añade “un producto francés de corteza de pino que con una presión muy elevada lo que hace es romper la fibra, sacar la resina y así queda un producto muy esponjoso y aireado”, explicó Giné. Luego hay componentes más específicos como arena, bolas de arcilla o arena volcánica, aunque otra clave en las distintas fórmulas de la firma catalana está en los dosificadores del fertilizante para dar los macro nutrientes al sustrato, entre 1,5 a 2 kilos por metro cúbico en la mayoría de mezclas comerciales, y en el dosificador de la perlita, “un producto de un valor elevado que da agua fácilmente disponible para la planta y se suele meter entre un 3% a un 7% en cualquier mezcla de calidad premium”, apostilló.

En opinión de Giné, “con esta línea hemos conseguido que nuestros sustratos tengan un valor adicional, que el proceso sea preciso y milimétrico, cuando lo haces a paladas la mezcla nunca puede ser igual ni homogénea”. Después de realizar toda la mezcla, la planta de Talavera dispone de cuatro sitios distintos de dosificación, se puede hacer directamente en el hangar o cargar directamente al camión, que no es lo habitual, también se puede dosificar en ‘big bags’, que se van llenando con un sistema neumático que cambia la pala de un lado para otro, y la última es directamente en la tolva de envasado.

En este sentido, el director general de Batllé presumió de haber adquirido una de las mejores máquinas de ensacado del mercado, capaz de soldar sacos en continuo, completamente autónoma, que se mueve a la misma velocidad que el proceso de carga. “Podemos completar un palé con 54 bolsas cada 2 minutos y 20 segundos, cuando una máquina normal rápida funciona con unas 10 bolsas por minuto, el nuevo equipo funciona a 20 por minuto de forma autónoma y puede alcanzar las 26 con un operario que esté pendiente de la operación”,  destacó.

Gran producción

“Teníamos la producción en Lérida, con unas ventas de unos 700 camiones por año, lo que hemos hecho ha sido ver dónde vendíamos, teniendo esta infraestructura desaprovechada, decidimos aprovecharla ya que está planta se amortiza simplemente con el ahorro en transporte, vendiendo lo mismo”, apuntó Giné. “Ahora además tenemos la opción de crecer, que seguro será así porque nuestros clientes han mostrado su satisfacción por tenernos más cerca, ojalá que en un par de años pongamos en marcha otra línea que tenemos prevista, una envasadora similar que pueda realizar 120 palés por hora cuando ahora hacemos 30”.

Batlle está ahora preparada para vender 2.500 camiones de sustrato al año, sin turnos adicionales, “la ventaja o desventaja de esto es que no puedes dividirlo en 12 meses, es un producto con una estacionalidad muy grande, que entre febrero y mayo hace el 70% de las ventas anuales”, puntualizó Giné. De hecho, el personal de la planta de Talavera trabaja en estos meses 10 horas al día, jornada que en verano se reduce a 6. El director general de Batlle quiso enfatizar el compromiso de la plantilla, “el personal está respondiendo muchísimo, nos falta la experiencia para aprovechar este nuevo ‘Ferrari’ que tenemos, pero se conseguirá, nos sincronizaremos, también en lo relativo a la carga del camión, en Talavera estamos tardando unos 40 minutos cuando en la planta de Lleida no pasa de 22. Es cuestión de agilidad con la máquina, aquí también hemos invertido en una carretilla con doble púa, que no hemos usado nunca y hay muy pocas en España, lo que hacemos con eso es mover los palés de dos en dos y así ahorras el tiempo de tránsito a la mitad”.

Acerca de Semillas Batlle

Fundada en 1802, Semillas Batlle es una compañía especializada en la producción y comercialización de semillas y sustratos. Cuenta con dos líneas de negocio: Gran Cultivo   —que comprende la investigación, obtención de nuevas variedades, conservación vegetal, producción, selección y comercialización de semillas destinadas a cultivos extensivos— y Huerto Y Jardín— una división de Home Garden destinada al profesional y al aficionado del huerto y el jardín, que comercializa una gran variedad de productos, desde semillas y complementos, hasta sustratos, fertilizantes y fitosanitarios. Tanto su sede social como su estructura productiva, se encuentran ubicadas en España y, desde aquí, distribuye sus productos a un total de 37 países de todo el mundo.

Suscrbete