Covid-19. El proyecto Diverfarming garantiza la continuidad de sus ensayos

La comunidad agrícola europea está demostrando su fortaleza en uno de los momentos más críticos a los que se ha enfrentado la UE desde su fundación. Por eso, el comité científico del proyecto Diverfarming, reunido hoy virtualmente, ha querido trasladar de manera oficial su agradecimiento a las personas que desde el sector agrícola mantienen una actividad fundamental para la supervivencia de la economía comunitaria.

El sector agrícola europeo está manteniendo además su compromiso con la sostenibilidad y el futuro ambiental del planeta al asegurar la continuidad de los ensayos de la agricultura del futuro, basada en la diversificación de cultivos y en las prácticas de manejo sostenibles, también siguen funcionando.

En esta línea, según ha confirmado el comité científico del proyecto, los 25 casos de estudio del proyecto siguen trabajando con la comunidad agrícola en la supervisión de los terrenos experimentales en los que se analizan las mejores combinaciones de cultivos para que, al final del proyecto, esté disponible todo el conocimiento necesario para que las comunidades agrícolas puedan implantar estas diversificaciones en sus terrenos, ganando en beneficios económicos y en sostenibilidad medioambiental.

El comité científico del proyecto confirma el control de los casos de estudio y agradece oficialmente el trabajo del campo europeo en plena crisis del COVID-19 

En materia de organización de trabajo, la coordinación de cada uno de los paquetes de trabajo del proyecto se ha reunido vía telemática para actualizar el estado de la cuestión y trazar las líneas de actuación de los próximos meses. Dénes Lóczy y Jozsef Dezso de la Universidad de Pécs (Hungría), Raúl Zornoza de la Universidad Politécnica de Cartagena, Elena Lázaro de la Universidad de Córdoba, Heikki Lehtonen del centro de investigación finlandés Luke, Roberta Farina del centro italiano de investigación CREA, Jorge Álvaro del CSIC, Barbara Pancino de la Universidad de Tuscia (Italia), Valentina Materia de la Universidad de Wageningen (Países Bajos) y Sören Thiele-Bruhn de la Universidad de Trier (Alemania) han mantenido una reunión de coordinación en la que han demostrado cómo la colaboración científica europea sigue funcionando y es más necesaria que nunca.

Se demuestra así, una vez más el carácter vertebrador de este tipo de proyectos promovidos por la Comisión Europea que buscan, en este caso, fomentar la sostenibilidad del sector agrícola y preservar el medioambiente del conjunto de la Unión Europea, que se fortalece con este tipo de sinergias.

Siguiendo las recomendaciones actuales de distanciamiento social, sí que se posponen los encuentros con agricultores y agricultoras que trabajan en la creación de las ‘Comunidades de agricultores Diverfarming’, lo que supondrá un retraso en la obtención de algunos resultados del ámbito social del proyecto hasta que la situación se restablezca.

Diverfarming es un proyecto financiado por el Programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea, dentro del reto de “Seguridad alimentaria, agricultura y silvicultura sostenibles, investigación marina, marítima y de aguas interiores y bioeconomía” en el que participan las Universidades Politécnica de Cartagena y Córdoba (España), Tuscia (Italia), Exeter y Portsmouth (Reino Unido), Wageningen (Países Bajos), Trier (Alemania), Pècs (Hungría) y ETH Zúrich (Suiza), los centros de investigación Consiglio per la ricerca in agricoltura e l’analisi dell’economia agraria (Italia), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (España) y el Instituto de Recursos Naturales LUKE (Finlandia), la organización agraria ASAJA y las empresas Casalasco y Barilla (Italia), Arento, LogísticaDFM e Industrias David (España), Nieuw Bromo Van Tilburg y Ekoboerdeij de Lingehof (Países Bajos), Weingut Dr. Frey (Alemania), Nedel-Market KFT y Gere (Hungría) y Paavolan Kotijuustola y Polven Juustola (Finlandia).

Suscrbete