Covid-19. Impacto económico de las empresas en el mercado global

La Covid-19 está provocando una pandemia global sin precedentes. La declaración del estado de alarma en España supone la pérdida de actividad de las empresas de todos los sectores. El efecto económico y social del coronavirus es prioritario y es necesario analizar su impacto económico concreto y conocer la valoración de los empresarios de la delicada situación empresarial actual. Con esta motivación, Deloitte ha recogido la respuesta de los panelistas sobre cómo les está afectando la Covid-19.

Producción y facturación

Preguntados por cómo ha afectado la actual crisis sanitaria a su producción/facturación durante el primer trimestre de 2020, un 58% considera que se ha reducido, siendo un 19% los que consideran que esta reducción será superior al 25%. El impacto global de la crisis sanitaria afecta especialmente a las exportaciones, fundamentalmente en Europa y en EEUU, con una reducción por encima del 70%.

 Salud laboral

En relación a las medidas de salud laboral instauradas por los panelistas, más del 90% ha implantado el teletrabajo y la cancelación de viajes y desplazamientos. El 70% ha establecido medidas adicionales de limpieza, desinfección y seguridad en el puesto de trabajo. Más del 75% monitoriza los casos positivos de la Covid-19, y un 50% ha establecido medidas de aislamiento para los colectivos que han estado en contacto con los contagiados. Un 25% ha establecido medidas proactivas de medición de la temperatura en los puestos de trabajo.

Cese actividad

Hasta un 65%, se ha visto obligado a cesar la actividad de una parte de su plantilla, solo un 35% mantiene en activo a todos sus empleados, mientras que un 16% ha reducido, en más de la mitad, a sus trabajadores. Los panelistas con mayor número de empleados, más de 5.000, son los que más han restringido la actividad en el tramo entre un 1% y un 10% de plantilla. Los panelistas con menos de 100 empleados son los que mantienen las funciones del mayor porcentaje de trabajadores, más de la mitad mantienen todas las funciones.

Medidas laborales

El teletrabajo es una realidad para un 30% de los panelistas, con más del 80% de su plantilla conectada en remoto. Este acceso masivo, ha supuesto para un 54%, la necesidad de hacer una inversión en tecnología para ampliar su conexión.

En relación a las medidas adoptadas por el Gobierno para facilitar los conocidos como ERTE, procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada temporales, solo un 40% de los panelistas las han formalizado. Entre los panelistas que han adoptado estas medidas, la gran mayoría, el 67%, ha optado por los ERTEs, le sigue, con menor frecuencia, la reducción de jornada con un 35%, en tercer lugar, la reducción de empleo no fijo con tan solo el 17% y por último con apenas el 1% la reducción de empleo fijo.

Tendencia empleo

La Covid-19 va impactar negativamente en la evolución del empleo en el global del año 2020. Un 41% espera reducir su fuerza laboral mientras un 42% espera mantener el mismo número de empleados. Solo un 17% espera algún incremento en el global del año 2020.

Inversión en nuevas tecnologías

Analizando la inversión en el desarrollo de nuevas tecnologías, Inteligencia Artificial y Ciberseguridad son las de mayor importancia señalando incrementos para un 58% y un 55% respectivamente.

Previsiones y perspectivas

Las previsiones sobre la recuperación de las variables macroeconómicas se trasladan al segundo semestre de 2020. Los panelistas se muestran pesimistas en relación con la tasa de empleo y el tipo de interés interbancario, un 49% y 48% respectivamente demora la recuperación al segundo semestre del año que viene.

Son más optimistas en relación al consumo de energía eléctrica y carburantes, un 66% y 64% espera su recuperación en el segundo semestre de este año. Los sectores estratégicos como el Turismo y Matriculaciones de vehículos concentran en torno al 50% las expectativas de recuperación durante los seis primeros meses de 2021.

Preguntados por cómo afectará la Covid-19 a las distintas economías, los panelistas consideran que tendrá un alto coste económico para todas las economías destacando el Pacífico, Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea. Fuente: Deloitte

Suscrbete