La patronal Feim Verd ha denunciado a Lidl por vender flores a los supermercados

La asociación de centros de jardinería de Baleares, Feim Verd, ha denunciado a los supermercados Lidl por promocionar la venta de flores durante el estado de alarma. En uno de los folletos de ofertas publicado por la cadena de supermercados, se dedica tres páginas a las flores y ramos de flores para el Día de la Madre. Teniendo en cuenta que los viveros no pueden abrir hasta el lunes 11 de mayo, lo consideran una competencia desleal. Argumentan que, “mientras dure el estado de alarma, no tienen que poder vender estos productos”.

Los centros de jardinería piden que se prohíba la venta de flores a los supermercados o bien que se los permita la venta al público

Por este motivo, piden que se prohíba la venta de flores a los supermercados o bien que también se permita la venta al público en los centros de jardinería y viveros. Estos están advirtiendo desde hace semanas que se les está llevando a “una situación crítica por no poder vender al por menor”. Hasta ahora, solo se ha podido comerciar con mayoristas o hacer repartos a domicilio, “una fórmula que no funciona muy bien”, según explica el presidente de la patronal Feim Verd, Miquel Àngel Llabrés, “puesto que a la mayoría de gente le gusta ver las flores antes de comprarlas”, detalla.

Además de perder las ventas del Día de la Madre, ya se han quedado sin el repunte de ingresos de la Semana Santa y la Fiesta de San Jorge. Esto los ha obligado a tirar el producto, sobre todo las flores. Según comenta Francisca Capó, de la empresa felanitxera Viveros Capó, se ha dado el caso de “viveros que han dejado entrar una manada de ovejas para que aprovecharan las flores como comida”.