Entrevista con Guillermo García, gerente y fundador de GGM, distribuidor oficial de Bobcat en Andalucía

Miguel Angel García, director general junto a su padre Guillermo García gerente y fundador de GGM Guillermo García.

GGM, cumple veinte años de trabajo vinculado a la marca de equipos compactos Bobcat como distribuidor oficial de la firma para Andalucía.  Guillermo García Muñoz, gerente y fundador de GGM es un empresario que ha compaginado la actividad empresarial con la de docente durante más de treinta años y, hoy en día, sigue dirigiendo, junto con sus cuatro hijos, su grupo de empresas que da trabajo a más de cien personas.

García Muñoz fundó en 1962 su primer taller en Jaén, con diez mil pesetas prestadas y algún ahorro, en un modesto local de cuarenta metros cuadrados. Así comenzó la andadura. En el año 2000 obtiene la distribución oficial de los equipos compactos Bobcat para la provincia de Jaén. Ggracias a los buenos resultados y al esfuerzo, GGM es ahora el distribuidor Bobcat con mayor área de acción en el territorio español.

Actualmente sus instalaciones en Jaén poseen más de treinta mil metros cuadrados. Además, cuentan con cinco delegaciones más, en Córdoba, Sevilla, Granada, Málaga y Úbeda.

Miguel Angel García, director general e hijo del fundador cuenta, en esta entrevista, su experiencia a lo largo de estos años.

¿Recuerda cuando se firmó el acuerdo? ¿Qué suponía esto para su compañía?

Coincidió con el inicio del nuevo siglo (año 2.000), y parecerá un poco paradójico, pero supuso un gran paso para nuestra empresa, pues incorporamos a nuestro amplio abanico maquinaria de primeras marcas ya consolidadas en España un fabricante con reconocido prestigio mundial en el mundo de las cargadoras compactas. Al incorporar Bobcat debimos ampliar y crear nuevos departamentos, formación de mecánicos, administrativos, etc.; en resumen, ampliar nuestros horizontes.

¿Cuál es su primer recuerdo de Bobcat?

Sabíamos y conocíamos que el mercado de cargadoras compactas y miniexcavadoras en Jaén, en particular, estaba muy limitado en número de unidades tanto en alquiler como en venta, (el parque de alquiler vivo de Bobcat era de dieciséis máquinas en toda la provincia de Jaén y actualmente se ha triplicado. Además, nuestra empresa distribuía otra marca de cargadoras compactas. No obstante, viendo estas necesidades consultamos otros fabricantes alternativos y pudimos verificar que el más importante ya reconocido era y es Bobcat y, por tanto, fijamos nuestro objetivo en conseguir su distribución.

“Por el tipo de orografía del terreno, la máquina más vendida y de la cual obtenemos mayores consultas es la cargadora compacta de orugas”

¿Qué les ha permitido el hecho de estar vinculados a Bobcat?

Disponer de una marca mundialmente reconocida ya aporta por sí sola un grado de excelencia a la empresa que la distribuye, pues te diferencia del resto. Al tiempo que es una publicidad extra “deluxe” y que te ayuda a que tus clientes te conozcan como una firma de calidad garantizada.

¿Cómo ha evolucionado el posicionamiento de Bobcat en Andalucía estos veinte años?

Desde el inicio quisimos hacer un recorrido empresarial donde cada paso que damos está bien afianzado, es decir, no avanzamos hasta consolidar el punto que estamos trabajando; siempre es una máxima para nosotros. La evolución por tanto llega por sí sola, una vez que hemos demostrado que somos una empresa seria, implicada con el producto y sobre todo profesional en todos los ámbitos (comerciales, servicio post-venta, administración, etc.). La ampliación del ámbito comercial a toda Andalucía es consecuencia de trabajar, esfuerzo y constancia.

¿Qué sectores cubren con Bobcat?

Gracias a la amplia gama de Bobcat cubrimos “el sector que el cliente nos demanda”, pues la versatilidad de las máquinas e implementos que pueden incorporar estas son enormes. Las cargadoras compactas, miniexcavadoras y los manipuladores telescópicos son propicios para diferentes sectores (agricultura, construcción, servicios municipales, áreas verdes, movimiento de tierras, etc.).

¿Cuál de ellos es el más importante en cuanto a ventas en Andalucía?

Gracias a dicha versatilidad antes mencionada, conseguimos, por ejemplo, adaptar las cargadoras compactas del mundo de la construcción a la agricultura, siendo hoy prácticamente la cuota de ventas en agricultura un 75% de las ventas totales.

¿Cómo ha sido la evolución de la marca en su zona a lo largo de estos años?

Después de unos años en los que tuvimos que esforzarnos y trabajar mucho, conseguimos que el cliente pudiese ver las bondades y ventajas de las máquinas Bobcat. Para ello aumentamos el número de máquinas en alquiler, la realización de demostraciones, asistencia a ferias. Y gracias a estos esfuerzos y sacrificios, conseguimos poner en boca de todos los productos Bobcat.

¿Qué me dice del alquiler?

Desde el inicio apostamos fuerte por Bobcat, adquiriendo varias máquinas para el alquiler para darla a conocer al cliente sin necesidad de realizar una inversión de compra desde el inicio. Este hecho contribuyó a que clientes que antes no veían con buenos ojos la compra, por ser máquinas poco recorrido (construcción), optaran por comprarlas para otros usos, tales como los agrícolas, espacios verdes, etc. Igual caso ocurrió con el resto de gama telescópicos y miniexcavadoras.

¿Por qué el cliente pide Bobcat frente a otras marcas?

El principal y casi único argumento es la fiabilidad y la versatilidad, y con eso creo que está todo o casi todo explicado, a pesar de que hay que incrementar este argumento con el respaldo de un servicio post-venta que funciona y da soluciones en un corto espacio de tiempo.

GGM Guillermo García junto a Bobcat desarrollaron el sistema vibración de olivos con maquinaria Bobcat. ¿Cómo fue?

En primer lugar, tengo que resaltar que gracias a la marca logramos aumentar las ventas en nuestra sección agrícola, motivo por el cual decidimos apostar por potenciar dicho mercado, muy poco maduro por entonces, pero con grandes expectativas de crecimiento, dada la necesaria mecanización de las explotaciones agrícolas olivareras.

¿Cómo potenciar el sector y diferenciarnos del resto de competidores? Pusimos en marcha una idea que fue posible gracias al intenso trabajo realizado por distintos técnicos de la compañía, y por supuesto con la avalada intervención de Guillermo García, que aportaba sus conocimientos y experiencia.

Este nuevo proyecto lo denominamos VINCO (“Vibrador Intensivo Compacto”). Este dispositivo consiste en un tándem compuesto por cargadora compacta (de alto caudal hidráulico) con pinza vibradora de olivos la cual permite reducir los tiempos y costo de la recolección de la aceituna aprox. en un 50%, respecto al tradicional.

Una vez solicitada y otorgada la correspondiente licencia por la Oficina Nacional de Patentes y Marcas, lo trasladamos a los técnicos de Bobcat, los cuales hicieron las modificaciones y adaptaciones necesarias para su correcto funcionamiento en sus cargadoras compactas. De por sí contaban con gran versatilidad con sus implementos, pero fueron estos mismos técnicos, y por supuesto directivos de Bobcat, los que se sorprendieron de los resultados obtenidos una vez realizados todos los trabajos de unión Bobcat+Vinco. Actualmente sigue en vigor e incorporando las mejoras que exigen nuestros clientes.

¿Cómo es considerado actualmente este sistema en el sector?

Según nos transmiten y así nos hacen llegar nuestros clientes, el nivel de satisfacción es muy alto gracias a las cualidades de las propias máquinas Bobcat, al fácil manejo de las mismas, así como al respaldo en el servicio post-venta, un punto primordial en la decisión final de compra del cliente, tramitación y resolución de garantías con brevedad, y con servicio incluso los domingos en la campaña de aceituna.

¿Se considera implantado en la zona?

Estimamos que sí, a vista de los resultados de incursión y a la reinversión en el mercado, pues Bobcat ocupa una cuota muy importante gracias a las ventas de máquinas nuevas y la incorporación de un gran número de unidades en el parque de alquiler. Todo esto ha sido posible también gracias a la ampliación del número de delegaciones distribuidas por todo el territorio andaluz, capaces de dar respuesta a las ocho provincias de Andalucía, así como de las comunidades autónomas de Ceuta y Melilla, de las cuales también somos distribuidores.

¿Qué modelos son los más idóneos en su zona?

Por el tipo de orografía del terreno, la máquina más vendida y de la cual obtenemos mayores consultas es la cargadora compacta de orugas. Todas las cargadoras compactas de orugas Bobcat (serie T) poseen gran potencia en CV e incrementa su poder gracias a su alto caudal hidráulico que las pone por encima de muchos competidores. Pero la calidad, el sistema de tracción de rodillos y la arquitectura propia de la máquina la hacen óptima para el campo andaluz. No obstante, disponemos de un gran número de unidades vendidas de todos los modelos de la gama donde destacan también las cargadoras compactas de cuatro ruedas directrices (serie A), así como de manipuladores telescópicos con un alcance medio de 6/7 metros.

¿Algún cliente fiel Bobcat desde sus inicios?

Debo decir con gran satisfacción que son varios los clientes en ésta situación. Por lo general el cliente que prueba Bobcat repite. Y lo dicho: fiabilidad y versatilidad.

¿Cómo se imagina el sector dentro de veinte años?

Supongo que será un sector mucho más exigente y más competitivo, donde todos debemos aportar nuestro granito de arena, esforzándonos por dar el mejor servicio, la mayor calidad y profesionalidad posible. Creo que este último punto va a ser diferenciador en un mundo tan globalizado.

¿Su secreto para seguir creciendo?

Las palabras mágicas: trabajo, constancia, reinversión, profesionalidad y dedicación completa. Si a todo ello unimos un gran equipo humano, la fórmula es perfecta.

Suscrbete