Secretos para el mejor cuidado de los geranios

Pelargonium for Europe, empresa alemana de distribución de geranios y con presencia en más de diez países de Europa, nos cuenta cuáles son las claves básicas para un adecuado cuidado de los geranios, y así asegurar su mejor florecimiento. El tiempo perfecto para cultivarlos, su localización, el tamaño de la maceta, el riego y la fertilización, entre otras cosas, son algunas de las rutinas diarias que se deben tener en cuenta para cuidar esta especial flor de origen sudafricano.

El Timing

El momento ideal para sacar los geranios al exterior es cuando las noches empiecen a dejar de ser heladas, es decir, una temperatura muy moderada, propia de los días de verano.

La localización

Los geranios son flores que proceden de la región del Cabo de Sudáfrica, se sienten más a gusto en un lugar cálido en pleno sol o con, al menos, sombra parcial. De hecho, este tipo de planta se caracteriza por amar el sol, por lo que las altas temperaturas de verano son un gran beneficio para su crecimiento. A pesar de no necesitar mucho mantenimiento, tampoco representa mucho problema que llueva.

La maceta

Los geranios crecen especialmente bien cuando tienen mucho espacio. Si se plantan demasiado cerca de otras plantas o si el soporte de la planta es demasiado pequeño, no no alcanzarán su pleno potencial de floración. De manera óptima, una caja o contenedor de balcón debe tener una profundidad mínima de 18 centímetros y las plantas deben estar espaciadas al menos a 20 centímetros de distancia.

Agua

A medida que aumentan las temperaturas y el crecimiento de los geranios, también lo hacen sus necesidades de agua. Es muy importante no llegar al punto de que las plantas se sequen por completo y tampoco lleguen al exceso de agua, ya que puede generar la pudrición de la raíz. Por lo que es mejor regar las plantas de forma regular y en cantidades normales de agua. La guía estándar de riego es: medio litro de agua por planta, en una maceta de 20 de centímetros.

Desde una maceta adecuada a una temperatura alrededor de los 20 grados, son algunas de las consideraciones que se tienen que poner en práctica

Fertilización

Los expertos de Pelargonium for Europe recomiendan usar feriantes de liberación lenta, los cuales suministran los nutrientes  a  la planta de forma  eficaz,  controlada y prolongada en el tiempo. Las instrucciones del fabricante en el paquete le indicarán cuánto tiempo deben durar los nutrientes. Al elegir fertilizantes de liberación lenta, es recomendable buscar productos con una vida útil de 9 meses, por lo que la temperatura en la que conviven tendrá que ser de unos 20 ° C. Por su parte, se tiene que tener en cuenta que la temperatura del suelo en las cajas de los balcones suele ser mayor en verano, el fertilizante se agotará antes, por lo que en esas circunstancias se recomienda agregar un fertilizante estándar para geranios u otras plantas con flores una vez por semana. Si las hojas cogen un tono amarillo, querrá decir que la fertilización no estará siendo eficiente.

Mantenimiento

Quitar las flores gastadas y las hojas amarillentas de manera regular no solo sirve para mantener las plantas en buen estado, sino para producir nuevas flores.

 Conservación

Para que los geranios tengan una correcta conservación cara el año siguiente, debe llevarse a cabo el efecto invernadero. En primer lugar, se debe disponer de suficiente espacio, así como de paciencia y destreza. Antes de que lleguen las primeras heladas nocturnas, se debe podar la planta y dejarla a una altura de 15 cm. Las temperaturas entre 5 y 10 ° C son ideales para el período inactivo.

Suscrbete