Viveros Villamartín y Garden Tona se adhieren a la AECJ

Cuando el mercado se encuentra en horas bajas, es evidente que la unión hace la fuerza. Al aunar fuerzas y sinergias, los esfuerzos de cada miembro se minimizan y se potencian las propuestas, soluciones y recursos con los que hacer frente a situaciones adversas. Conscientes de ello, durante los últimos meses, nuevos garden centers se han asociado a la AECJ. Es el caso, por ejemplo, de Viveros Villamartín y Garden Tona, dos firmas que han confiado en esta agrupación sectorial para impulsar sus negocios.

Viveros Villamartín es una empresa familiar fundada hace 27 años y con más de 40 años de experiencia en el sector, con seis trabajadores, todos especializados y con conocimientos de jardinería y montaje de jardines. Su página web está implementada para dar servicio en siete idiomas (inglés, sueco, alemán, noruego, valenciano, árabe, francés), con un “trato personalizado a los clientes”, tal y como destacan en su web.

Por su parte, Garden Tona es una firma especializada en equipamientos deportivos, espacios urbanos, diseño de exteriores, y construcción y mantenimiento de parques y jardines. Cuentan con un equipo de profesionales formado por ingenieros y técnicos especialistas al servicio de la ejecución integral y completa de todo tipo de proyectos.

Hoy más que nunca, el asociacionismo es uno de los mecanismos más eficientes para enfrentar la crisis, gestionarla mejor, aprender del colectivo, superar las barreras con un mayor apoyo, obtener respuestas rápidas a las necesidades diarias o adquirir mayor formación e inspiración para evitar nadar hacia objetivos brillantes de manera errante, lejos de oportunidades individualistas y distracciones disfrazadas de proyectos. Avanzar, a diferencia de moverse, pasa por enfocar recursos, atención y talento hacia una intención de innovación concreta e inspiradora. Y en este sentido, la AECJ ha demostrado estar siempre ahí para sumar.

Suscrbete