Sin acuerdo post-Brexit un total de 3,1 millones de toneladas de frutas y hortalizas de la UE sufrirían el impacto de los aranceles

A menos de tres semanas de que concluya el periodo transitorio para que Reino Unido salga definitivamente de la UE, el 1 de enero de 2021, la Comisión Europea y el Gobierno británico, acordaron, ayer, seguir negociando para intentar alcanzar un acuerdo que rija las relaciones comerciales entre ambas partes después de esa fecha. Si no se alcanza, un total de 3,1 millones de toneladas de frutas y hortalizas procedentes de la UE e importadas por Reino Unido sufrirán el impacto de los aranceles.

La importación de Reino Unido de frutas y hortalizas frescas procedentes de la UE en 2019 se situó en 3,1 millones de toneladas, un 6% más que en 2018, suponiendo el 52% del total importado por Reino Unido en 2019, que ascendió a 6 millones de toneladas. 

La UE, por tanto, el primer proveedor de frutas y hortalizas de Reino Unido y la mitad de lo comprado por Reino Unido a la UE procede de España, un total de 1,5 millones de toneladas, lo que muestra la importancia del mercado inglés para el sector español, según Fepex. El segundo país proveedor comunitario es Países Bajos, con 689.233 toneladas y el tercero es Alemania con 223.984 toneladas.

En valor, las importaciones inglesas de frutas y hortalizas procedentes de la UE se situaron en 4.138 millones de euros en 2019, un 8% más que en 2018 y un 55% del valor del total de las importaciones que ascendió a 7.413 millones de euros. Las importaciones de España se situaron en a 1.759 millones de euros, las de Países Bajos totalizaron 956 millones de euros y las de Alemania totalizaron 406 millones de euros.

En caso de que finalmente la Comisión Europea y el Gobierno británico no alcancen un acuerdo post-Brexit, los 3,1 millones de toneladas importadas de la UE se verán sometidas a la imposición de derechos de aduana, que varían según productos. Estos derechos varían fuertemente por productos, situándose en una horquilla entre un 2% y un 20% y siendo significativamente altos en productos con un fuerte peso en la exportación española, como tomate, al que se le aplicarían derechos arancelarios de entre un 8% y 14% según periodos; coles, entre un 8% y 12%; frambuesa, con un 8% o melocotón y nectarina con un 16%.

Para Fepex, esta situación afectaría muy negativamente a la competitividad del sector comunitario frente a países con los que Reino Unido ya ha firmado acuerdos comerciales y que también son destacados proveedores de frutas y hortalizas como es el caso de Marruecos, con productos y calendarios coincidentes con la oferta española. Fuente: Fepex