Las plantas en casa mejoraron el bienestar durante el confinamiento

La vegetación en los espacios interiores de influyeron positivamente en el bienestar emocional durante el período de confinamiento. Así lo afirma un estudio internacional coordinado por el Grupo de investigación AGR-268 de Naturación Urbana e Ingeniería de Biosistemas (NATURIB) de la E.T.S. de Ingeniería Agronómica de la Universidad de Sevilla, y realizado junto con investigadores de la Hellenic Mediterranean University (Grecia), la Universidad Federal Rural de Pernambuco (Brasil) y la Universidad de Génova (Italia).

En esta investigación, publicada en la revista científica Urban Forestry and Urban Greening, se ha evaluado el papel jugado por la vegetación existente en las viviendas durante el primer período de confinamiento debido a la COVID-19. La situación vivida entre los meses de marzo y junio privó a los ciudadanos de la posibilidad de disfrutar espacios abiertos y zonas verdes y los obligó a pasar periodos prolongados de tiempo en espacios interiores.

 Sus resultados han confirmado que la presencia de plantas en los hogares influyó positivamente en el bienestar emocional de la población durante el confinamiento. Así lo expresaron el 74 % de los más de 4.200 encuestados de 46 países distintos. De hecho, más de la mitad de los ellos (55,8%) afirmó que hubiera preferido tener más plantas en su casa durante ese difícil período de tiempo. La frecuencia con la que los participantes en el estudio experimentaron emociones negativas fue mayor en aquellos que declararon no tener plantas en el interior de sus casas. Igualmente, también experimentaron más emociones negativas los que habitaban viviendas pequeñas o con poca luz natural y aquellos que no visitaban espacios verdes con frecuencia antes del confinamiento.

 Por otro lado, cabe señalar también que algo más de la mitad de los encuestados (52 %) informó dedicar más tiempo al cuidado de las plantas en casa durante el período de confinamiento y casi dos tercios (62,5 %) expresó su deseo de hacerlo una vez se retomara la normalidad. De este modo, el 40 % de los participantes señaló que su motivación para tener plantas en el interior de sus viviendas había cambiado a favor de incrementar su número. Fuente: AMJA

Suscrbete