Entrevista con Celina de Manuel, jefa de producto de mobiliario de jardín de Leroy Merlin

¿Cuál es su opinión sobre la situación del mercado del mueble de jardín en España?

Es un mercado en crecimiento, cada vez más sujeto a tendencias, con un cliente más conocedor de los productos y por tanto más exigente. Hay una clara evolución hacia muebles fabricados con productos sostenibles, ergonómicos y duraderos en el tiempo. EL cliente prefiere comprar un mueble que le dure varios años a tener que cambiar cada temporada

¿Cómo ha afectado la COVID-19 a esta área si hablamos de demanda?

La situación social que ha generado la COVID-19 ha provocado una mayor demanda de todos los productos relacionados con el exterior de las casas. Quien tiene la suerte de contar con un balcón, terraza, jardín lo quiere disfrutar. Esta situación ha ayudado que la estancia exterior se convierta en una parte importante del hogar.

¿Cuáles son las tendencias más destacadas que marcan el diseño del mueble de jardín en cuanto a las formas, colores y textiles?

Destacan estilos como el contemporáneo. Dentro de este, los materiales básicos son aluminio, acero, y resulta muy versátil. La mayoría de muebles que siguen esta tendencia son de líneas rectas, muy fáciles de combinar, con cristal, madera y cualquier tipo de decoración.
Otra tendencia es Bohem, con líneas tradicionales, materiales como todo tipo de madera, rattan sintético con aspecto natura, mimbre, bambú. Es atemporal y combina muy bien con cojines con motivos naturales en todas las gamas de colores, verdes, azules, mostaza, etc. Y por último, Nature, una tendencia en la que predominan los muebles de madera y fibras naturales. Combina muy bien con metal, cerámica y todo tipo de colores, sobre todo con color verde en diferentes tonalidades.
Sin duda el cliente de jardín además del diseño busca comodidad, facilidad de montaje, fácil limpieza. Es un elemento de disfrute.

“La situación social que ha generado la COVID-19 ha provocado una mayor demanda de todos los productos relacionados con el exterior de las casas”

¿Y en cuanto a materiales, cuáles podrías destacar?
El mimbre, la piedra, la madera, el hierro, polywood, ratán y otros materiales sintéticos… En realidad, los materiales utilizados en la fabricación de muebles de jardín son muchos, y dentro de cada uno de ellos, tenemos diferentes niveles de calidad. Los principales son aluminio, acero, ratán, madera (eucalipto, teca, acacia), pollywood, resina.

¿Cómo valora el consumidor el plus de que el producto tenga certificación FSC si ello supone mayor precio?
Cada vez es más valorado, la sostenibilidad es clave. En Leroy Merlin toda la madera está certificada FSC, sea cual sea el producto. Este certificado asegura que la madera procede de bosques gestionados de manera sostenible.

¿Qué peso tiene la marca Made in Spain hoy en día y cuál es la evolución?
Dentro de nuestra gama todas las líneas de muebles de resina son fabricadas en España. La evolución de este tipo de muebles es creciente. Cada temporada nos sorprenden con nuevos diseños, colores, acabados y combinaciones con metal. 
Muchos clientes prefieren productos de resina por su durabilidad, el que no requieren mantenimiento y, además, pueden estar todo el año en el exterior.

¿Hasta qué punto los países procedentes de Asia hacen posible competir en precio al mercado nacional? ¿Siguen siendo precios imbatibles?
A día de hoy, los productos procedentes de Asia son imbatibles en precio y en tiempos de fabricación. En Europa los productores que existen son muy artesanales.

"A día de hoy, los productos procedentes de Asia son imbatibles en precio y en tiempos de fabricación. En Europa los productores que existen son muy artesanales”