Todo sobre maquinaria de poda y sus dos caras en la época post COVID

Podar de una forma adecuada puede incrementar el rendimiento de la planta, estimulando y corrigiendo su crecimiento, al prevenir la aparición de hongos y plagas al liberarlas de las hojas y flores marchitas. En producción forestal se emplea para obtener fustes más rectos y con menos ramificaciones, por tanto, de mayor calidad. En arbolado urbano su utilidad es, por un lado, prevenir el riesgo de caída de ramas, y por otro controlar el tamaño de árboles cuya ubicación no permite su desarrollo completo. Con frecuencia, en jardinería, se utiliza la poda para conseguir formas artificiales en los árboles o arbustos.…

Contenido exclusivo para suscriptores

Regístrese gratis y disfrute de todo nuestro contenido o inicie sesión si ya tiene una cuenta de usuario.