La Finca Golf, un concepto moderno e innovador de campo de golf

La Finca Golf es un espacio donde se ha incorporado la más moderna tecnología en sistemas de riego, se ha esmerado la aireación y el movimiento del agua almacenada en los lagos y se han empleado las más novedosas variedades de semillas cespitosas, todo ello para presentar un campo urbano paradigma de sostenibilidad e integración ambiental.

Stirling & Martin Golf Architects, como diseñadores de campos de golf, han diseñado más de cien proyectos en su dilatada carrera profesional, de los cuales treinta se encuentran abiertos al juego. En su trayectoria han planificado campos en multitud de localizaciones y climas: zonas desérticas de África, zonas pantanosas de la selva Amazónica, en el Caribe o en la costa Mediterránea, todos ellos grandes retos técnicos y ambientales. Sin embargo, consideran La Finca golf, como el proyecto modelo de planificación y desarrollo de un campo de golf en un entorno urbano.

Paradigma de integración y sostenibilidad

En los estudios ambientales iniciales realizados por Stirling & Martin Golf Architects ya se observó un altísimo riesgo de compactación del suelo debido a la componente arcillosa del suelo, que lo convertía a priori en un suelo totalmente inadecuado para la siembra y desarrollo del césped.  Tras comprobaciones en laboratorio de suelos, se concluyó que la compactación provocaría a corto plazo una impermeabilización prácticamente total del suelo y asfixia radicular.

La solución viene de la mano del aporte de una capa de arena silícea de 15 cm de espesor procedente de canteras de la Tierra de Pinares de Segovia, el sustrato ideal para el desarrollo de un césped de gran calidad. La arena silícea se utiliza en los céspedes deportivos de máximo nivel y exigencia. Las características texturales de la arena permiten que la planta tenga la proporción ideal entre aire y humedad. El sustrato de arena silícea de La Finca garantiza el 100 % de la eficacia de cada gota de agua utilizada en el riego.

Se ha realizado un moldeo de toda la superficie del campo de golf que, por un lado, añade interés paisajístico y, por otro, canaliza las escorrentías generadas por la lluvia a los sumideros de drenaje que se han dispuesto por todo el campo, formando una red de evacuación similar a la de las ciudades. De esta forma, el agua de lluvia que cae sobre los 730.000 m2 del campo de golf es canalizada y aprovechada para su uso como agua de riego. “La Finca golf es pionero en el aprovechamiento integral del 100 % de las aguas de escorrentía generadas en el propio campo de golf”, detalla Marco Martin, diseñador del nuevo campo de La Fincay responsable directo de construcción del campo de golf.

Marco Martin, diseñador del nuevo campo de La Finca y responsable directo de construcción del campo de golf.

Sofisticado sistema de riego

El sistema de riego instalado (Rain Bird IC) garantiza el control individual de cada uno de los 1.500 aspersores del campo de golf. El sofisticado sistema permite programar uno a uno los tiempos de riego de cada aspersor en función de las condiciones particulares de cada uno de ellos (situado en zonas altas, bajas, expuesto al viento, a mayor insolación, etc). Este sistema de riego aumenta hasta un 20% la eficiencia de un sistema tradicional.

La clave del sistema de control del riego es un cable enterrado que transmite corriente e información a cada aspersor desde un ordenador central. Este moderno sistema permite la reducción de los más de 130 km de cables eléctricos enterrados en un proyecto convencional a tan sólo una quinta parte, con lo que, además del evidente ahorro en material, se reducen los riesgos de daños por tormentas eléctricas y se facilita la detección de averías en cualquier parte del sistema, lo que redunda en menores tiempos de reparación. Se suprimen también los programadores de campo típicos de otros sistemas, incrementándose el atractivo visual y estético del campo.

El cerebro del sistema es un ordenador central con un software específico que establece diariamente el tiempo que debe de permanecer activado cada aspersor para aplicar la dosis de agua consignada. La dosis de riego se calcula diariamente en función de los datos de temperatura, precipitación, humedad relativa, velocidad del viento y radiación solar recogidos por una estación meteorológica ubicada en el propio campo y conectada al software. En función de éstos se determina el agua consumida por el césped durante el día, que será la cantidad que habrá que reponer con el riego. Una vez determinada la dosis de riego, el sistema recalcula diariamente la secuencia de riego de forma que el bombeo de riego, que es el encargado de suministrar agua al sistema, funcione a su régimen nominal durante el mayor tiempo posible, lo que redunda en una mayor eficiencia y un menor consumo eléctrico. Por tanto, el sistema de control del riego es básico para la optimización del consumo energético,nos explica Angel Serrano, Ingeniero Agrónomo y Project Manager de las obras del campo de golf.

Céspedes seleccionados

La Finca Golf, también innova con los tipos de céspedes utilizados y las variedades elegidas por los arquitectos del campo de golf. Marco Martin detalla las variedades utilizadas en el campo: “La Finca Golf recrea el aspecto de un inmaculado green de grandes dimensiones. Para ello hemos utilizado las variedades de Agrostis estolonifera Tour Pro en greenes y la mezcla de 007 y Luminary en diferentes proporciones en tees, calles y antegreens”.

Estas variedades, que facilitan una siega de mínima altura, al ser de alta densidad y gran capacidad de enraizamiento y crecimiento, permiten una rápida recuperación tras episodios de temperaturas extremas, como suelen ser los veranos de Madrid.

Sin embargo, para el rough, que representa la mitad de la superficie sembrada del campo de golf, se ha elegido la Festuca arundinácea, una especie muy austera, extremadamente resistente a la sequía y con pocas necesidades de aportes fertilizantes. La gran superficie dedicada a rough, junto con las reducidas necesidades de agua y de tratamientos de esta especie hacen que, en el conjunto de la superficie sembrada en esta área de juego se consuma una cantidad de agua de riego inferior a la precisada por las mezclas tradicionales de céspedes de clima frio. 

El contraste entre la finura y calidad que proporciona el Agrostis con la anchura y rudeza de la hoja de la Festuca hace de La Finca un campo singular también en este sentido, aunando la gran calidad de las superficies de juego con un atractivo contraste visual y paisajístico. La Finca Golf es un modelo de campo de golf de alto valor residencial que comparte la dualidad de calidad golfística y visual.

Integración en el paisaje

Stirling & Martin Golf Architects buscan en cada proyecto potenciar la singularidad de cada paisaje. La Finca Golf se enmarca en uno de los entornos residenciales más exclusivos de Europa. Los arquitectos de golf han buscado en todo momento crear un paisaje visualmente permeable, definido e integrado en el paisaje natural del entorno. Originalmente se partió de unas 50 ha de antiguo suelo agrícola escasamente arbolado y otras 23 ha, ocupadas por el campo antiguo, con gran riqueza arbórea, donde el diseño ha respetado el 98% de los ejemplares. Los diseñadores del campo han buscado la recreación de un pinar natural, que define y enmarca cada hoyo de golf. La importancia otorgada al paisajismo en el proyecto ha sido tal que se han elegido cada una de las plantas en el vivero.

Hasta la fecha se han plantado más de 1.800 ejemplares de pino piñonero de alturas entre 4 m y 7 m. Las plantaciones recrean grupos arbóreos que rompen la linealidad de los hoyos y proporcionan la sensación de un denso pinar el que se integra el campo de golf.

Técnicamente se han cuidado al máximo todos los detalles para garantizar el éxito de las plantaciones. A cada árbol plantado le precede una excavación de un hoyo de plantación de al menos dos metros cúbicos, mejorado con un sustrato arenoso adecuado y ácidos húmicos que garanticen su arraigo y posterior desarrollo. Se ha incorporado un novedoso sistema de riego por goteo subterráneo que garantiza el desarrollo y crecimiento en profundidad de las raíces de los árboles y evita la tendencia al crecimiento superficial de las mismas que tanto incomoda al golfista y dificulta el mantenimiento.

Si el leitmotiv del paisajismo es la formación de un de un pinar natural de pino piñonero, en las zonas en contacto con el arroyo Retamares se ha potenciado el arbolado con especies de ribera. Se han plantado ya más de 1,300 ejemplares de sauces, manzanos silvestres, fresnos y chopos, además de encinas, almeces, carpes y castaños de indias.

Con todas estas actuaciones, La Finca Golf Los Lagosse percibe desde el exterior como un nuevo pulmón urbano de Madrid, ampliación de la cercana Casa de Campo.

La utilización de corteza de pino en las zonas no regadas permite delimitar las zonas sembradas de las áreas sin riego. La superficie de más de 100.000 m2 cubierta por restos orgánicos reduce el consumo de agua en zonas tradicionalmente regadas de un campo de golf, reduciendo las necesidades de agua de riego en un 15%.

La utilización de acícula y corteza de pino reduce también los costes y tiempos de mantenimiento del área de jardinería, ya que los 10-12 cm de corteza aportada impiden el crecimiento de malas hierbas con el consiguiente ahorro en mano de obra.

Recursos de diseño

  • Diseño de los hoyos con los fuera de límites y viviendas en el lateral izquierdo de cada hoyo, lo que hace todos los hoyos perimetrales totalmente seguros, al representar el slice (desvío a la derecha) el 90 % de los errores cometidos por los jugadores.
  • Incremento de la seguridad a las viviendas diseñando lagos, cascadas y elementos de agua en el lateral izquierdo y separando los hoyos de golf del área residencial. El jugador huye instintivamente del agua y fuerza así su lanzamiento a la derecha.
  • Incremento de la anchura de calles y rough en áreas de caída de bola, lo que facilita el juego al jugador novel.
  • Reducción de riego en zonas de tees y áreas de caída de bola no probable, por lo que se optimiza el riego exclusivamente a zonas de intenso uso de juego.
  • Diseño de numerosos hoyos con fairways compartidos entre hoyos que, a la vez que facilita el juego a golfistas de nivel bajo, optimizamos superficies de riego, reducimos la superficie de siembra y, en consecuencia, ahorramos agua de riego.
  • Paisajismo limpio, bien definido, que evita las pérdidas de tiempo por búsqueda de bolas erradas.
  • Campo de golf muy cómodo de caminar en el que se han reducido las distancias entre green y tee siguiente y los desniveles entre hoyos.
  • Máximo respeto a la vegetación existente en las zonas de campo antiguo. Los hoyos #14, #15, #16 y #17 se integran en áreas abiertas del antiguo campo de golf, respetándose el arbolado existente.
  • Diseño de campo de golf tipo “auditorio”, con numerosos hoyos en ladera a modo de auditorios naturales que proporcionan una gran capacidad de acogida de espectadores en la celebración de grandes eventos.
  • El diseño del campo de golf, fue presentado por los diseñadores Stirling & Martin Golf Architects para posible sede de grandes eventos internacionales y fue reconocida la idoneidad de su diseño y su excelente localización para la organización de grandes eventos de máxima repercusión mundial.