“La tendencia es positiva y se observa un aumento cuantitativo de los consumidores finales”

Nicola Soldà, Export Area Manager de Teraplast.

Al compartir talento, experiencia y sinergias, los esfuerzos de cada miembro de una asociación se minimizan, potenciándose al mismo tiempo las propuestas, soluciones y recursos con los que hacer frente a situaciones adversas. Consciente de ello, Teraplast ha decidido unirse a la AECJ, Asociación Española de Centros de Jardinería, para afianzar sus negocios y brindar su apoyo a esta agrupación sectorial. Entrevistamos a Nicola Soldà, Export Area Manager de Teraplast quien confía en realizar un “excelente trabajo en equipo y generar entre todos nuevas ideas y oportunidades”.

¿Nos podría hacer una radiografía de lo que es su empresa?

Teraplast es una sólida realidad en el panorama de las macetas, que está presente, desde hace años, en todo el mundo para enriquecer con vegetación los espacios públicos, los locales y las viviendas particulares. La empresa produce artículos con tecnología de inyección y de rotación, satisfaciendo así las necesidades de diferentes sectores.

En el 2020 Teraplast lanzó dos nuevas marcas: Altèra y tera. Altèra transforma cada espacio interior y exterior en un lugar precioso, realzando su estilo y creando un ambiente acogedor. Por su parte, tera es un proyecto responsable, orientado a la economía circular. Se trata de un sistema de economía diseñado para regenerarse, que garantiza la reducción de residuos y emisiones gracias al reciclaje, la reutilización, la conservación y la reparación de materiales plásticos. Las nuevas colecciones de tera están fabricadas íntegramente con plástico de desecho postconsumo y cada artículo cuenta con la certificación "Plastic Second Life" del IPPR - Istituto per la Promozione delle Plastiche da Riciclo.

¿Qué podría destacar de sus productos y/o servicios?

Foto: Mauro Consilvio.

La funcionalidad y el diseño son las características que distinguen a nuestros productos. Mediante el análisis y el desarrollo constante, nos esforzamos por identificar las nuevas tendencias y responder a las necesidades emergentes. Además, a través del ‘’visual merchandising’’ ofrecemos a los clientes herramientas eficaces para aumentar las ventas mediante acciones y procesos creativos y razonados.

¿Por qué es importante la existencia de una asociación como la AECJ para el sector de los centros de jardinería?

Creo que la contribución y el apoyo que una asociación como la AECJ puede dar a Teraplast y al sector de los centros de jardinería en general es especialmente significativa. La sinergia entre las empresas asociadas y la experiencia en el sector de cada miembro nos permitirá realizar un excelente trabajo en equipo y generar entre todos nuevas ideas y oportunidades.

¿Qué razones os han animado a formar parte de la agrupación?

tera es un proyecto joven. Creo que la asociación AECJ representa el contexto ideal para difundir la nueva marca, dándonos la oportunidad de consolidar los clientes existentes, y hacer nuevos contactos. Tengo mucha confianza en esta asociación y estoy convencido de que el próximo congreso al que asistiremos también nos dará buenos resultados.

¿Cuáles son los principales retos que se plantean a medio plazo?

El aumento generalizado de las materias primas (el plástico en particular) y la escasez en este momento son, sin duda, las dificultades a las que nos enfrentamos y que probablemente seguirán ocupándonos en los próximos meses. En este sentido, la empresa se esfuerza por absorber al máximo este aumento general, sin dejar de ofrecer al mercado productos nuevos y de moda.

¿Qué iniciativas cree que se deberían impulsar en el sector que favorezcan a su tejido empresarial?

Creo que los "días temáticos", por ejemplo, el día de la replantación o de la sostenibilidad) en los gardens asociados, junto con cada empresa adherente, podría ser una iniciativa interesante para involucrar al consumidor final, proporcionarle información útil y, por otro lado, dar a conocer las marcas de los miembros.

Mucho se ha hablado de la importancia que tienen las prácticas sostenibles y ecoeficientes en las empresas, pero si miramos aspectos como la rentabilidad, surge la gran pregunta: ¿en qué medida son compatibles la sostenibilidad y la rentabilidad?

Nuestro principal objetivo es ofrecer un producto realmente "sostenible". La sostenibilidad, tal y como la vemos y aplicamos en Teraplast, implica controles y certificaciones, y por ello, un esfuerzo constante por convertir el ciclo de producción, utilizando recursos renovables en la medida de lo posible. Queremos transmitirlo al consumidor final para que sus decisiones de compra se guíen primariamente por este valor.

¿Cómo definiría la situación actual del sector?

Desde nuestro punto de vista, las ventas han aumentado considerablemente desde la reapertura del primer lockdown. La tendencia es positiva y se observa un aumento cuantitativo de los consumidores finales, así como una predisposición cualitativa de consumo en este sector.

¿Cuáles son sus previsiones a futuro?

Con los datos recogidos en la investigación realizada el año pasado, hemos observado que los consumidores del sector del jardín son más jóvenes que en el pasado y cada vez más sensibles a la cuestión de la sostenibilidad.

Estamos avanzando en esta dirección y el objetivo para el futuro próximo es ampliar la gama de productos fabricados con residuos postconsumo para utilizar los recursos ya presentes de la mejor manera posible y durante el mayor tiempo posible.