El césped retráctil, la última innovación del nuevo Santiago Bernabéu

El grupo de ingeniería y tecnología Sener, en base al sistema cuya patente le pertenece, es el ideólogo y cerebro tecnológico detrás del sistema del césped retráctil del estadio Santiago Bernabéu, que ha presentado recientemente el Real Madrid en un vídeo y cuyo proyecto constructivo ha sido desarrollado por Sener para el Real Madrid.

El sistema de Sener permite retirar el terreno de juego de césped natural de cualquier estadio del mundo, aunque su diseño original no considere esta posibilidad. De esta manera, cualquier estadio podrá transformarse en un espacio multifuncional donde albergar todo tipo de espectáculos, desde conciertos, convenciones o ferias, hasta todo tipo de eventos deportivos alternativos al principal, incluyendo deportes electrónicos o Esports o incluso eventos náuticos, multiplicando su explotación comercial.

Ideado desde su origen por Sener, el sistema dispone de dos ventajas clave frente a sistemas similares instalados en otros estadios. Por una parte, tiene la capacidad de poder ser implantado en estadios ya existentes localizados en núcleos urbanos consolidados donde resulta imposible desplazar el terreno de juego del interior al exterior del estadio. Por otra parte, el sistema desplaza las bandejas con el césped natural a un almacén enterrado denominado Hipogeo, en referencia al habitáculo homónimo bajo la arena del Coliseo romano. Este almacén, dotado con sistemas de ventilación, climatización, iluminación, control y riego, permite crear unas condiciones climáticas ideales para su conservación, facilitando el acceso de personal y material agronómico para un óptimo mantenimiento continuo, con independencia de los eventos que puedan acontecer en el estadio.

El sistema también dispone de un conjunto de mecanismos que permiten el desplazamiento horizontal y vertical de las bandejas con el césped, concebidos y diseñados por SENER de tal manera que siempre se garantice la máxima fiabilidad del sistema, permitiendo la rápida retirada del terreno de juego para la organización de eventos.

Como patente desarrollada por Sener, el sistema se ha planteado de tal manera que todos sus componentes constitutivos puedan fácilmente adaptarse a la geometría y requisitos de explotación de prácticamente cualquier estadio del mundo ya construido, en construcción o por construirse.

En palabras del arquitecto de Sener Jorge Vizcaya, uno de los ideólogos del proyecto: “En muchos aspectos, los estadios se han convertido en los templos de la modernidad. Sin embargo, la función deportiva, para la cual la mayor parte de ellos fueron concebidos, condena el propio uso y explotación de los mismos para actividades alternativas. En Sener, siempre hemos creído que los estadios deben ser diseñados de tal manera que su función transcienda a un mero uso deportivo. Dotados de los mayores avances tecnológicos, deben transformarse en verdaderos centros de reunión de las ciudades, pudiendo aglutinar diferentes funciones e infraestructuras urbanas al servicio de los ciudadanos durante todos los días del año. Esta premisa de diseño es la que nos inspiró para desarrollar este sistema en Sener”.

Sener cuenta con experiencia en el diseño de estadios de fútbol como el de Cracovia, en Polonia, o el Arena Fonte Nova, en Salvador de Bahía (Brasil). Como empresa de ingeniería presente en numerosos sectores de actividad, tanto en energía como en infraestructuras, pasando por aeroespacial o naval, el grupo se ha convertido en un referente en innovación, con instalaciones pioneras en todos sus campos de actividad.