El Día Mundial de la Educación Ambiental, fruto del esfuerzo de un año

La campaña de información y promoción "I Love Fruit & Veg from Europe", cofinanciada por la Comisión Europea y llevada a cabo por tres organizaciones de productores italianas, Terra Orti, Aoa y La Deliziosa, se ha querido sumar a la celebración del Día Mundial de la Educación Ambiental, celebrada el 26 de enero, “una oportunidad para recordar la importancia de los productos que nos da la tierra de una forma natural y que llegan a la mesa como la alimentación más saludable”, explican los organizadores de la campaña.

El objetivo del proyecto "I Love Fruit & Veg from Europe" es promover, tanto en España como en el resto de Europa, la compra y, sobre todo, el consumo consciente de productos hortofrutícolas europeos de temporada, sostenibles y de alta calidad para un estilo de vida más sano, seguro, consciente y respetuoso con el planeta. Por ello, este 26 de enero la campaña adquiere más relevancia si cabe, el fruto del esfuerzo de todo un año se concentra y alcanza su máximo exponente en este día en el que la Educación Ambiental, a través de esta efeméride, pretende mostrar que el progreso, el crecimiento y el desarrollo humano no tienen por qué estar reñidos con la apuesta decidida por conservar y cuidar de nuestro planeta.

Durante el Día de la Educación Ambiental en este 2022 se han organizado todo tipo de eventos y actividades abiertos a la ciudadanía: charlas, jornadas, seminarios, exposiciones, talleres, mesas informativas, proyección de documentales o concentraciones, entre otras muchas iniciativas a nivel sectorial o entre profesionales. Además, se han desarrollado acciones de calle o actividades en colegios e institutos.

“Desde una campaña como I Love Fruit & Veg from Europe, que promueve el uso diario de frutas y verduras de proximidad y de temporada nos sumamos a mejorar la educación ambiental en el seno de la Unión Europea y planteando una de las acciones más simples y al mismo tiempo útiles para la conservación del planeta, apostando por el lema De la granja a la mesa o de la huerta a la mesa, algo que se entiende muy bien en los países de la cuenca mediterránea y que aboga por la sostenibilidad en materia alimentaria”, han señalado.