Gramoflor: materias primas alternativas para sustratos más sostenibles

La apuesta de Gramoflor por el uso e incorporación de materias primas alternativas a la turba para la elaboración de sus sustratos es cada vez mayor. Prueba de ello es la extensa gama de dichas materias que ofrece: Lignofibre, LIGNOFIBREbcX+ (extrafina plus), gramoCOCO o gramoFLAKES, todas ellas con la garantía y calidad del grupo Gramoflor.

En 2021, el grupo Gramoflor consiguió sustituir en un porcentaje superior al 25% la turba por otras materias primas alternativas y renovables.  Y Gramoflor Ibérica con la nueva planta de producción de sustratos en la Comunidad Valenciana (Moixent) consiguió disminuir la turba en un porcentaje superior al 45%.

Siendo la disminución de las emisiones de CO2 en la planta de España durante 2021 muy elevada, gracias, por una parte, a la disminución del porcentaje de turba anteriormente comentado, y por otra, a la utilización de materias primas efectivas y renovables como el gramoFLAKES, que además es de Km0, lo que contribuye también a la disminución de emisiones derivadas del transporte.

“Somos conscientes de que cuidar de nuestro entorno se hace imprescindible, ya que no disponemos de un Planeta B. Por eso, nos preocupa el planeta que vamos a dejar a nuestras generaciones futuras. Por lo que, siendo muy conscientes del alto valor ecológico de la turba como materia prima fósil, así como de la función de los pantanos, como reservorios de CO2”, explican responsables de la firma. Y añaden que desde Gramoflor, siempre han apostado por un crecimiento sano y responsable. “Prueba de ello es Gramoflor Ibérica, la nueva planta de sustratos en España, ubicada en la Comunidad Valenciana, donde tenemos una misión muy clara: la elaboración de sustratos sostenibles mediante la utilización de materias primas alternativas y renovables respetando al máximo el medio ambiente”.