Cómo reconocer los geranios de mejor calidad

¿Cuándo llegará por fin el verano? Un vistazo a los invernaderos de los viveros nos muestra que ya no falta mucho y eso es sinónimo de: ¡Geranios! Año tras año, más de 26 millones de personas en Europa disfrutan de las flores en sus balcones. Los geranios siguen siendo los favoritos del verano a lo largo de todo el continente, por eso para comenzar bien la temporada de balcones, los expertos de Pelargonium for Europe (PfE) explican cómo reconocer los geranios de mejor calidad a la hora de comprar nuestras plantas para este verano.

Pelargonium for Europe.

La gente adora los geranios versátiles, y con razón. Sus innumerables variedades y colores ofrecen opciones para todos los gustos. Una vez plantados, transforman sin esfuerzo los balcones y terrazas soleados o semisombreados en magníficos mares de flores desde la primavera hasta el otoño. Incluso pueden soportar fácilmente largos periodos de calor. Los geranios son tan fáciles de cuidar que ni siquiera importará que no se permanezca tanto en casa este verano como en años anteriores.

Factor de calidad 1: Estructura tupida, brotes fuertes


Hermosas y tupidas. Este es el aspecto que deben tener las plantas de mejor calidad. Si un geranio tiene muchas ramas y tantas hojas en tallos fuertes que apenas se ve el abono en la maceta, cumple el primer criterio de calidad. Un hábito de crecimiento tupido y ramificado es genético en las variedades modernas de geranios. La forma en que se cultivan los geranios en los viveros también contribuye a su estructura tupida.

Si, por ejemplo, hace mucho calor en el invernadero en los días apagados, los geranios crecen rápidamente, pero de forma poco compacta. Las temperaturas moderadas producen plantas de mejor calidad, pero tardan más en estar listas para la venta.

Factor de calidad 2: muchos cogollos


Si algunas flores muestran color y hay más brotes florales en camino, se cumple el segundo criterio. Un geranio de calidad tendrá muchos brotes.

Los geranios crecen y florecen mejor cuando el sol brilla sin nubes desde el cielo. Entre 25.000 y 30.000 luxes (una medida de la intensidad de la luz) se consideran óptimos: una luz como la que se espera en un bonito día de principios de verano a pleno sol. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los geranios empiezan a vivir en enero, cuando todavía no hay rastro del sol de principios de verano.

Los grandes amantes de los geranios comienzan su producción temprano,tratan las plantas con cristales de invernadero bien limpios y los riegan  con moderación para que se desarrollen lenta y robustamente.


Factor de calidad 3: la maceta adecuada

Los geranios de calidad crecen en macetas de un tamaño adecuado. La planta debe estar lo suficientemente arraigada como para que el cepellón no se deshaga al sacar el contenedor. Los geranios en macetas de 11-13 cm son los más adecuados para plantar en balcones.

Estas plantas tienen suficiente masa radicular para despegar de inmediato, pero al mismo tiempo se adaptan bien a las jardineras estándar. Los geranios extragrandes, que se venden en macetas de más de 13 cm de diámetro, son más adecuados para plantarlos en espacios de mayor tamaño.

Pelargonium for Europe.

El mejor momento para comprar geranios

A partir de mediados de abril, los invernaderos se llenan de las populares flores de verano. En cuanto deja de haber amenaza de heladas por la noche, los geranios pueden salir definitivamente al exterior. En nuestras latitudes, esto suele ocurrir a partir de mediados de marzo o abril. En los lugares protegidos de la casa se pueden plantar incluso antes. Si se compran plantas antes, se pueden proteger de la congelación con papel de burbujas si hay riesgo de heladas.