MyTreeRisk, la nueva herramienta para gestionar el arbolado urbano 

La Asociación Multisectorial de la Agricultura Andaluza (Amja) ha celebrado una nueva sesión online para hablar sobre la nueva herramienta MyTreeRisk, una aplicación diseñada para la gestión del arbolado y otros elementos vegetales.  Durante la charla, Alejandro Ruiz Rolle y Alberto Galiano, desarrolladores de la plataforma, han explicado el funcionamiento y la importancia de la misma a la hora de gestionar grandes poblaciones urbanas.

MyTreeRisk genera estudios cualitativos y cuantitativos para obtener mapas de riesgo interactivos y actualizables que permitan la gestión remota del arbolado. Una herramienta diseñada para agilizar las actuaciones en este sentido y asegurar un control detallado sin los esfuerzos que implica el seguimiento tradicional.

El sistema actual para gestionar los árboles maneja datos que en muchas ocasiones no son representativos. Ruiz Rolle ha apuntado que “los inventarios que se hacen en grandes ciudades con poblaciones importantes de arbolado se efectúan desde otros lugares, probablemente empleando el Google Maps o el Street View. A esto se suma que habitualmente los pliegos de condiciones en cualquier ayuntamiento proponen hacer una actualización del inventario cada 4 o cada 6 años y me pregunto ¿de qué nos vale tener un inventario si no está actualizado?” 

Para nosotros el inventariado es clave para poder gestionar prácticamente cualquier cosa

Alejandro Ruiz Rolle

Para tratar de explicar la importancia de los inventarios Ruiz Rolle ha señalado que “estas listas se emplean para analizar los datos, sin un estudio adecuado yo no puedo saber cómo se comporta esa población. Pero empleando esta información, puedo hacer un análisis cuantitativo y cualitativo, y gracias a este seré capaz de decidir parte de mi gestión”.

Estas actuaciones orientadas a conservar las zonas verdes están cobrando una gran importancia a raíz de los fenómenos producidos por el cambio climático. Sin embargo, desarrollar este proceso resulta muy difícil cuando nos enfrentamos a grupos de árboles muy amplios. “Esto es imposible hacerlo en una población de 10.000 árboles uno por uno”, ha apuntado Díaz Galiano.

Con el objetivo de hacer este proceso más sencillo el codesarrollador de MyTreeRisk ha acotado 4 fases en las que dividir las actuaciones. En primer lugar, es necesario valorar la información ya existente para saber si puede aprovecharse. En caso contrario será necesario efectuar una primera etapa de análisis para detectar problemas y establecer un mapa de riesgo.

Después llega a la fase 2, en la cual personal cualificado debe efectuar una evaluación más precisa en un número de árboles más reducido. Para terminar, el último nivel “sería de pura consultoría empelando las herramientas topográficas o resistográficas necesarias en cada caso”, ha concretado Diaz Galiano.

Hay que intentar mantener a toda costa las poblaciones de árboles que tenemos

Alberto Díaz Galiano

MyTreeRisk

MyTreeRisk organiza todos los datos recabados durante estas actuaciones y facilita el acceso a los mismos de forma rápida e intuitiva, a través de dispositivos inteligentes. “Esta plataforma ofrece una clasificación de los árboles que tengo categorizados en un mapa de riesgo. En un primer vistazo nos ofrece información sobre cómo está nuestra población en este momento. Además, estamos implementando los gráficos de análisis cuantitativo y cualitativo. De forma que, en caso de solicitud por parte de la administración, el técnico podrá extraer toda la información que necesite sobre el estudio”, ha explicado Ruiz Rolle

Hemos tratado de hacer una herramienta sencilla, porque podemos tener técnicos muy buenos en el manejo del arbolado, pero no tan hábiles con la informática.

Alejandro Ruiz Rolle

La aplicación hace una lista de aquellos árboles que necesiten revisión y notifica a los técnicos sobre las actuaciones que son precisas en cada caso con hasta una semana de antelación. Una vez los trabajos se hayan efectuado la plataforma registra estos cambios automáticamente.

Asimismo, cada una de estas actuaciones cuenta con múltiples datos sobre el árbol y las incidencias anteriores que haya registrado en la aplicación. “Se puede recabar esta información para estudiar cómo va evolucionando el comportamiento de los árboles lo que, a raíz del cambio climático resulta muy útil para prevenir posibles actuaciones”, ha apuntado Ruiz Rolle.

MyTreeRisk continúa desarrollando nuevas funciones orientadas al control integral de plagas, al riego de nuevas plantaciones, la limpieza de parques o la supervisión de la vegetación (setos, plantas, etc.). “Inicialmente desarrollamos esta herramienta para árboles, pero al final va a integrar a todas las zonas verdes”, ha concluido Ruiz Rolle