El plan de España para la PAC consigue el visto bueno político de Bruselas

Bruselas, 18 jul (EFE).- La Comisión Europea (CE) confirmó este lunes la aprobación política del plan nacional en el que España detalla cómo va a aplicar la nueva Política Agrícola Común (PAC), que entrará en vigor en enero de 2023.

Por tanto, España ya puede enviar la versión final del documento a Bruselas y el Ejecutivo comunitario lo adoptará de forma definitiva a principios de septiembre, una vez que la propia CE haya completado los trámites administrativos necesarios.

"Estoy muy feliz de anunciar que terminamos las discusiones con cinco Estados miembros (Portugal, Polonia, España, Dinamarca y Francia). Para esos países, procederemos con el lanzamiento del proceso de aprobación", declaró el comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, durante la reunión de ministros del ramo de los Veintisiete celebrada hoy en Bruselas.

Añadió que "hasta diez Estados miembros" en total podrán enviar la versión final del plan nacional "antes de la pausa veraniega".

Para el pasado 1 de enero los Estados debían haber enviado a la CE los planes estratégicos sobre la PAC. A continuación, Bruselas propuso mejoras a los países, que pusieron en marcha las revisiones de sus documentos.

Una vez que el Ejecutivo comunitario considera que las modificaciones realizadas por los países responden de manera satisfactoria a las observaciones planteadas, las capitales pueden enviar la versión revisada del plan, con lo que se pone en marcha la aprobación oficial.

Cuando España remita al Ejecutivo comunitario el plan revisado, harán falta alrededor de seis semanas para la adopción definitiva, el plazo que necesita la Comisión para concluir los trámites administrativos correspondientes.

"Deberíamos tener las primeras decisiones sobre adopciones a principios de septiembre", expuso el comisario de Agricultura.

Wojciechowski destacó que en el caso de los planes de España, Portugal, Polonia, Dinamarca y Francia, por parte de la Comisión Europea no habrá "peticiones adicionales".

"Esos Estados miembros pueden empezar el trabajo para preparar la legislación (nacional)", sentenció. En la rueda de prensa posterior a la reunión, dijo que se van a aprobar "prácticamente sin cambios".

El ministro español de Agricultura, Luis Planas, consideró que el tiempo transcurrido y "todo el trabajo realizado en los pases concretos para la aprobación de los planes estratégicos ha sido una tarea inmensamente compleja por la crisis del covid y ahora por la guerra de Ucrania".

"Pero nuestros agricultores necesitan una señal clara de que avanzamos hacia el escenario de certidumbre de la PAC y, por eso, agradezco al comisario su informe y, en concreto, la respuesta que ha dado y el comentario que ha hecho sobre el plan estratégico nacional presentado por España. La semana pasada recibimos la autorización para enviar la versión definitiva del plan después de los contactos técnicos con la Comisión", afirmó.

En concreto, fue el 14 de julio cuando Bruselas autorizó a España a remitir la versión final.

Planas reconoció que el plan presentado en diciembre pasado "ya era muy equilibrado", pero admitió que la versión revisada lo es "mejor".

"Va a permitir a nuestros agricultores y ganaderos tener todos los elementos que les permitan planificar sus cultivos y producciones a partir de la próxima campaña de siembras", expuso.

Sobre la legislación española para implementar la nueva PAC en el país, destacó que hay un proyecto de ley en tramitación en el Congreso de los Diputados y otros dieciocho proyectos de decreto que pasarán "próximamente" por el Consejo de Ministros.

"Además de eso, necesitamos una tarea (....) de divulgación y de formación para que nuestros destinatarios agricultores y ganaderos conozcan mejor cómo se aplican los nuevos ecoregímenes, las nuevas ayudas ambientales del segundo pilar, así como todas las normas de la PAC", expresó.

Wojciechowski, durante el encuentro ministerial, recalcó que la intención del Ejecutivo comunitario sigue siendo adoptar los veintisiete planes nacionales "para finales de año, a más tardar".

Reconoció la importancia de una "aprobación rápida" de los planes "a la luz de la crisis ucraniana", pero afirmó que también se debe garantizar que los planes cumplen con los objetivos y "ambiciones" de la reforma de la PAC.

Por otro lado, varios Estados miembros insistieron hoy en que la Comisión Europea apruebe ciertas exenciones a las obligaciones de carácter ambiental de la nueva Política Agrícola Común durante 2023 y el comisario de Agricultura respondió que la Dirección General de Agricultura ha presentado una propuesta legislativa y que ahora hay un proceso de consultas en la CE sobre el alcance de la derogación.

"La discusión aún no está finalizada", constató.

En la rueda de prensa posterior al encuentro, el titular checo de Agricultura, Zdenek Nekula, cuyo país ocupa la presidencia rotatoria de la UE, comunicó que "prácticamente todos" los Estados miembros pidieron hoy esas flexibilizaciones.

En un debate sobre la situación de los mercados agrícolas, los ministros abordaron el impacto de la guerra de Ucrania y de la sequía que afecta a gran parte de Europa.

Tras la reunión, el ministro checo admitió que el Viejo Continente experimenta una "gran sequía" y que algunos Estados miembros hacen frente a incendios.

Wojciechowski constató que muchos países afrontan "problemas con la sequía".

Acerca de ProfesionalesHoy 5311 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy