La UCH instala un jardín vertical en Elche

La Universidad CEU Cardenal Herrera (UCH) de Elche ha instalado un jardín vertical en su patio interior capaz de filtrar 80 toneladas de gases nocivos al año. Además, estas instalaciones son producen el oxígeno necesario para 120 estudiantes gracias a la fachada verde de 120 metros cuadrados y más de 4.000 plantas con las que cuenta el jardín.

Ignacio Solano, diseñador del jardín, experto botánico y CEO de Paisajismo Urbano, ha asegurado que “el hecho de introducir la arquitectura vegetal en esta zona singular ha sido un proyecto muy interesante para nosotros. Un ecosistema vertical que ofrece grandes beneficios, tanto para el alumnado, trabajadores y habitantes de Elche, como para el medio ambiente".

Asimismo, este espacio verde puede captar anualmente casi 15,6 kg de polvo y gracias al sistema patentado por Paisajismo Urbano atrapará y procesará 32 kg de metales pesados al año. Para su elaboración, se ha trabajado con el mismo mecanismo utilizado en los mayores proyectos de jardinería vertical alrededor del mundo, como el edificio Santalaia de Bogotá, que cuenta con una cobertura vegetal de 3.117 metros cuadrados.

El proyecto encargado por el arquitecto alicantino Tomás Amat persigue generar un mosaico vegetal y conseguir un gran efecto artístico con la implantación de distintos tipos de plantas. Concretamente, se pueden encontrar 35 especies y 8 familias diferentes de vegetación. Ignacio Solano ha explicado que “Tomás Amat es un arquitecto con el que es muy interesante trabajar porque nos saca de nuestra zona de confort”. Su particular apariencia crea un entorno protegido y sostenible dentro de las instalaciones. Este jardín vertical está ubicado en el patio, por lo que, aunque esté en el interior de la universidad, realmente se encuentra en el exterior.

La principal innovación de este espacio verde es el anclaje empleado para instalar los ejemplares de plantas, que se compone de cuatro capas. La primera está formada por un rastrelado metálico, sobre el que se disponen los paneles impermeables que conforman la segunda zona. Sobre este panelado se fija una doble capa de material textil sintético, que sirve al mismo tiempo de soporte y de sustrato hidropónico para la última capa, que corresponde a la cobertura vegetal. En la capa textil también se sitúa el sistema de riego, que permite acceder fácilmente a él en el caso de ser necesario algún ajuste. Esta disposición por capas, entre las que se encuentran cámaras de aire, permite crear una estructura muy ligera con un peso promedio de 35 kg/m2.

De este modo, Ignacio Solano continúa desarrollando proyectos por todo el territorio nacional. Muestra de ello son esta fachada vertical para la Universidad CEU Cardenal Herrera en Elche o el jardín vertical interior más grande de Europa recién inaugurado en CaixaForum Valencia.

Acerca de ProfesionalesHoy 5345 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy