La falta de espacios verdes provoca 43.000 muertes al año en Europa

La falta de acceso a espacios verdes provoca 43.000 muertes al año en Europa, según datos del estudio publicado por la revista The Lancet Planetary Health. Este informe revela la necesidad de espacios verdes tras analizar un millar de ciudades de 31 países europeos (los veintisiete pertenecientes a la UE, más Reino Unido, Suiza, Noruega e Islandia).

Este es el primer gran estudio que calcula el número total de muerte que podrían prevenirse gracias a la implementación de espacios verdes en las ciudades, en línea con las propuestas de la OMS (Organización Mundial de la Salud). Un informe que incide en la relación directa entre las zonas verdes y la salud de la población, y en la importancia de la gestión pública para su desarrollo.

Hay que tener en cuenta que aproximadamente el 70% de la población vive en ciudades y que el incremento de espacios verdes forma parte de la solución para la recuperación del planeta. Por ello, a lo largo de la historia investigadores de todo el mundo, universidades e instituciones han realizado profundos análisis para argumentar este hecho.

Ya en 1984, se realizó un estudio en un hospital de Pennsylvania (EE. UU), en donde analizaron dos clases de habitaciones: unas con vistas a una zona de arbolado y otras cuyas ventanas daban a una pared de ladrillos. En lo que se refiere a las demás características y equipamientos, las habitaciones de ambos grupos eran iguales. Los resultados mostraron que los pacientes con vistas a espacios verdes tuvieron menos días de estancia postoperatoria, tomaron menos analgésicos y recibieron menos comentarios negativos de evaluación en los partes de enfermería que los pacientes cuya ventana daba a la pared. Este fue el primer estudio que mostró que la simple vista de una zona con árboles podía traducirse en beneficios para la salud.

Además, recientemente un equipo combinado de investigadores de ETH Zurich, el Instituto de Ciencias Atmosféricas y Climáticas y la Universidad de Newcastle, ha descubierto a través de análisis estadísticos que las lluvias en Europa podrían incrementarse plantando más árboles. En su artículo publicado en la revista ‘Nature Geoscience’, el grupo describe el uso de datos de pluviómetros de toda Europa para construir sus modelos. Jessica Baker, de la Universidad de Leeds, ha publicado un artículo de ‘News & Views’ en la misma edición de la revista que describe el trabajo realizado por el equipo en este nuevo proyecto.

Desde AMJA, Asociación Multisectorial de la Jardinería Andaluza, han señalado que "si tenemos esto en cuenta intentar llenar de placas solares el campo puede que no sea la única solución ante la problemática acuciante del Calentamiento Global”.

“Se ha avanzado mucho en disminución de deforestación, la sociedad y los responsables están más concienciados ahora que hace décadas, no cabe duda, pero falta todavía que actuemos desde todos los ámbitos porque se siguen destruyendo áreas verdes, talando árboles y edificando en exceso. Es necesario renaturalizar las ciudades y establecer las herramientas necesarias para que todo ello se lleve a cabo, dotando los proyectos de recursos económicos y humanos. Y tenemos que darnos prisa porque el tiempo vuela”, han asegurado desde la asociación.

Acerca de ProfesionalesHoy 5345 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy