BYG

Blumaq

Portada / AA Noticias Breves / La Asamblea General de Anefa analiza los nuevos escenarios para el sector

La Asamblea General de Anefa analiza los nuevos escenarios para el sector

Manuel Casado, Ramón Ruberte y César Luaces en la rueda de prensa previa a la Asamblea General de Anefa

Madrid ha acogido la celebración de la Asamblea General de la Asociación Nacional de Empresarios Fabricantes de Áridos (Anefa) con la presencia de numerosos invitados y autoridades relacionados con el sector. Durante la rueda de prensa previa a la asamblea se ha presentado el Informe Estadístico Anual del Sector de los Áridos, elaborado por la Asociación. Asimismo, se han explicado los datos del consumo de áridos del último año 2018 así como las previsiones para 2019 y para el futuro del sector.

Una vez consolidados los datos estadísticos de consumo de áridos para 2018, el presidente de Anefa, Ramón Ruberte Auré, ha manifestado que “la desaceleración del consumo de áridos ha estado implícita en el 2018” y, situándonos en 121 millones de toneladas de áridos naturales, “todavía nos encontramos un 75% por debajo de las cifras deseables”.

Si bien es cierto que el crecimiento ha sido finalmente algo menor de lo previsto, alcanzando el +6,6%, y siempre partiendo desde valores todavía muy bajos y con gran variabilidad territorial.
Sin embargo, las perspectivas iniciales para 2018 hacían esperar otro año de crecimiento sostenido, pero, nuevamente, la convulsa y cambiante situación política ha hecho que se vuelvan a sembrar las dudas sobre el comportamiento futuro del consumo.

“España está en inversión pública un 63% por debajo de la media europea”

Según la media europea por habitante, el país debería consumir, al menos, unos 240 millones de toneladas, es decir, cerca del doble del valor registrado en 2018. Desde 2006, cuando el consumo de áridos por habitante en España era uno de los más importantes de Europa, con cerca de 12 toneladas/habitante/año, esta cifra ha sufrido una reducción considerable.

Ramón Ruberte, presidente de Anefa, ha realizado la apertura de la Asamblea General en Madrid

“El consumo de áridos es un indicador de prosperidad de un país, por lo que no es una situación normal. Estamos por debajo de la media del consumo de áridos por habitante a nivel europeo. El objetivo es estar en cifras más o menos normales”, ha asegurado Ruberte alertando que nos encontramos “en niveles de países tercermundistas”.

En lo referente a las empresas, y una vez pasada la crisis, ha asegurado que se han encontrado una mejoría de las empresas, gracias en parte a que han tenido tiempo para adaptarse a las nuevas coyunturas donde muchas grandes empresas y multinacionales han provocado una concentración del sector vía fusiones, acuerdos, etc., algo de lo que Ruberte ha señalado ser “buena señal”: “Si las empresas están mejor, la asociación estará mejor también”. En este sentido han ampliado la estructura de la asociación contratando a una persona más lo que les ha hecho poder acceder a nuevos proyectos en lo que respecta a temas jurídicos y medioambientales.

Por su parte, César Luaces, secretario General de la asociación, ha asegurado que el crecimiento del consumo de áridos para la construcción, en 2018, muestra una evolución territorial positiva en la gran mayoría de Comunidades Autónomas. Sin embargo, ha confirmado que el crecimiento “es todavía muy desigual territorialmente”. Galicia, por ejemplo, es la Comunidad Autónoma que más crece con un 13,3% seguida de Madrid (+8,6%), la Comunidad Valenciana (+8,6%), Navarra (+8,3%), La Rioja (+8,1%) y el Principado de Asturias (+7,9%) que han tenido un comportamiento más positivo en crecimiento porcentual, aunque las variaciones absolutas en volumen de consumo son todavía muy pequeñas. Retrocede únicamente en la Región de Murcia (-5,8%), Castilla y León (+3,3%), Cantabria (+3,3%) y Extremadura (+0,8%) son las Comunidades Autónomas con el crecimiento más débil.

“Seguimos en el noveno lugar, en el último de 39 lugares del consumo por habitante”

Actualmente, España – que se encontraba en segunda posición en 2006 – ocupa el noveno lugar de Europa en producción total de áridos, por detrás de Rusia, Alemania, Turquía, Francia, Polonia, Reino Unido, Italia y Noruega. En este sentido, César ha asegurado que “seguimos en el noveno lugar, en el último de 39 lugares del consumo por habitante”. A este respecto ha afirmado que “todavía hay muchos contrastes”.

César Luaces, director general de Anefa, durante su intervención en la Asamblea General de la Asociación.

Explotaciones

Por otro lado, el número de explotaciones ha descendido al 3,5% (unas 50 explotaciones).
Según los datos de la Estadística Minera de España (2017), el número de explotaciones de áridos activas (que reportan algún dato de actividad) asciende a 1.754, cifra que supone el 64,2% del total de las explotaciones mineras del país, habiéndose reducido la cifra en 45 explotaciones en el último ejercicio (-2,5%). Prácticamente se distribuyen al 50%, entre las 868 canteras (49,5%) y las 886 graveras (50,5%).
Además, según las informaciones aportados por Anefa, aproximadamente el 20% de éstas (unas 350 explotaciones), tienen una actividad casi nula, por lo que la cifra más real es de 1.400 explotaciones.

Un sector que “construye país”

En conjunto, el sector de los áridos es el primer generador de empleo directo de la industria extractiva, con el 40,9% del total: el empleo directo asciende a 8.347 trabajadores, a los que hay que sumar otros 13.725 indirectos, para un total de 22.072 trabajadores, según los datos de la estadística Minera de España (2017) y datos propios de Anefa. El incremento total de empleo se estima en un +2,3%. Asimismo, hay unas 900 mujeres trabajando en el sector.
Las Comunidades Autónomas de Galicia (16,3%), Andalucía (15,7%), Cataluña (14,1%) y Castilla y León (10,0%) son las que generan más empleo en el sector.
El peso del sector de los áridos en cuanto a generación de empleo directo en la industria extractiva es muy elevado en Islas Canarias (96,9%), La Rioja (90,0%), y el País Vasco (88,5%).

Manuel Casado Álvarez, vicepresidente de Anefa, ha resaltado el caso concreto de la Comunidad de Madrid, una de las comunidades que más disminuyó en 2018: “Aquí llevamos unos años con unos crecimientos estables (8-9%). Lo que ha ocurrido en Madrid con el tema de la crisis es que hubo una disminución clara de la capacidad de producción”. “El problema —explica Casado—, es que la inversión pública es bajísima, se hacen cosas puntuales, pero aun así sigue siendo muy baja”.

En cuanto a la vivienda y construcción, Casado ha afirmado que “los empresarios somos optimistas”: “Madrid es de las comunidades con un consumo de áridos por habitante más bajo de España”. Aunque comenta que este crecimiento es positivo, “el crecimiento es moderado si se compara con las cifras en las que nos quedamos”.

“Madrid es de las comunidades con un consumo de áridos por habitante más bajo de España”

Durante su intervención, Manuel Casado ha puesto en relieve las dificultades burocráticas que se encuentran para acceder a la Administración además de los procesos tan largos que se generan con la Dirección General de Minas y Medioambiente: “Hay muchos expedientes abiertos que no terminan de avanzar”, asegura. “El sector del árido en Madrid nos sentimos un poco dejados de la mano de la Administración”, ha reconocido el vicepresidente de Anefa.

En lo que tiene que ver con los distintos países Casado ha dicho que “los ratios que reportamos los distintos países son muy heterogéneos” por lo que habría que establecer un criterio homogéneo de análisis. En este sentido, Manuel ha concluido afirmando que “Madrid sigue teniendo una fuga importante y barreras con el árido reciclado, por lo que los análisis no son nada claros”.

Volumen de negocio

Se estima en 573,1 millones de euros el volumen de negocio del sector de áridos para la construcción, excluido el transporte.El volumen de negocio de los áridos para otros usos industriales ascendió a 253,6 millones de euros. Por lo tanto, el volumen de negocio total alcanzó los 826,7 millones de euros.
En el caso de las canteras, el valor asciende a 4,98 €/tonelada, un 24,8% superior al de las graveras que es de 3,99 €/tonelada. Casado ha asegurado que los precios del árido están muy bajos en comparación al resto de países y ha añadido que “para nosotros es fundamental el volumen para poder reducir los gastos”.

Perspectivas del sector

Durante la asamblea se ha informado de la situación actual del sector, así como de las numerosas iniciativas en las que trabaja Anefa para defender los intereses de las empresas miembro.En su discurso de apertura, Ruberte ha puesto en relieve la importancia del sector de los áridos como industria que “construye país”. Asimismo, ha hablado de la situación política en la que se encuentra el país y de cómo se ha recuperado el sector desde la crisis: “A pesar de llevar cuatro años de crecimiento, esto no se ha trasladado al sector de manera efectiva».
En los buenos años, el sector dependía de la obra pública, ahora eso no es así. Por lo que «llegar a la recuperación efectiva es difícil”, explicaba Ruberte.

Desde el sector esperan que, el hecho de estar inmersos en una interminable sucesión de periodos pre-electorales, electorales y post-electorales no termine pasando factura al tímido crecimiento de un sector que está muy lejos de poder hablar de recuperación. La tramitación de las licitaciones, las adjudicaciones y las ejecuciones de obras pecan de falta de continuidad y de ausencia de una planificación coherente. En este sentido, César Luaces ha señalado la amenaza por la situación política en el sector: “Frenazo en la inversión y la licitación, la deuda pública, la ralentización del PIB, un elevado gasto improductivo…hay una serie de oportunidades económicas en un escenario que se puede complicar si no se sabe gestionar. España está en inversión pública un 63% por debajo de la media europea”.

Los recurrentes problemas ligados a las dificultades para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, así como la dotación de más gasto social no productivo en detrimento de la inversión en obra pública, ahora mismo tan necesaria después de tantos años de desinversión no mejoran las perspectivas. Además, las bajas temerarias y los aplazamientos de pagos siguen siendo un mal endémico que perjudica enormemente al conjunto del Sector.

“El objetivo básico es seguir siendo el actor que interactúe y sea vital para este sector”

Afortunadamente, los indicadores relacionados con la iniciativa privada, edificación residencial (visados, viviendas iniciadas, precio de la vivienda, acceso a la financiación, etc.) y la edificación no residencial (industrial, logística, usos terciarios, etc.) se siguen comportando positivamente, aunque también con muchas desigualdades territoriales, lo que está paliando, en buena medida, el déficit de obra civil.

A pesar de todo ello, el sector es optimista y confía en que 2019 y 2020 serán otros años de crecimiento para esta industria, en el conjunto del país, aunque con grandes variaciones territoriales e, incluso, alguna Comunidad Autónoma en retroceso.

Tras la crisis, las capacidades productivas de las empresas están limitadas, con necesidad de crecer en productividad y eficiencia, mientras que las exigencias para el sector siguen aumentando. Ramón Ruberte ha explicado que, aún ante este contexto, “la recuperación de las empresas es positiva y se han diversificado apoyándose en la concentración empresarial, así como el cierre de explotaciones y de empresas, lo que ha supuesto más carga para las empresas”.
Es por ello por lo que cada vez es más clara la necesidad de que la fase de expansión de la demanda de áridos se consolide para que las empresas puedan adoptar las decisiones de inversión que esta actividad necesita. “Para este 2019 tenemos que redimensionar nuestras capacidades reales de producción”, ha remarcado Ruberte. “Necesitamos mejorar en productividad y en eficiencia, es una necesidad. Que se consolide el crecimiento de áridos es vital para hacer efectivas estas situaciones”. En este sentido ha hablado de un pacto de Estado de infraestructuras para que la obra pública no se resienta en función del contexto del momento. “Esto —dice Ruberte— es esencial para la seguridad de los empresarios”.

Comprometidos con el futuro

Por otro lado, César Luaces ha hablado del movimiento que ya “es imparable”: el cambio climático. “Hay que prepararse para los escenarios más complejos que vengan. Es necesario además actualizar el modelo obsoleto del paisaje y la biodiversidad. Las pautas de los que somos mineros están obsoletas en cuanto a la restauración”. Además, ha asegurado que desde Anefa quieren ser un actor importante en este aspecto y por ello se encuentran trabajando en las alianzas con distintas ONG’s para la defensa de la biodiversidad.

El Plan de Seguridad Minera, los cursos para 1000 trabajadores de formación obligatoria, la Cátedra o su Congreso…desde Anefa se encuentran trabajando en distintos proyectos de investigación como Workmate, Exploragates, Smart bioMine…

“Necesitamos mejorar en productividad y en eficiencia, es una necesidad. Que se consolide el crecimiento de áridos es vital para hacer efectivas estas situaciones”

Realizar una revisión de los servicios e ir encaminados a la defensa del sector es esencial, desde la Asociación, por todo lo que este significa para el país: “El objetivo básico es seguir siendo el actor que interactúe y sea vital para este sector”.

Nuevos escenarios para el sector

Conferencia impartida por Eduardo Madina durante la Asamblea General de Anefa en Madrid

Por último, tuvo lugar la conferencia “La defensa de los sectores empresariales en la actual situación política de España. Claves para el éxito” impartida por Eduardo Madina Muñoz, analista político y económico y director de la Research Unit de Kreab.

Madina ha hablado del nuevo contexto político tras las elecciones, de la nueva configuración del Congreso de los Diputados con la entrada de nuevas formaciones políticas donde muchos entran por primera vez. Asimismo, ha realizado un repaso de cómo se va a configurar el escenario político en las próximas elecciones y cómo esto va a determinar las condiciones en las que se desarrolle todo.

Por otro lado, el que fue Secretario General del Partido Socialista en el Congreso, ha resaltado la importancia del buen lobby (entendido como presencia de generación de conocimiento) del sector de la minería y de las connotaciones empresariales negativas y positivas de los trabajadores con respecto a ello. Hoy en día, los procesos sociales se aceleran desde la calle. Esto se da a su vez con más influencia que nunca: “La importancia de transmitir la realidad y el impacto real de la actividad cobra más sentido”, ha explicado Madina. “Se trata de una pirámide invertida de influencia, aquí entran los agentes locales y su gran importancia en el escenario de actuación”.

Sobre la importancia de la construcción conversacional con los agentes implicados ha señalado que, a veces, “a los que les toca regular, tanto a nivel municipal como autonómico, tienen un déficit de información y conocimiento” y ha asegurado con rotundidad que “hay que tocar más las puertas de las personas que saben de su ámbito empresarial y profesional”. “No demos por hecho que quien tiene que decidir sabe tanto como nosotros de lo nuestro”, ha continuado. “No tengamos miedo a repetir lo que consideramos básico”.

“Hay que tocar más las puertas de las personas que saben de su ámbito empresarial y profesional sin mido a ser pesados”

Por último, haciendo referencia a sus antepasados ligados al sector, ha destacado la importancia de la industria para el desarrollo económico de un país: “No concibo el desarrollo del país sin industria y con ello competitividad y esto afecta a muchos niveles.

Como conclusión, Eduardo Madina ha aprovechado para animar a los profesionales de este sector a que creen sinergias positivas aprovechando la nueva configuración política donde poder establecer nuevas normas del juego: “Hay que hablar hasta con el ultimo decisor, sin miedo a ser pesados”.

César Luaces. Eduardo Madina, Javier Carrillo (Maxam) y Ramón Ruberte
Suscrbete

Acerca de Nuria López Contreras

Te puede interesar

Las ventas de maquinaria aumentan un 30,6% en el primer semestre del año

Las ventas de maquinaria entre enero y junio aumentaron un 30,6% con respecto al mismo periodo de 2018, con un total de ventas de 3.787 unidades vendidas, según los datos difundidos por Andicop. Se mantiene así el ritmo de crecimiento registrado en el primer semestre de 2018, que fue del 29,8%. Destaca especialmente el buen comportamiento de los mercados de compactación y elevación.

Publicidad

Cemento-Broke
BYG
La-Parrilla
Northgate

Actualidad del sector energético

Actualidad del sector del reciclaje y la clasificación

Actualidad del sector del alquiler de equipamientos