BYG

Finanzauto

Construyes! Live: el gran foro de la innovación [parte 1]

Anmopyc (Asociación Española de Fabricantes de Maquinaria para Construcción, Obras Públicas y Minería), Itainnova (Instituto Tecnológico de Aragón) y PTEC (Plataforma Tecnológica Española de Construcción) han celebrado la tercera edición de Construyes!, Jornada De Innovación Tecnológica en Maquinaria para Construcción y Minería. A pesar de la situación sanitaria por la pandemia de Covid-19 ha obligado a celebrar esta edición en un formato telemático, el evento ha contado con un panel de ponentes de primer nivel que durante tres días han analizado cómo la tecnología está cambiando el sector de maquinaria para la construcción.

Texto: Marisa Sardina y Lucas Varas

Celebrada bajo el título “La [R]evolución tecnológica del sector de la construcción: Conectar para innovar”, durante las tres jornadas temas como la digitalización o la industria 4.0 han sido las protagonistas, reafirmándose como el evento de referencia en innovación y maquinaria para la construcción y perfilando el futuro inmediato que espera al sector.
Jordi Perramón, presidente de Anmopyc, fue el encargado de un evento que, si bien perdía el factor presencial en esta edición, el hecho de celebrarse bajo un formato online permitiría a más gente conectarse al reducirse las distancias físicas: “La maquinaria va a desempeñar un papel protagonista en la revolución digital que se está produciendo en el sector de la construcción Construyes! es el mejor escaparte para descubrir cuáles van a ser los siguientes pasos hacia una maquinaria más inteligente, así como las tecnologías y procesos con confluyen en la construcción 4.0”.

Sergio Serrano, director técnico de Anmopyc, moderó la primera jornada de Construyes! 2020, que en vez de contar con un discurso de apertura al uso, arrancó su programa con una entrevista entre Jorge Cuartero, director gerente de Anmopyc, y Al Cervero, Senior Vicepresident, Technology, Content and Revenue Creation de AEM, la Asociación de Fabricantes de Equipamiento que representa al sector en Estados Unidos. En esta charla analizaron la situación del mercado, en el que el impacto de la pandemia ha jugado un papel crucial, así como el peso que tienen las nuevas tecnologías en los nuevos desarrollos. “Según la entrevistas que hemos podido realizar entre los usuarios, aproximadamente el 25% utilizan este tipo de tecnologías” señalaba Cisnero. Para el responsable de AEM, el futuro del sector en un plazo de cinco años pasa por la capacidad de las máquinas de medir todos los parámetros de su trabajo. Asimismo, en cuanto a la carrera por la electrificación, para Cisneros es importable mejorar el retorno de las inversiones y que su progreso no sea forzado la vía de la regulación sino por la propia demanda de los contratistas, como obras más silenciosas o sitios de trabajo menos contaminantes.

DigiPLACE: el tablero de juego de Europa

David Díez, consultor de Innovación Tecnología en Itainnova, el Instituto Tecnológico de Aragón, moderó la presentación de la iniciativa DigiPLACE, llevada a cabo por y Riccardo Viaggi, presidente del Comité Europeo de Equipos de Construcción (CECE) y Holger Pietzsch, videpresidente de Márketing de Hexagon Geosystems y presidente del Digital Task Force de CECE.

Como explicaba el propio David Díez, en Europa se está cociendo una iniciativa que va a revolucionar “de forma exponencial” la digitalización en el sector de construcción europeo: “El principal déficit que tenemos es la falta de colaboración entre las partes intervinientes en el proceso de construcción”. Como señaló Holger en su presentación de DigiPLACE, esto es lo que pretende paliar el proyecto en el que participan 19 organizaciones y 11 países europeos con el objetivo de generar ecosistemas de colaboración entre todas las partes intervinientes en el proceso de construcción”.
“Me molesta la comparación con el entorno de la fábrica, porque la construcción es diferente –manifestaba Holger-. No hablamos de un proceso como la fábrica donde cada día se repiten. La construcción son proyectos únicos, no es tan fácil como hacer la misma cosa cada día en la fábrica”. Un proceso en el que hay que preparar el sitio, conectar las máquinas, la gente, la información de las topografías y además tener en cuenta la interacción social de los actores y la interacción técnica. “La idea de DigiPLACE es darle vida a un trabajo colaborativo que permita tener todas estas plataformas listas e integradas para todos los actores”.

Riccardo Viaggi, entró en más detalles de este proyecto promovido por CECE en el que quiere representar un sector de la construcción que vaya más allá del BIM. “Es el principio de lo digital para los arquitectos y planificadores de obras, pero la construcción es mucho más que esto”, señalaba. En cuanto a su implantación “DigiPLACE no va a desarrollar una nueva plataforma europea de utilización obligatoria, es lo que uno puede pensar cuando la UE se pone al mando. La comisión europea nos financia para crear un entorno (Reference Architecture Framework RAF) un concepto de plataforma digital industrial para el sector de la construcción donde el sector pueda compartir y consensuar a lo largo de toda la cadena –explica-. Crear un acuerdo, algunos principios de consenso. Lo queremos hacer con todos los actores de la construcción a través de un documento que es la Strategy Roadmap. Va a ser un documento donde se explica cómo tenemos que hacer este proceso”. Esta hoja de ruta cuenta con una serie de acciones delimitadas en el tiempo y cuantificables, a desarrollar con financiación pública hasta 2027. Preguntado por el impacto de la pandemia en este proyecto, Viaggi señalaba que si bien ha alterado un calendario de eventos por toda Europa para presentar los primeros resultados, “ha mostrado la necesidad de avanzar con más voluntad para que se desarrolle la digitalización; una de las cosas que ha provocado esta pandemia es la digitalización de nuestra vida en general”.

El modelo de innovación abierta

Francisco Javier Royo, jefe del Área de Proyectos de I+D de Ferrovial Construcción, ofreció una ponencia en la que habló del modelo de innovación abierta, sus diferencias con el proceso de innovación tradicional y sus posibles beneficios. Como explicaba, se trata de un modelo que busca que “la estrategia de innovación se abra más allá de los límites de una empresa”.

Las compañías en los años 60 gestionaban la innovación de forma cerrada. “Actualmente el paradigma ha cambiado”, explica Royo. “En los últimos años hemos sufridos crisis muy importantes que han disminuido los recursos disponibles y por tanto esta innovación cerrada ha sido muy complicada, por lo que de una forma natural se ha ido pasando a un proceso de innovación abierta”.

La clave de este modelo es la colaboración con otros organismos: empresas, universidades, organismos públicos, clientes y ‘startups’, que son actores muy importantes en esta estrategia. “Es fascinante trabajar en innovación abierta, trabajar con otras organizaciones te abre mucho la mente –explica-. Las startups son agentes muy innovadores y se aprende mucho con ellos. Es importante transmitir el conocimiento del sector, hay que poner en contexto a estas ‘startups’ y adaptarnos a sus velocidades de trabajo. No son multinacionales, debemos ser realistas, estamos ante empresas pequeñas y debemos apoyarles y ayudarles y no ponerles trabas. Debemos mantenernos muy abiertos, hay que escuchar las ideas por alocadas que parezcan porque nos pueden guiar hacia el futuro de la construcción.

“Debemos mantenernos muy abiertos, hay que escuchar las ideas por alocadas que parezcan porque nos pueden guiar hacia el futuro de la construcción”

Javier Royo, jefe del Área de Proyectos de I+D de Ferrovial Construcción

Por su parte, Carlos Toledo, responsable de la Unidad de I+D+i del CDTI, explicó en su intervención las ayudas que ofrece el organismo para proyectos de I+D+i aplicados al sector de maquinaria para la construcción. Solo en Aragón se aprobaron en 2019 52 proyectos de la red PI+D+i. “Desde el CDTI os animamos a qué contéis con nosotros en vuestras actividades de innovación. Somos un socio estratégico que puede ayudar la incorporación de esas tecnologías que pueden venir de otros colaboradores. CDTI les acompaña en el camino hacia la innovación”, finalizaba Carlos Toledo.

La importancia de la estandarización

La última de las ponencias de este bloque de mañana, llevada a cabo por Fernando Utrilla, responsable de la Unidad de I+D+i de UNE, trató sobre la importancia de la estandarización a la hora de afrontar proyectos de este tipo.

La estandarización “es el desarrollo de especificaciones técnicas voluntarias mediante el consenso de todas las partes interesadas que quieran participar. Este proceso está abierto a todos quienes quieran participar en él”, comenzaba el responsable de UNE, el Organismo Nacional de Normalización desde 1986 (hasta 2016 denominado AENOR).

A diferencia de la reglamentación o la legislación, la aplicación de los estándares o normas técnicas son voluntarias. “Los objetivos de la estandarización son la calidad, seguridad y compatibilidad, así como la reducción de costes en un contexto de comercio internacional de Mercado Único Europeo”.

Su aplicación a los procesos de innovación responde a razones similares: “Un conocimiento que se genera se puede transferir de esta manera a otras entidades, a la industria y a la sociedad en general. Genera confianza en los usuarios con lo que es más fácil llegar a ellos y abrir mercados”.

“La normalización está abierta a la participación de todos y aporta beneficios a las empresas participantes y a la innovación”

Fernando Utrilla, responsable de la Unidad de I+D+i de UNE

En cuanto a su aplicación práctica, Fernando Utrilla destacaba que “estandarizar es mucho más que aplicar estándares, sino que es un paso más, es tratar de generar nuevos estándares”, Asimismo, sobre el papel de UNE resaltaba que “los organismos de normalización somos útiles cuando hacemos salir los estándares internos de un consorcio hacia fuera. Cuanto más consenso necesitan más tiempo requieren. El problema es que los proyectos tienen una financiación y pasado un tiempo no es posible, por ello esos procesos rápidos de estandarización puede ser una herramienta muy útil”.

En definitiva, la normalización está abierta a la participación de todos y aporta beneficios a las empresas participantes y a la innovación. Además, es posible utilizarla en proyectos concretos de I+D+i y anima a utilizar los instrumentos de financiación pública. “Hay multitud de oportunidades”, concluía Utrilla.

Tecnologías aplicadas a la fabricación de pegatinas

Además de la fabricación señalización industrial y de seguridad, así como de sistemas de señalización fotoluminiscente para su instalación en maquinaria, edificios e industrias, la fabricación de pegatinas es otra de las grandes vías de negocio de Implaser. Un área en la que “las nuevas tecnologías permiten generar unidades con alto valor añadido”, tal y como ha explicado Clemente Huertas, socio fundador y director general de la firma. Y en línea con esta idea, el experto ha puesto en valor la nanotecnología, la impresión funcional, las etiquetas RFID y los códigos Navilens, así como sus diferentes maneras de aplicación, destacando el “sprayado, la serigrafía o la impresión digital”.

La nanotecnología y su universo microscópico ofrecen amplias posibilidades para la industria. “Esta rama tecnológica manipula la estructura molecular de los materiales para cambiar sus propiedades intrínsecas y obtener otros con propiedades revolucionarias”, ha explicado Huertas, quien se ha referido también a sus funcionalidades, entre otras, su “acción biocida, fácil limpieza y propiedad antigrafitti”.

El gran avance en la química de materiales ha posicionado a las tecnologías de impresión como óptimas técnicas para el cambio de las funciones de los materiales. En este sentido, la impresión funcional, o tecnología basada en la incorporación de nuevas funcionalidades en materiales impresos y electrónica impresa, a través de tintas conductoras, ha dado lugar a la electrónica impresa, electroluminiscencia o sensores que pueden ser adaptados a la maquinaria. También el RFID, identificación por radiofrecuencia, se ha convertido en una de las tecnologías de mayor crecimiento en los últimos años. “Se trata de etiquetas —como ha expuesto Clemente Huertas— que transmiten por radio frecuencia y consiguen identificar el objeto que las porta, gracias a antenas que permiten comunicarse con el receptor, resultando muy útiles en el control de la fabricación, mantenimiento o control de flotas”.

En último lugar, el experto ha destacado las ventajas del código NaviLens —desarrollado por Neosistec y la Universidad de Alicante—, frente a otros marcadores artificiales, como el código de barras, el Datamatrix o los QR. Sus bondades radican en su novedoso algoritmo, basado en visión artificial, capaz de percibir diversos marcadores a distancias considerables en solo unos milisegundos. Navilens se ha implementado ya en numerosos lugares públicos de España, como líneas de trenes, autobuses o de metro, como ha señalado Clemente Huertas.

Innovación tecnológica en maquinaria para construcción

La maquinaria de la construcción viene enfrentándose desde hace años a un nuevo escenario donde la innovación y las nuevas tecnologías emergen desde las empresas como elementos clave para hacer frente a un reto que exige un cambio de cultura. Paradigma de esta realidad es AUSA, una empresa que considera la “innovación”, como un pilar clave para continuar en su senda de crecimiento. Así lo expresaba Albert Hidalgo. R&D Director de AUSA, quien ha centrado su ponencia en la aplicación que la empresa viene haciendo de las últimas tecnologías para responder así a “las demandas de los clientes en cuanto a seguridad, emisiones, impacto ambiental, facilidad de uso y eficiencia de la maquinaria móvil”.
Dentro de las tecnologías utilizadas por esta firma en su búsqueda de la innovación, Hidalgo ha se ha referido a los sistemas de “transmisiones, suspensiones, ensamblaje, hidráulico y eléctrico, y simulaciones, así como al concepto común a todos ellos que ayuda a avanzar tecnológicamente: el software. Asimismo, ha declarado que “a nivel de software, desde AUSA se han implementado diferentes opciones en las máquinas para conseguir así resolver problemas de los clientes”. Ejemplo de ello es el Smart Stop, Electronic Full Grip, Hill Holder, Automatic ECO-Mode, los Display o la reversibilidad del conductor”. En este sentido, el director de la firma ha destacado las bondades tecnológicas de la carretilla todoterreno C251H, lanzada recientemente, que cuenta con funciones avanzadas como el sistema Ecomode, que regula automáticamente las revoluciones del motor para ofrecer la mayor potencia con los menores consumos y emisiones; el Hill Holder, que detiene totalmente el vehículo sobre cualquier pendiente al levantar el pie del acelerador; un nuevo contrapeso de diseño angular con unas aperturas que favorecen el rendimiento óptimo del sistema de refrigeración; la tracción integral hidrostática controlada electrónicamente; el motor térmico Stage V de bajas emisiones; el sistema integrado de autodiagnóstico a través de la pantalla digital, así como su control remoto desde un teléfono móvil u ordenador.

Tecnología en maquinaria para movimiento de tierras

“Confort y seguridad, autodiagnosis, bajos costes de explotación, eficiencia, productividad, ecología, confort, optimización de procesos y productividad, automoción y equipos autónomos” son algunas de las claves que Stoian Markov, director general de Hidromek West, considera fundamentales en el desarrollo de la maquinaria para el movimiento de tierras de cara al futuro.
Como ejemplo de maquinaria que integra muchas de las tecnologías de vanguardia, Markov Hicon ha destacado la excavadora de ruedas 100% eléctrica Hicon 7W, punta de lanza de la firma. Una máquina inteligente y ecológica que transmite información por su pantalla trasera al operador para una conducción segura gracias al «sistema de seguridad ambiental». Sus baterías, tal y como ha detallado, “permiten trabajar a la unidad durante una jornada de 8 horas con una única carga”. Con recarga completa de la unidad en 3,15 horas o 1,5 horas en modo de carga rápida. También dispone de la opción de carga rápida puntual en 30 minutos y velocidad máxima de desplazamiento es de 30 km/h.

“Las empresas deben ver que la tecnología no es una amenaza, sino una ayuda a la eficiencia, a tomar mejores decisiones que mejoran sus procesos o que hacen la maquinaria mucho más segura”

Esther Borao, directora general de ITAINNOVA

En su análisis de los retos para la electrificación de la maquinaria destinada a la construcción, el experto ha advertido de “la imposibilidad de implementación, hoy en día, en toda la gama de los equipos, ya que “la batería limita la potencia y su aplicación; por ejemplo, cuando se trata una excavadora que trabaja en una cantera, un campo en el que todavía somos dependientes del desarrollo de las nuevas tecnologías de las baterías”, aunque el experto confía en que “con el tiempo aparecerán nuevos materiales y desarrollos que permitirán ampliar el rango de aplicaciones”.

Maquinaria eléctrica, conectada y autónoma

La bienvenida de la segunda de las tres jornadas programadas corrió a cargo de Esther Borao, directora general de Itainnova, que resaltó de la importancia de la maquinaria en el nuevo concepto de Construcción 4.0. “Esta jornada es un paso más en la apuesta de Itainnova por el sector. Hemos visto cómo la tecnología avanza cada vez más y más rápido, pero no ha habido una apuesta clara por estas tecnologías. Las empresas deben ver que la tecnología no es una amenaza, sino una ayuda a la eficiencia, a tomar mejores decisiones que mejoran sus procesos o que hacen la maquinaria mucho más segura”. Este segundo día de congreso contó además con la moderación de David Díez, consultor de Innovación Tecnológica en Itainnova.

El cumplimiento de los objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero, así como de las políticas de mejora de la calidad del aire están detrás de las fuerzas que empujan la transformación de las empresas del sector de la maquinaria para la construcción. Es el caso de Finanzauto que, tal y como ha sostenido Javier León, jefe del Departamento de Marketing de esta firma distribuidora de Caterpillar en España, “camina en la senda de crecimiento hacia la maquinaria eléctrica, conectada y autónoma”. Como paradigma de innovación en maquinaria eléctrica, el experto se ha referido al tractor D7E, del que ha destacado “su motor que impulsa un generador eléctrico que convierte la energía mecánica en corriente eléctrica alterna y, como resultado, una mayor sostenibilidad, reducidos costes de operación y mayor eficiencia de combustible”. Ya en maquinaria de mayor envergadura, también comparte las mismas ventajas el 794F, “camión de mando eléctrico que puede cargar hasta 345 toneladas”.

Otro tractor del que ha destacado Javier León su eficiencia y productividad es el D6 XE de transmisión eléctrica. “A diferencia de la D7E, la nueva unidad eléctrica D6 XE de Caterpillar será una máquina pesada de unidad alta, la primera en una topadora eléctrica de unidad eléctrica y ofrece hasta un 35 por ciento más de eficiencia de combustible y mayor agilidad”. La última innovación reseñada durante su exposición ha sido la pala de ruedas 988K XE, equipada con soluciones tecnológicas que aumentan la eficiencia operativa y el tiempo de actividad de la máquina”.

Ya en relación a los sistemas de conectividad de Caterpillar, el experto ha destacado el trabajo de la marca “para ofrecer a los clientes una flota conectada, con datos que puedan ayudar a mejorar la productividad y evitar averías”. La tecnología de conducción autónoma de Caterpillar, que puede agregarse a máquinas existentes es otro de los puntales de la firma, una innovación bien acogida por la industria minera para camiones autónomos y la operación a distancia de máquinas de carga y descarga. Como resultado —según ha detallado Javier León— ciclos de trabajos más rápidos; menos repasos, estacas y comprobaciones; menor personal alrededor de la máquina y, con ello, prevención de accidentes laborales o costes de operación más bajos.

Plataforma IoT para la gestión de maquinaria

“El sector de la construcción es el menos digitalizado después de la caza y la pesca, pero la industria 4.0 cuenta con avances técnicos muy maduros que podemos aprovechar y hacer del sector de la construcción un área más tecnológica”. Con estas palabras se expresaba Alberto Avecilla, responsable de Control y Seguimiento de Activos de Sacyr Ingeniería e Infraestructuras durante su intervención, en la que ha puesto en valor las bondades de Sacyr Tracking, un proyecto de Industria 4.0 en el sector de la construcción para la monitorización de las obras y la maquinaria, la toma de datos, y su posterior análisis. Para su desarrollo, “Sacyr ha empleado un modelo de innovación abierta, colaborando con la Zerintia, partner especializado en soluciones de industria 4.0, realidad aumentada e internet de las cosas (IoT)”, ha explicado Avecilla.

“El sector de la construcción es el menos digitalizado después de la caza y la pesca, pero la industria 4.0 cuenta con avances técnicos muy maduros que podemos aprovechar”

Alberto Avecilla, responsable de Control y Seguimiento de Activos de Sacyr Ingeniería e Infraestructuras

Sacyr Tracking es una innovadora plataforma IoT de gestión de activos que permite el seguimiento real de los equipos desplegados en grandes proyectos de construcción de infraestructuras, gestionando así la información sobre la situación y el estado de los activos en tiempo real (seguridad, producción, coste, mantenimiento, etc.) De esta forma, se consigue dotar de inteligencia al proceso de ejecución de la obra sobre el terreno con el resultado de una mejora de los procesos, pudiendo disponer de información a tiempo real que permita la toma de decisiones en un menor tiempo. En definitiva, “una única plataforma que ofrece información estratégica para la gestión de la maquinaria, mejor planificación y gestión de la producción”, ha especificado.

Este proyecto se divide en tres fases: el despliegue de sistemas de sensorización de los activos; la instalación de los sistemas de comunicación necesarios para la trasmisión de la información a repositorios centralizados; y el de análisis de los datos capturados para poder realizar la toma de decisiones en tiempo real.

Máquinas de construcción en entornos colaborativos

Durante su exposición, Javier Huarte, responsable de Robótica en Itainnova, ha mostrado cómo en el área de la construcción existen diferentes agentes que trabajan de forma coordinada/colaborativa, su interrelación, y de qué forma Itainnova, desde la automatización/robotización, gestiona su trabajo empleando sistemas de coordinación multimáquina, que comparten información del entorno. Como ejemplo y caso de uso concreto, el experto se ha referido al proyecto Autopave, cuyo objetivo general es “la automatización del proceso de compactación de pavimentos mediante la robotización y la interoperabilidad del tren de compactación con maquinaria convencional. Todo ello con el objetivo de mejorar la eficiencia, seguridad y sostenibilidad en la construcción de carreteras”.

En un entorno complicado de trabajo, donde coinciden en un mismo espacio varias máquinas y operarios, no siempre resulta fácil mantener constantes los parámetros que garanticen la máxima eficiencia. Con el desarrollo de este proyecto se asegura la secuencia de trabajo, el incremento de la seguridad de los trabajadores, reduciendo trabajos monótonos y repetitivos que pueden incurrir en la accidentalidad, así como la mejora de la sostenibilidad del proceso mediante la optimización del mismo. Las soluciones colaborativas son el resultado del trabajo en campos como el “diseño de la infraestructura de comunicaciones y un software para la secuenciación de tareas, coordinación y control del proceso; sistema de control automatizado de vehículos con capacidad para controlar y reducir la velocidad del compactador hasta detenerlo completamente; sistema de percepción y localización con capacidad de detección de obstáculos, permitiendo al robot evitar colisiones tanto con personas como con otros elementos fijos y/o estáticos y el posicionamiento global y local que consigue tener al robot localizado con precisión durante la conducción autónoma del vehículo en el entorno de la obra”, ha detallado el experto.

Pincha sobre las imágenes para ampliarlas

Suscrbete

Acerca de Lucas Manuel Varas Vilachán

Responsable del Área de Infraestructuras de Grupo TPI.

Te puede interesar

El paso de la borrasca Filomena hace que el consumo de cemento caiga un 19% en enero

En el contexto de los fondos europeos, desde Oficemen se insta a las Administraciones a que prioricen la puesta en marcha de mecanismos que permitan una transformación estructural del tejido industrial.

Publicidad

Cemento-Broke
BYG
La-Parrilla

Dominio de Tares

Actualidad del sector energético

Actualidad del sector del reciclaje y la clasificación

Actualidad del sector del alquiler de equipamientos