Page 103

Anuario TPI 2015

0pinión 103 El sector náutico levanta cabeza nmersos en plena temporada náutica, la segunda ya con datos en positivo del mercado, nuestro sector está cogiendo cierto impulso. Y, aunque muy tímidamente, se aprecian ya movimientos en cuanto a la aparición de nuevos negocios que miran hacia la náutica como una actividad en torno a la cual se puede generar negocio. Junto a los tradicionales sectores de construcción de embarcaciones de recreo, electrónica, industria auxiliar… se está abriendo un abanico de posibilidades relacionadas con los servicios a los aficionados, que desde hace unos años también están cambiando sus formas de consumir náutica. Sin ir más lejos, el chárter está creciendo de forma exponencial, lo que refleja ese cambio de tendencia del usuario final que quiere seguir disfrutando del mar y que busca opciones alternativas a la compra de un barco. Nuestras empresas, no ajenas a esta nueva realidad se están adaptando a ella. A ello, se suma una corriente de emprendimiento que vislumbra en el sector náutico posibilidades para generar negocio y empleo. Sin duda a esta evolución de la oferta y demanda, y al el crecimiento del charter en concreto, ha contribuido claramente la mejora fiscal que se aplicó a este subsector con la exención del impuesto de matriculación, un logro que conseguimos en octubre de 2013. Era una de las demandas históricas del sector náutico reivindicando el apoyo y sensibilidad de las administraciones y que supuso un importante acercamiento a la situación fiscal de nuestros mercados europeos competidores. Regulación de las titulaciones náuticas Un año más tarde, llegó una nueva medida favorable, en este caso en el marco legislativo de la náutica de recreo. Me refiero a RD que regula las titulaciones náuticas, publicado en octubre de 2014, que introdujo importantes mejoras y la actualización de nuestros títulos Carlos Sanlorenzo Secretario general de ANEN náuticos. Una norma que se completará con las atribuciones a algunos de estos títulos para desempeñar determinados servicios profesionales remunerados. El proyecto ya está en marcha, hemos conseguido que la Administración dé luz verde al borrador del RD que regulará estas atribuciones y ahora estamos trabajando en consenso con las principales entidades representativas del sector (AEGY –Asociación Española de Grandes Yates, FEAPDT –Federación Española de Asociaciones de Puertos Deportivos y Turísticos-, CME –Cluster Marítimo Español- y la CEOE desde el Consejo del Mar) para presentar las alegaciones que consideramos necesarias para que esta normativa satisfaga las necesidades reales del sector. Si estas medida han dado satisfactorios resultados, la Administración tiene que valorarlo y continuar eliminando trabas que obstaculicen el desarrollo de la náutica. Nuestro sector genera 4.800 millones de euros, a los que sumando los efectos directo (8.808 millones de euros) e inducido (3.621 millones de euros), repercute un total 17.200 millones de euros a nuestra economía. Es decir, un 0,7 % del PIB de España y 107.000 empleos, de los que 16.000 son directos. Estas cifras se pueden multiplicar como ha ocurrido en los países de nuestro entorno, Italia, Francia y Reino Unido. ¿Por qué no facilitar su desarrollo en beneficio del conjunto de nuestra economía? ¿Por qué no extender también a la venta de embarcaciones para cualquier uso, la exención del impuesto de matriculación (12% para embarcaciones de más de 8 metros de eslora) que sólo tenemos en España? Es el momento de agilizar las reformas. El mercado empieza a crecer, aunque lentamente y apoyado en la venta de embarcaciones de pequeña eslora y en el chárter; se aprecian los resultados de las medidas favorables, tanto fiscales como legislativas; y sobre todo estamos asistiendo a la aparición de una nueva tipología de negocios que contribuirán al desarrollo del sector náutico.�� I


Anuario TPI 2015
To see the actual publication please follow the link above