Page 144

Anuario TPI 2015

Director general de AEPLA, Asociación Empresarial uando hablamos u oímos hablar de parques, jardines, áreas verdes o campos de deporte, pensamos, la mayoría de las veces, en zonas de esparcimiento y recreo. Esas zonas bucólicas y útiles mejoran nuestra calidad de vida aportando un poco de naturaleza a nuestros lugares de residencia o de trabajo. Pero, ¿qué sabemos del mantenimiento de de estas zonas para que estén sanas y saludables para animales y personas que gozan de ellas? No solamente se deben mantener limpias de suciedad, que es muy importante, sino también limpias de plagas y enfermedades, y especialmente de aquellas que pueden afectar a las personas. Para asegurar este mantenimiento hay profesionales cualificados que saben cómo y cuándo hacer los tratamientos fitosanitarios, para que podamos disfrutar de zonas que además de bonitas estén libres de problemas y nos permitan disfrutar de ellas con toda confianza. Imaginemos lo poco agradable que sería llegar, por ejemplo, a jugar al golf y encontrarnos con rodales en el green en tonos pajizos, porque no se ha podido tratar contra los hongos que afectan al césped, ni tampoco nos gustaría llegar al parque al que llevamos a nuestros pequeños y ver cómo los árboles que allí hay han perdido las hojas por alguna plaga que no se ha tratado; o que nuestros Carlos Palomar para la Protección de las Plantas hijos o nosotros mismos sintamos los efectos de indeseables insectos o arañas. Todos hemos visto con preocupación la muerte de las palmeras a lo largo de la costa mediterránea estos últimos años. El debate es grande entre todos los sectores implicados: usuarios, Administración, lobbies ecológicos y así debe ser en una sociedad plural como la nuestra. La controversia es saber cómo podemos disponer de zonas verdes en perfectas condiciones realizando el mínimo de tratamientos fitosanitarios necesarios o los que tengan menos impacto con el medio para mantener la sanidad de estas zonas de esparcimiento. La Administración y los profesionales a cargo del mantenimiento garantizan que los productos fitosanitarios utilizados en estas zonas han sido evaluados de forma muy estricta, siguiendo normativas europeas y son totalmente seguros, usados correctamente y siguiendo las instrucciones de la etiqueta. Además, obligatoriamente, son realizados por personal cualificado. Por lo tanto, si lo que queremos es poder disfrutar de todas estas zonas y que estén en condiciones óptimas y seguras, hay que confiar en los profesionales responsables de recomendar los tratamientos a realizar y en los profesionales que los realizan. Disfrutemos del verde con seguridad para todos y protegiendo la salud tanto de las plantas como de los usuarios. �� 0pinión Protección de las plantas y de las personas en parques, jardines, áreas verdes y campos deportivos C 144


Anuario TPI 2015
To see the actual publication please follow the link above