Page 30

Anuario TPI 2015

30 das de nuestro entorno, hemos acumulado sin embargo importantes carencias en otras infraestructuras prioritarias que debemos resolver sin mayor demora. Así, nuestra inversión pública por habitante en infraestructuras de sanidad representa actualmente el 65% de la media de la UE28, resultando una dotación de camas hospitalarias un 25% inferior a la mediana de los países de referencia europeos, Y lo que es más grave aún, nuestra inversión en infraestructuras de educación en términos de habitante es un 40% inferior. Basta indicar que el ratio inversor en educación de formación bruta de capital por habitante en España es cuatro veces inferior al de Francia y Alemania, y casi seis veces inferior al de Reino Unido. En lo relativo a inversiones de protección del medio ambiente y del ciclo integral del agua, nuestra inversión pública representa únicamente el 52% de la media de la UE28, cuestión prioritaria a resolver si se tiene en cuenta que España es uno de los países con mayor superficie bajo estrés hídrico de la Unión Europea - en el 72% de nuestro territorio la demanda de agua supera el 40% del total de los recursos disponibles -. De hecho, solo el 60% de la población española está cubierta con tratamiento terciario de aguas, situándonos un 10% por debajo de la mediana de Alemania, Reino Unido e Italia. Para terminar, España se sitúa también a la cola en la dotación de sistemas avanzados de tratamiento de residuos urbanos e industriales. Solo el 40% de nuestros residuos urbanos son tratados con sistemas avanzados frente al 66% que se obtiene de media en las cuatro mayores economías europeas, destacando Alemania que trata el 100% de sus residuos. Los informes realizados por la consultora internacional A.T Kearney, presentados recientemente por nuestra organización, concluyen en la necesidad de invertir de forma sostenida durante la próxima década, entre 38.000 y 54.000 millones de euros, 1,7 y 2,4 veces más respectivamente que nuestro nivel actual de inversión. Y todo ello en áreas de inversión de marcado carácter social como lo son las infraestructuras del ciclo integral del agua, salud, educación, medio ambiente, urbanismo, energía, transporte, telecomunicaciones y mantenimiento. Queda por tanto mucho por hacer para perseverar en el objetivo de modernizar España y situarla en niveles similares al de las economías más avanzadas del mundo. Y para ello contamos con un colectivo empresarial que ha sido capaz de impulsar la obra civil española y sus empresas hasta alcanzar el liderazgo internacional que ostentan actualmente en el ranking de capital aportado en proyectos de infraestructuras de transporte y de servicios - 213.000 millones de dólares desde 1985 -. Es por todo ello que España no puede permitirse perder terreno frente a otras economías europeas como Inglaterra, Francia, Noruega, Suecia e Italia, que en 2014 han aprobado planes estratégicos de inversiones en infraestructuras por valor de 875.000 millones de euros, a ejecutar en un horizonte temporal de 5 a 10 años. Disponemos de los mejores profesionales y empresas, con cuyo esfuerzo debemos ser capaces de mejorar nuestro nivel de bienestar social y seguir por ello contribuyendo al desarrollo económico y social de España. �� �������������� Disponemos de los mejores profesionales y empresas, con cuyo esfuerzo debemos ser capaces de mejorar nuestro nivel de bienestar social y seguir por ello contribuyendo al desarrollo económico y social de España


Anuario TPI 2015
To see the actual publication please follow the link above