Page 47

Anuario TPI 2015

El alquiler de plataformas elevadoras móviles de personal (PEMP) repunta 47 pequeño de máquinas. Esta atomización del mercado en empresas que no están especializadas en el alquiler de PEMP va en contra de la profesionalización. ANAPAT viene trabajando durante sus 22 años de existencia en la profesionalización del sector para que la entrega de una PEMP implique un servicio completo al cliente, que significa mucho más que la cesión de una máquina. Esta labor de años ha ido dando sus frutos y los miembros de ANAPAT han incorporado las diferentes actividades que requiere un servicio completo, incluyendo la información y la formación. El reto a corto plazo sigue siendo que el cliente reconozca la calidad de este servicio, y no considere únicamente que se le entrega una máquina, sin tener en cuenta los valores añadidos adicionales que aporta el alquilador para que pueda utilizarla en óptimas condiciones y a tiempo cuando la necesita. La penetración del mercado del alquiler en España aún es baja respecto a otros países europeos y tiene aún un importante recorrido, como demuestran los datos del informe 2014 de la ERA (European Rental Association) en el cual, España ocupa el décimo lugar muy lejos del primer puesto que ostenta Suecia y a 0,64 puntos de la media. El alquiler es cada vez más una necesidad para las empresas, porque les permite sobreponerse a la incertidumbre del mercado y sus ciclos, minimizar riesgos y costes, pudiendo acceder a los equipos más avanzados tecnológicamente. Por lo tanto, el alquiler tiene unas excelentes expectativas para el futuro. Además, respecto las PEMP, podemos decir que se han convertido en un equipo con una gran aceptación en el mercado español, siendo muy valorada para la realización una gran variedad de trabajos en altura, por lo que su utilización irá en aumento en los próximos años. Aunque en la actualidad la situación política en general, incluidas las elecciones generales del 20 de diciembre, plantea ciertas incertidumbres, tenemos que ser positivos y trabajar para estar posicionados cuando está situación se supere. Para ello, los alquiladores deben revisar sus procesos y prepararse para una mejora de la actividad, puesto que en estos años han reducido sus estructuras y puede que no estén suficientemente preparadas El alquiler es cada vez más una necesidad para las empresas, porque les permite sobreponerse a la incertidumbre del mercado y sus ciclos, minimizar riesgos y costes, pudiendo acceder a los equipos más avanzados tecnológicamente para el cambio de tendencia. Las nuevas tecnologías van a seguir teniendo una gran importancia en el desarrollo de la actividad y el servicio a los clientes. Es el momento de revisar no solo nuestros procesos, sino también nuestros sistemas informáticos y de relación con los clientes, CRM, web corporativa, redes sociales, etc. La diversificación de productos y la no dependencia de un sector concreto deben ser también objetivos a tener en cuenta para evitar los errores del pasado. La seguridad de los operadores seguirá siendo un objetivo fundamental de los fabricantes y alquiladores, y las PEMP incorporarán nuevos sistemas que eviten accidentes debidos a errores humanos. Esta tendencia, unida a las normativas europeas sobre el medio ambiente, hará que el alquiler sea la mejor opción ante el alto coste que representará para las empresas tener en propiedad las máquinas, cumpliendo con las últimas novedades tecnológicas que exigirán las autoridades europeas y nacionales. En resumen, el alquiler tiene un gran futuro, especialmente el alquiler de PEMP, y aunque el mercado no va crecer exponencialmente sin llegar a niveles de 2006, sí podemos esperar una mejoría progresiva que permita a las empresas consolidar sus estructuras y establecer unos planes de mejora y renovación, que fidelicen a sus clientes y les permita un margen de ampliación de su cartera de clientes. En 16ª Convención de ANAPAT, el 7 de mayo de 2010, D. Ramón Tamames, situaba la posible recuperación de nuestro sector para 2016, y los datos actuales parecen darle la razón. Cuando le escuchábamos, pensábamos que era demasiado tiempo y que no aguantaríamos; pero lo peor ha pasado y ahora que ya estamos cerca de 2016, confiemos en su predicción y pensemos: ¡qué razón tenía! ��


Anuario TPI 2015
To see the actual publication please follow the link above