Page 76

Anuario TPI 2015

n España el sector de las infraestructuras empieza a dar señales de recuperación, y empiezan a abrirse oportunidades profesionales en ámbitos muy específicos como la alta velocidad ferroviaria, la conservación de carreteras, la eficiencia energética en edificios e instalaciones, la colaboración público privada, etc. Algo que, además, viene a confirmar un estudio de AT Kearny realizado para SEOPAN, en el que indica que España necesitará un plan de inversión sostenida en infraestructuras a 10 años de entre 38.000 y 54.000 millones de euros anuales para alcanzar el mismo nivel de bienestar social de los principales países europeos. Ahora bien, la movilidad internacional sigue siendo a día de hoy un factor de vital importancia para el inicio o el desarrollo de la carrera de los profesionales españoles. Es buen momento para aprovechar la expansión de las empresas españolas, responsables de la ejecución de grandes proyectos internacionales que convierten a España en un referente mundial en el sector de las infraestructuras. Algunos datos referidos a la actividad de las empresas españolas del sector en el exterior lo confirman: • Más del 85% de su negocio está fuera de España. • Están llevando a cabo proyectos en más del 80% de los países de la OCDE • España es líder mundial en infraestructuras de transporte. El 40% de estas infraestructuras son gestionadas por empresas españolas. En la mayoría de los países emergentes, las apuestas de los gobiernos se sustentan en ambiciosos planes de infraestructura, a corto, medio y largo plazo, que modernicen su países y supongan un punto de inflexión para su crecimiento económico. Carreteras, ferrocarriles, proyectos energéticos, puertos, edificios, aeropuertos, presas, etc., son infraestructuras de vital importancia en los próximos años, no sólo desde el punto de vista económico, también desde la perspectiva social y demográfica. América Latina, un territorio con el que tenemos muchos lazos culturales además del idioma, registrará un crecimiento en los próximos años, tal y como confirmaba el presidente del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL), el brasileño Ingo Plöger. Es ese destino, de hecho, el que tienen en cuenta gran cantidad Juan Antonio Cuartero Director General de Negocio STRUCTURALIA de profesionales españoles para progresar en su carrera. Valoran el idioma, la cultura y la presencia de empresas españolas por encima del crecimiento económico del país. Este desarrollo económico de Latinoamérica pasa sin duda por un incremento de inversiones en los sectores del petróleo, transporte, gas, energía, edificación, minería e infraestructura, donde los ingenieros y arquitectos juegan un papel muy importante. Sin embargo, a día de hoy, estos territorios tienen todavía un déficit de profesionales altamente capacitados y especializados, por lo que las empresas e instituciones locales tienen que recurrir a “incorporar” ese talento del exterior. Y es aquí donde los profesionales españoles pueden explorar oportunidades de crecimiento. Que España sea uno de los países del mundo que cuenta con mejores infraestructuras, y que una buena parte de los grandes proyectos de infraestructuras pioneros en el mundo tengan detrás empresas españolas, nos ha hecho ganar a pulso una imagen y un prestigio que sitúa a nuestros profesionales y empresas como un referente a nivel internacional. Ahora bien, sigue siendo la preparación y la formación continua el factor determinante de diferenciación para cualquier profesional en su desempeño, ya que incide positivamente en la productividad y competitividad de las empresas para las que trabajan y, también, en el desarrollo económico y social del territorio para el que llevan a cabo sus proyectos. De ello son conscientes las empresas y los profesionales. El porcentaje de alumnos que realiza alguna formación de posgrado tipo master, que complemente la excelente formación de grado recibida, crece de forma importante desde hace ya algunos años y la previsión, es que lo siga haciendo porque, junto con la experiencia, es un requisito imprescindible para poder liderar proyectos en un mundo cada vez más global y competitivo y, a la vez, más innovador y especializado. Probablemente, en este entorno tan cambiante en el que vivimos, en unos años surgirán nuevas herramientas o instrumentos que, de una forma u otra, contribuirán a seguir impulsando la carrera profesional del arquitecto e ingeniero. Por esta razón es crucial que, día a día, los profesionales se estén reinventando a sí mismos, integrando, tanto a nivel personal como profesional, todas aquellas innovaciones, tecnologías, procesos, etc., que le ayuden a seguir creciendo personalmente, diferenciándose profesionalmente y aportando valor a la sociedad. �� 0pinión La formación de los ingenieros y arquitectos españoles continúa siendo clave para su desarrollo profesional E 76


Anuario TPI 2015
To see the actual publication please follow the link above