Page 79

Anuario TPI 2015

79 En esta línea seguimos insistiendo que una colaboración coordinada entre Empresa, Administración y Academia (Universidad, Centros Tecnológicos) reduciría drásticamente los tiempos y dificultades para el desarrollo de proyectos interesantes y sostenibles. Entendiendo siempre la Sostenibilidad en concepto de equilibrio armónico entre la atención al Medioambiente, el crecimiento de la Economía y el Desarrollo Social. Las Materias Primas Minerales, por su incidencia en las necesarias infraestructuras, el transporte, la energía y otros servicios, han tenido siempre un gran efecto multiplicador en la Economía en general y en nuestro país, en particular, por su compleja orografía. Las empresas de Industrias Básicas siempre forman parte del liderazgo económico de la zona influenciada, incrementan la masa crítica y, por tanto, refuerzan el mercado asociado e incentivan los negocios logísticos. En un mundo realmente sostenible como plantea el modelo de Economía Circular, el sector minero-metalúrgico debe tomar una posición de liderazgo, desarrollando nuevas tecnologías y modelos de negocio que favorezcan la reducción, la reutilización y el reciclado de las materias primas. En este sentido, se debe potenciar la actuación dentro del marco propuesto por el Pilar II de la European Innovation Partnership (EIP). Este posicionamiento lleva al convencimiento de que el sector minero-metalúrgico debe jugar un papel de liderazgo en el desarrollo de la denominada Minería Urbana, que tiene como objetivo la recuperación de compuestos y elementos de los escombros, los productos fuera de uso y los residuos urbanos, siendo un buen ejemplo la chatarra electrónica. La formación a todos los niveles es uno de los soportes de la Industria. No se concibe un desarrollo empresarial sin disponer de los recursos humanos para el mismo y estos requieren un largo período de gestación. Se impone, pues, una política de Estado sobre la educación que, en el marco de una mejor colaboración Empresa- Universidad, y una mayor colaboración con centros de Formación Profesional y con Administraciones Públicas de carácter nacional regional o local, promueva contenidos más prácticos a la enseñanza universitaria en relación con el sector minero-metalúrgico. Dentro de este panorama, es alentador que en varias CC.AA. sigue habiendo un notable y satisfactorio desarrollo de proyectos minero-metalúrgicos y energéticos. Destaca la puesta en operación en Castilla y León del proyecto Barruecopardo, la Mina Los Santos y el proyecto Valtreixal y el proyecto Retortillo, así como otras expectativas notables que están en proceso de exploración o investigación, que conducen a que esta C.A. pase a situarse en posición relevante en el ranking de nuestro país. Por ello, en CONFEDEM hemos decidido, con la aceptación de las Autoridades de Castilla y León y en colaboración con el Colegio de Ingenieros de Minas del Centro, celebrar en Salamanca, sede indiscutible desde tiempo inmemorial del Conocimiento, una Jornada de Reflexión, Profundización y Debate sobre los conceptos y propuestas que recogemos en esta nota. Como fecha de celebración pensamos en la mitad de la primera semana del próximo mes de Octubre. Con suficiente antelación comunicaremos la fecha exacta y el programa de la Jornada. �� Y… seguimos en el camino Una colaboración coordinada entre Empresa, Administración y Academia (Universidad, Centros Tecnológicos) reduciría drásticamente los tiempos y dificultades para el desarrollo de proyectos interesantes y sostenibles


Anuario TPI 2015
To see the actual publication please follow the link above