Page 8

Anuario TPI 2015

un escenario de crecimiento con grandes oportunidades de negocio, si bien es menos optimista que el del año pasado. El número de presidentes y consejeros delegados de todo el mundo que espera una mejora de la coyuntura en los próximos doce meses ha caído en el último año del 44% al 37%. Y un 17%, más del doble que el año pasado, estima que la actividad mundial caerá. No obstante, los españoles son más optimistas y mantienen intacta la capacidad de sus negocios para generar ingresos. Así lo asegura el 39% de los encuestados, que se muestra muy confiado en que esto suceda. Además, un 47% cree que permanecerá igual y sólo un 12% piensa que caerá. El 56% de los CEOs mundiales y el 55% de los españoles califican como probable la entrada en sus mercados de compañías de otros sectores. En este sentido, las empresas de tecnología, de distribución y de comunicación, ocio y entretenimiento son vistas como la mayor amenaza. Y una amplia mayoría de los CEOs, tanto españoles como mundiales –en torno al 80%–, asegura que las nuevas tecnologías les están aportando mucho o bastante valor para mejorar la eficiencia de sus operaciones, el análisis de datos o en la mejora de la experiencia de sus clientes. Además, la encuesta refleja un aumento de doce puntos respecto al año pasado, hasta el 35%, de los primeros ejecutivos españoles que esperan que los ingresos de sus compañías se incrementen en los próximos doce meses. Esta confianza se dispara hasta el 63% cuando el horizonte temporal sobre el que se les pregunta se amplía a los próximos tres años. De hecho, el 59% de los CEOs españoles encuestados cree que ahora existen mayores oportunidades de crecimiento que hace tres años. Estas conclusiones encajan con las estimaciones de evolución que hacen los CEOs españoles de sus plantillas y que mejoran significativamente respecto del año pasado. El 43%, por ejemplo, espera aumentar plantilla (diez puntos más que en 2014), mientras que cae del 38% al 22% la proporción de los que esperan reducirla. RIESGOS El optimismo y las buenas perspectivas no están exentas de riesgos. Para PwC existen riesgos sistémicos globales con posibles efectos adversos para la economía española, destacando la evolución de precios de las materias primas y los problemas de financiación. La energía y los cambios políticos en nuestro país son los principales riesgos no económicos identificados. Para los CEOs españoles, según KPMG, los riesgos estratégicos, operacionales y de cadena de suministro son los más preocupantes a corto plazo, seguidos del riesgo de tecnologías emergentes. Coincidiendo con PwC, EY identifica el elevado precio de las materias primas, junto con los de la energía y la inflación, los principales riesgos a los que tendrán que hacer frente las pymes españolas. Por otra parte, la bajada de impuestos, el aumento de la inversión pública y la reducción de los trámites burocráticos son, en opinión de las pymes españolas, las medidas que más fortalecerían al mercado español. �� MERCADO GLOBAL 8 LA PYME TAMBIÉN SE SUMA AL OPTIMISMO Las pequeñas y medianas empresas españolas se muestran optimistas sobre la situación económica actual para hacer negocios. El informe European Mid-market Barometer de Ernst and Young (EY) de enero de este año reflejaba que el 53% de las pymes españolas consideraba que su situación actual es satisfactoria, cinco décimas por encima de las compañías alemanas y dos sobre la media europea. Asimismo, también se miraba al futuro con optimismo. En este sentido, la mayoría de las empresas de nuestro país consultadas prevén un aumento del 2% de sus ingresos en 2015, tres décimas por encima de la media europea. “Las empresas españolas han sabido adaptarse a las nuevas condiciones del mercado, han mejorado sus niveles de competitividad y eficiencia, al tiempo que han asumido con éxito el reto de la internacionalización. Esto, sumado al hecho de que la situación macroeconómica está mejorando, les permite salir reforzadas de la crisis”, explicó José Luis Perelli, presidente de EY en España. El informe también mide el clima empresarial, compuesto por el equilibrio entre la actual situación del negocio y las expectativas de resultados y beneficios. En este sentido, nuestro país, registra 51 puntos sobre 100, cuatro más que la media europea y diez puntos por encima del registrado en Alemania. El optimismo creciente entre los empresarios también repercute en la postura a la hora de crear empleo. En este sentido, el 23% de los consultados en nuestro país prevé incrementar su plantilla por encima 3%, un 68% no hará cambios y un 9% planea reducirla. MENOS OPTIMISMO FRENTE A MAYOR INVERSIÓN Y EMPLEO Según el Consenso Económico del segundo trimestre 2015 realizado por PriceWaterhouseCoopers (PwC), mediante consulta a su panel de expertos, el 67,8% de los encuestados espera un aumento de la inversión productiva de las empresas y un 76,7% un incremento de la creación de empleo este año. El consumo de las familias también mejora, según el 70,4%, y la demanda de vivienda se reactivara en los próximos seis meses, para el 47,8%. Los panelistas estiman que la economía española crecerá un 2,5% en 2015. Este Consenso Económico va en sintonía con la Encuesta Mundial de CEOs que también elabora PwC, que refleja


Anuario TPI 2015
To see the actual publication please follow the link above